ROT­TING CHRIST

“Te­ne­mos que es­tar allí dón­de quie­ran ver­nos”

Metal Hammer (Spain) - - CONTENIDO - TEX­TO: DAVID RO­DRI­GO FO­TO­GRA­FÍA: IRE­NE SE­RRANO

Rot­ting Christ aca­ban de cum­plir trein­ta años de ca­rre­ra y su paso por Ma­drid jun­to a Wa­tain y Pro­fa­na­ti­ca era una opor­tu­ni­dad per­fec­ta pa­ra sen­tar­nos con su lí­der Sa­kis To­lis y ha­blar del pre­sen­te, fu­tu­ro y pa­sa­do del gru­po: ¿Có­mo va la gi­ra por aho­ra?

Bas­tan­te bien la ver­dad. Es­ta­mos te­nien­do muy bue­nos con­cier­tos y cla­ro, co­mo siem­pre hay mo­men­tos bue­nos y mo­men­tos ma­los. Es una lo­cu­ra. Aho­ra mis­mo el es­ta­do men­tal es un po­co lo­co, por­que ya sa­bes, to­cas to­das las no­ches, tie­nes fies­ta to­das las no­ches, y pue­de re­sul­tar di­fí­cil cen­trar­se.

Aca­ba pa­san­do fac­tu­ra ¿ver­dad? Es de­cir, es­to es Black Me­tal y los con­cier­tos son du­ros, y to­car to­das las no­ches, más las fies­tas y la vi­da en la ca­rre­te­ra…

Sí, pe­ro ¿sa­bes? In­ten­ta­mos ser más sa­nos que an­tes. No be­ber ni me­nos em­bo­rra­char­nos o aca­bar mal, por­que eso aca­ba afec­tan­do a los shows y ten­go mu­cho res­pe­to por to­dos los fans que vie­nen a ver­nos ca­da no­che y que se me­re­cen que de­mos lo me­jor de no­so­tros mis­mos. Así que in­ten­ta­mos man­te­ner­nos más sa­nos, ya no so­mos unos cha­va­les.

Sois una ban­da que gi­ráis mu­cho, y ade­más gi­ráis por si­tios con­flic­ti­vos, co­mo paí­ses en gue­rra co­mo el ca­so de Ucra­nia re­cien­te­men­te, o paí­ses sud­ame­ri­ca­nos dón­de el Black Me­tal no es­tá bien re­ci­bi­do por el es­ta­do…

Sí, he­mos to­ca­do en Ru­sia, en Su­da­mé­ri­ca, en Su­dá­fri­ca, es­tu­vi­mos en la cár­cel un día en Geor­gia… Es­tas co­sas nos pa­san a me­nu­do en nues­tro día a día co­mo ban­da y es al­go con lo que apren­de­mos a vi­vir a pe­sar de lo mo­les­to que pue­de lle­gar a ser, pe­ro pa­ra no­so­tros co­mo ban­da lo más im­por­tan­te es la mú­si­ca y lle­var­la a dón­de los fans quie­ren es­cu­char­la. Nos pre­gun­tan que por qué to­ca­mos en la In­dia o en Sri Lan­ka… bueno, pues por­que hay me­ta­le­ros allí que quie­ren ver­nos y te­ne­mos que es­tar allí. Ese es el es­pí­ri­tu.

Pa­ra mu­chas ban­das de Black Me­tal es­te es­ti­lo es más que la mú­si­ca, tras­cien­de de los es­ce­na­rios y se ve re­fle­ja­do en sus vi­das, de for­ma es­pi­ri­tual o po­lí­ti­ca ¿Có­mo es pa­ra Rot­ting Christ?

Pa­ra mí la mú­si­ca es lo más im­por­tan­te e in­ten­to man­te­ner la mú­si­ca de Rot­ting Christ ale­ja­da de con­tex­tos po­lí­ti­cos. No te­ne­mos nin­gún men­sa­je en ese sen­ti­do. So­mos gen­te de la vie­ja es­cue­la y tra­ta­mos de man­te­ner vi­vo el es­pí­ri­tu black me­ta­le­ro de mos­trar el la­do oscuro de nues­tras men­tes, pe­ro na­da más.

Ha­blan­do de mú­si­ca, ha­ce ya más de dos años de “Ri­tual” ¿Cuán­do va­mos a es­cu­char lo nue­vo de Rot­ting Christ?

Pues el pri­mer ade­lan­to sa­le en un mes, y el dis­co lle­ga­rá en Fe­bre­ro de 2019.

¿Qué nos pue­des con­tar de es­te dis­co?

Aca­ba­mos de ter­mi­nar­lo ¡ah! ¡Es­ta es mi pe­sa­di­lla! - Cuan­do ter­mi­na­mos un dis­co siem­pre me co­mo mu­cho la ca­be­za pen­san­do si es­ta­rá bien, si le gus­ta­rá a la gen­te, si es­ta de­ci­sión o aque­lla eran las co­rrec­tas… es al­go nor­mal su­pon­go, pe­ro me sien­to al­go in­se­gu­ro siem­pre. Es un dis­co de ca­li­dad, no sé si a la gen­te le gus­ta­rá más o me­nos, pe­ro tie­ne ca­li­dad. Es­tá bas­tan­te cer­ca de dón­de lo de­ja­mos con Ri­tual, con más gui­ta­rras y creo que he­mos he­cho un dis­co con mu­cha al­ma, lo he­mos pues­to to­do en es­te dis­co.

¿Có­mo lo com­pa­ra­rías con “Ri­tual”?

Es­tá bas­tan­te cer­ca la ver­dad, pe­ro con más gui­ta­rras y qui­zás al­go más me­ló­di­co.

