LO QUE NO MA­TA, ENGANCHA

Ha­les­torm + De­vils­kin

Metal Hammer (Spain) - - ATRAPADOS - TEX­TO: DAVID RO­DRI­GO FO­TO­GRA­FÍA: DANIEL CRUZ

SA­LA BLACK BOX - MA­DRID

To­do apun­ta­ba a que nos lo íba­mos a pa­sar bien en la sa­la Black Box de Vis­ta­le­gre. Con Ha­les­torm y De­vils­kin la ve­la­da pro­me­tía es­tar car­ga­da de mu­cho rock de qui­la­tes y pro­ta­go­ni­za­da por dos gran­des vo­ces. Con la ma­yo­ría del pa­pel ven­di­do, la ex­pec­ta­ción era evi­den­te. En la co­la se apre­cia­ba una con­gre­ga­ción de fans bas­tan­te va­rio­pin­ta, con mu­chos ha­bi­tua­les, mu­chos fans muy jó­ve­nes y al­gu­nos ros­tros po­cos ha­bi­tua­les.

DE­VILS­KIN fue­ron los pri­me­ros en pi­sar el es­ce­na­rio. Era evi­den­te que con­ta­ban con bas­tan­tes fans en­tre el pú­bli­co y quie­nes no los co­no­cían que­da­ron con­ven­ci­dos muy pron­to gra­cias al buen ha­cer de la ban­da, que sa­lió a por to­das des­gra­nan­do un setlist po­ten­te y lleno de can­cio­nes con mu­cho gan­cho co­mo “Pray”, “All Fall Down”, “Moun­tains”, “Ani­mal” o una in­ten­sa co­ver del clá­si­co de DIO “Holy Di­ver”.

Jenny Sku­lan­der de­mos­tró ser una can­tan­te y front­wo­man de pri­me­ra, cau­ti­van­do al pú­bli­co con una in­ter­pre­ta­ción muy di­ná­mi­ca, lle­na de ca­ris­ma y con va­rias y acer­ta­das in­ter­ac­cio­nes con el pú­bli­co. “Ves­sel”, “Un­til You Bleed”, “Little Pills” o “Vio­la­tion” fue­ron al­gu­nos de los te­mas en­car­ga­dos de po­ner el pun­to final a la ac­tua­ción de De­vils­kin, de­jan­do al pú­bli­co to­tal­men­te pre­pa­ra­do pa­ra re­ci­bir a Ha­les­torm y con una ban­da más a la que se­guir de cer­ca.

Lzzy Ha­le y com­pa­ñía sa­lie­ron al es­ce­na­rio con

“Do Not Dis­turb” dis­pues­tos a ter­mi­nar es­ta fa­se de su gi­ra de la ma­jor for­ma po­si­ble: con un con­cier­ta­zo que sir­vie­ra de pre­sen­ta­ción y ro­da­je pa­ra el re­cien­te “Vi­cious” y co­mo reivin­di­ca­ción y re­cor­da­to­rio de que Ha­les­torm son uno de los gru­pos de rock du­ros más en for­ma de la es­ce­na, con una per­so­na­li­dad arro­lla­do­ra y una ca­pa­ci­dad crea­ti­va e in­ter­pre­ta­ti­ve en­vi­dai­ble.

La ban­da des­pren­de y con­ta­gia una ener­gía úni­ca e im­pra­ble que ha­ce sus con­cier­tos ver­da­de­ras fies­tas. Te­mas co­mo “Lo­ve Bi­tes (So Do I)”, “Mz. Hy­de”, “Black Vul­tu­res”, “Whi­te Dress” o “Amen” lle­va­ron al pú­bli­co y a la ban­da en vo­lan­das du­ran­te una ac­tua­ción en la que no hu­bo lu­gar pa­ra du­das, re­ce­sos ni mo­men­tos va­cíos: so­lo hu­bo tiem­po pa­ra la mú­si­ca y pa­ra dis­fru­tar del enor­me ta­len­to de Lzzy co­mo front­wo­man.

La ban­da tu­vo buen so­ni­do y su­po ha­cer­se pron­to con una sa­la com­pli­ca­da, con una dis­tri­bu­ción po­co prác­ti­ca que di­fi­cul­ta que par­te del pú­bli­co ten­ga una pers­pec­ti­va óp­ti­ma del es­ce­na­rio. Re­cor­de­mos que la ban­da iba ac­tuar ori­gi­nal­men­te en una sa­la de me­nor afo­ro, pe­ro fi­nal­men­te el show tu­vo que tras­la­dar­se a es­te em­pla­za­mien­to por la gran de­man­da de en­tra­das. Y lo cier­to es que el afo­ro era en­vi­dia­ble. No obs­tan­te, con te­mas co­mo “Vi­cious” o “Freak Li­ke Me” (y un in­ten­so so­lo de ba­te­ría en­tre me­dias) la ban­da tie­ne to­do lo que ha­ce fal­ta pa­ra que has­ta el fan más ale­ja­do del es­ce­na­rio sien­ta el ca­lor y la fuer­za que des­pren­de es­ta ban­da. Sin du­da Ha­les­torm se me­re­cen la tra­yec­to­ria as­cen­den­te que tie­nen y mu­cho más: pa­ra mí son cla­ros can­di­da­tos a en­ca­be­zar car­te­les de fes­ti­vals de re­nom­bre de aquí a no mu­cho. Su show en Ma­drid fue uno de los con­cier­tos más in­ten­sos y di­ver­ti­dos a los que he asis­ti­do es­ta tem­po­ra­da y, creed­me, he es­ta­do en unos cuan­tos.

En su show des­ta­ca­ron clá­si­cos co­mo los men­cio­na­dos “Lo­ve Bi­tes (So Do I)” y “Mz. Hy­de” o la ar­chi­co­no­ci­da “I Miss The My­sery”, pe­ro tam­bién la po­ten­te “Apo­caly­ptic” de su an­te­rior ál­bum, la sal­va­je “Skulls” de su re­cien­te dis­co o la hím­ni­ca “He­re’s To Us”, que nos de­jó en bra­zos del cie­rre ha­bi­tual con “She Won’t Mind”.

Ex­ce­len­te con­cier­to. Que vuel­van pron­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.