SOFT MA­CHI­NE

“Hid­den De­tails” PUN­TUA­CIÓN: DYAD RE­CORDS

Metal Hammer (Spain) - - CRÍTICAS -

Es­ta­mos an­te el pri­mer ál­bum pu­bli­ca­do ba­jo el nom­bre de “Soft Ma­chi­ne” des­de 1981. La mí­ti­ca ban­da bri­tá­ni­ca, ini­cial­men­te con­for­ma­da por Ro­bert Wyatt, Mi­ke Ratled­ge, Ke­vin Ayers y Dae­vid Allen, se dio por des­man­te­la­da tras el lan­za­mien­to de su dé­ci­mo ál­bum de es­tu­dio, ‘Land of Coc­kay­ne’, ya des­pro­vis­ta de to­dos sus miem­bros fun­da­do­res. Des­de en­ton­ces, mu­chos de los mú­si­cos que pa­sa­ron por sus fi­las se han reuni­do, re­bau­ti­zán­do­se co­mo “Soft Works” o “Soft Ma­chi­ne Le­gacy”, co­mo si de se­cue­las se tra­ta­sen. Tres dé­ca­das des­pués re­na­ce de la mano de tres de sus úl­ti­mos in­te­gran­tes. John Mars­hall a la ba­te­ría (miem­bro des­de 1971), Roy Bab­bing­ton al ba­jo (miem­bro des­de 1973) y John Et­he­rid­ge a la gui­ta­rra (miem­bro des­de 1975), acom­pa­ña­dos de Theo Tra­vis a los vien­tos y el piano Fen­der Rho­des. Las in­con­ta­bles fa­ce­tas mu­si­ca­les de es­ta ban­da se ma­ni­fes­ta­ron en una con­ti­nua evo­lu­ción de su so­ni­do a lo lar­go de sus es­ca­sos quin­ce años de tra­yec­to­ria. Des­de la psi­co­de­lia, pa­san­do por el jazz más ex­pe­ri­men­tal y caó­ti­co, la mú­si­ca fu­sión mi­ni­ma­lis­ta y el rock pro­gre­si­vo de la de­no­mi­na­da “es­ce­na Can­ter­bury”, has­ta las in­fluen­cias new wa­ve. ‘Hid­den De­tails’ aú­na dos de las épo­cas cla­ve de la ban­da. Se man­tie­ne en la lí­nea de los dis­cos ‘Bund­les’ y ‘Softs’, con un no­ta­ble pro­ta­go­nis­mo de la gui­ta­rra en un ám­bi­to más cer­cano al rock pro­gre­si­vo; pe­ro res­ca­tan tam­bién el pro­ta­go­nis­mo que te­nían los vien­tos en su épo­ca más jazz fu­sión, de co­mien­zos de los 70, y que se apre­cia en sus dis­cos co­mo ‘Fourth’ o ‘Fifth’. La re­pe­ti­ción de man­tras in­mer­sos en las cam­bian­tes es­truc­tu­ras ter­mi­na de­jan­do una sen­sa­ción de “cohe­ren­te des­or­den”. Los te­mas que me­jor re­su­men to­do es­to po­drían ser la pie­za ho­mó­ni­ma o “Li­fe on Brid­ges”, en la que al­can­zan unos ni­ve­les de fre­ne­tis­mo des­bor­dan­tes. El tra­ba­jo de Et­he­rid­ge a la gui­ta­rra se me an­to­ja ex­qui­si­to, es­pe­cial­men­te en los so­los de “Bro­ken Hill” y “One Glo­ve”, y se ha­ce muy no­ta­ble la in­fluen­cia de su pre­de­ce­sor en la for­ma­ción, Allan Holds­worth. Tam­bién de­bo des­ta­car es la maes­tría y ele­gan­cia de Tra­vis a la flau­ta tra­ve­se­ra y al sa­xo­fón, al­go de lo que ya ha da­do mues­tras a lo lar­go de su ca­rre­ra mu­si­cal, co­la­bo­ran­do con ar­tis­tas co­mo Ro­bert Fripp o Ste­ven Wil­son. En re­su­men: una ex­hi­bi­ción de maes­tría y un ál­bum digno del nom­bre “Soft Ma­chi­ne”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.