En Rot­ting Christ po­de­mos dis­tin­guir tres eta­pas di­fe­ren­cia­das en cuan­to a la evo­lu­ción de vues­tro so­ni­do. Qui­zás en­tre la eta­pa in­ter­me­dia y es­ta úl­ti­ma más re­cien­te hay un dis­co, “Aea­lo”, que fue al­go con­tro­ver­ti­do: pa­ra mu­cha gen­te es lo me­jor que ha­béis he­cho nun­ca y pa­ra otros es un fra­ca­so ab­so­lu­to. Han pa­sa­do ya diez años des­de ese dis­co ¿Có­mo te sien­tes con el dis­co hoy en día?

Lo sien­to co­mo par­te de mi fa­mi­lia por­que es una de mis crea­cio­nes. Creo que es un dis­co de mu­cha ca­li­dad, no en­tro en las va­lo­ra­cio­nes per­so­na­les de ca­da uno por­que lue­go to­do el mun­do tie­ne gus­tos di­fe­ren­tes y de­más, pe­ro hay mu­cha ca­li­dad en el dis­co y le pu­si­mos to­da nues­tra ener­gía y nues­tras ga­nas cuan­do lo hi­ci­mos ha­ce diez años. A mi me gus­ta mu­cho.

Es­te años ha­béis lan­za­do una edi­ción con­me­mo­ra­ti­va de vues­tros 30 años con los pri­me­ros trabajos y de­mos. Es una edi­ción muy bo­ni­ta ¿Pla­neais ce­le­brar es­te cum­plea­ños en di­rec­to de al­gu­na ma­ne­ra?

No. Lo ce­le­bra­mos con es­te lan­za­mien­to. Me gus­ta mu­cho es­te so­ni­do clá­si­co por­que he cre­ci­do con él y creo que es bo­ni­to re­cor­dar­lo y ver de dón­de ve­ni­mos, y dar­le la opor­tu­ni­dad a al­gu­nos fans de ha­cer­se con ma­te­rial que qui­zás no era tan fá­cil de en­con­trar, pe­ro aho­ra es­ta­mos en otra eta­pa.

Cuan­do mi­ras esos pri­me­ros dis­cos y de­mos y ese so­ni­do clá­si­co, y al mis­mo tiem­po es­tás tra­ba­jan­do en un nue­vo dis­co ¿Có­mo evi­tas au­to-in­fluen­ciar­te y vol­ver a caer en ese so­ni­do pri­mi­ge­nio? ¿No te sien­tes ten­ta­do de caer en la me­lan­co­lía?

No, la ver­dad es que no. Me gus­ta ese so­ni­do, pe­ro con­ci­bo Rot­ting Christ co­mo una ban­da que es­tá siem­pre en mo­vi­mien­to, siem­pre avan­zan­do. A ve­ces con pa­sos más gran­des y otras con pa­sos más pe­que­ños, pe­ro siem­pre ha­cia de­lan­te. In­ten­ta­mos man­te­ner el es­pí­ri­tu y la esen­cia, pe­ro siem­pre bus­can­do nue­vos ca­mi­nos. Si vol­vié­ra­mos a ha­cer lo que hi­ci­mos ha­ce 25 años… no se­ría al­go bueno, pri­me­ro por­que se­gu­ra­men­te no que­da­ría igual y se­gun­do por­que creo que mos­tra­ría fal­ta de crea­ti­vi­dad y am­bi­ción. Se­ría el final de la ban­da.

Sa­kis, en el Black Me­tal siem­pre ha ha­bi­do un com­po­nen­te im­por­tan­te de es­pi­ri­tua­li­dad, pa­ra los fans y pa­ra los mú­si­cos de la es­ce­na ¿Có­mo es es­to den­tro de Rot­ting Christ?

Es cier­to. Siem­pre hay una car­ga es­pi­ri­tual en nues­tra mú­si­ca. So­mos per­so­nas muy es­pi­ri­tua­les. Soy el prin­ci­pal com­po­si­tor y an­tes de es­cri­bir una can­ción siem­pre paso tiem­po le­yen­do, me­di­tan­do y bus­cán­do­me a mí mis­mo y lo que quie­ro re­fle­jar de mí en ca­da te­ma. Es com­ple­to, pe­ro es lo que ha­ce es­pe­cial la mú­si­ca: es un re­fle­jo de quien soy.

Y a la ho­ra de lle­var­lo al di­rec­to ¿Có­mo con­si­gues man­te­ner esa car­ga es­pi­ri­tual?

Es di­fí­cil. Per­so­nal­men­te una ho­ra an­tes del con­cier­to siem­pre me sien­to so­lo y me­di­to, pien­so so­bre dón­de es­toy y por qué y qué es lo que ten­go que ha­cer. Tam­bién lle­vo cin­co años sin be­ber al­cohol pa­ra man­te­ner­me en bue­na for­ma, por­que fí­si­ca­men­te pa­sa fac­tu­ra.

Creo que con es­to he­mos ha­bla­do de to­do lo im­por­tan­te pa­ra es­ta en­tre­vis­ta, nos guar­da­re­mos al­gu­nas co­sas pa­ra cuan­do sal­ga el nue­vo dis­co, así que por aho­ra te ce­do el es­pa­cio pa­ra de­cir lo que quie­ras a vues­tros fans:

Dar las gra­cias por el apo­yo y re­cor­dar que en Fe­bre­ro sa­le el nue­vo dis­co “The He­re­tics”, que el mes que vie­ne sal­drá el pri­mer ade­lan­to y des­pués de tres o cua­tro se­ma­nas es­ta­re­mos ha­cien­do el pri­mer show de pre­sen­ta­ción tam­bién. Es­pe­ra­mos ve­ros por allí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.