IEC apun­ta­la el va­lor del co­bre en la ener­gía sos­te­ni­ble

Metales & Metalurgia - - RECUPERACIÓN & RECICLAJE -

NO ES PO­SI­BLE CON­VER­TIR UNA CIU­DAD EN SMART CITY SIN CO­BRE. LA URBE DEL FU­TU­RO SE CON­CI­BE CO­MO UNA CIU­DAD IN­TE­LI­GEN­TE, ENERGéTICAMENTE EFI­CIEN­TE, ME­DIOAM­BIEN­TAL­MEN­TE RES­PON­SA­BLE Y CA­PAZ DE RES­PON­DER A LAS NE­CE­SI­DA­DES DE SUS HA­BI­TAN­TES PA­RA ME­JO­RAR SU CA­LI­DAD DE VI­DA.

En la ac­tua­li­dad, las ciu­da­des es­tán cre­cien­do a un rit­mo sin pre­ce­den­tes: ca­si el 80% de la po­bla­ción tan­to en Es­pa­ña co­mo en el con­jun­to de la Unión Eu­ro­pea re­si­de en ciu­da­des. Es­te rá­pi­do cre­ci­mien­to con­lle­va va­rios re­tos sos­te­ni­bles que van des­de un ma­yor con­su­mo de re­cur­sos has­ta un au­men­to de los re­si­duos y de la con­ta­mi­na­ción. De he­cho, las ciu­da­des son res­pon­sa­bles del 70-80% del con­su­mo de ener­gía en la UE y del mis­mo por­cen­ta­je del to­tal de emi­sio­nes de CO2 .

El co­bre desem­pe­ña un pa­pel fun­da­men­tal pa­ra afron­tar es­tos re­tos sos­te­ni­bles, ya que con­tri­bu­ye a la des­car­bo­ni­za­ción y a una ma­yor efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Sus pro­pie­da­des úni­cas, que in­clu­yen una ex­ce­len­te con­duc­ti­vi­dad eléc­tri­ca y tér­mi­ca, una lar­ga vi­da útil y la po­si­bi­li­dad de ser 100% re­ci­cla­do al fi­nal de la mis­ma, lo ha­cen im­pres­cin­di­ble en la con­fi­gu­ra­ción de ciu­da­des más in­te­li­gen­tes y ver­des en un fu­tu­ro no tan le­jano.

Más de 100 apli­ca­cio­nes en la edi­fi­ca­ción sos­te­ni­ble

El 40 % del con­su­mo to­tal de ener­gía y el 35% de las emi­sio­nes de CO2 en la UE co­rres­pon­den a los edi­fi­cios. Es por ello, que las au­to­ri­da­des eu­ro­peas es­tán in­cor­po­ran­do no­ve­da­des re­gu­la­to­rias, co­mo la re­no­va­da Di­rec­ti­va Eu­ro­pea de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca en los Edi­fi­cios (EPBD), que es­ta­ble­ce que los edi­fi­cios de nue­va cons­truc­ción de­be­rán te­ner un con­su­mo de ener­gía ca­si nu­lo a par­tir del 31 de di­ciem­bre de 2020 (fi­na­les de 2018 pa­ra los nue­vos edi­fi­cios pú­bli­cos).

Las apli­ca­cio­nes del co­bre en la cons­truc­ción sos­te­ni­ble son ca­si ili­mi­ta­das, con más de 100 po­si­bles usos: des­de las ne­ce­si­da­des bá­si­cas de agua, elec­tri­ci­dad y cli­ma­ti­za­ción has­ta la au­to­ma­ti­za­ción de los edi­fi­cios, los pa­ne­les so­la­res y los pun­tos de car­ga pa­ra vehícu­los eléc­tri­cos. En su con­jun­to, es­tas apli­ca­cio­nes tie­nen un in­men­so im­pac­to po­si­ti­vo en la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y el ren­di­mien­to me­dioam­bien­tal de los edi­fi­cios.

Ob­je­ti­vo: mo­vi­li­dad con ce­ro emi­sio­nes

Ade­más, la úl­ti­ma re­vi­sión de la di­rec­ti­va EPBD pro­mue­ve la mo­vi­li­dad eléc­tri­ca con la in­tro­duc­ción de pun­tos de re­car­ga en edi­fi­cios nue­vos no re­si­den­cia­les y aque­llos que lle­ven a ca­bo una re­for­ma sus­tan­cial. En la ac­tua­li­dad, el trans­por­te en ca­rre­te­ra ge­ne­ra el 20% del CO2 que se emi­te en la UE, una ci­fra que po­dría re­du­cir­se en 1/3 con la im­plan­ta­ción ge­ne­ra­li­za­da de los vehícu­los eléc­tri­cos.

En nues­tro país, los da­tos re­fle­jan un as­cen­so por­cen­tual de ca­si el 120% de ma­tri­cu­la­cio­nes de vehícu­los eléc­tri­cos en el pri­mer cua­tri­mes­tre de 2018 con res­pec­to al año an­te­rior, se­gún da­tos de AN­FAC - Aso­cia­ción Es­pa­ño­la

de Fa­bri­can­tes de Au­to­mó­vi­les y Ca­mio­nes. El co­bre es un com­po­nen­te esen­cial tan­to pa­ra la fa­bri­ca­ción de es­tos vehícu­los (un vehícu­lo eléc­tri­co con­tie­ne en­tre 70-90 kg de co­bre fren­te a los cer­ca de 20 kg de me­dia de un vehícu­lo de com­bus­tión), co­mo pa­ra los equi­pos de car­ga y la co­ne­xión a la red eléc­tri­ca.

Una apues­ta por las ener­gías re­no­va­bles

El au­men­to de la de­man­da ener­gé­ti­ca de­bi­do a la con­cen­tra­ción de po­bla­ción en nú­cleos ur­ba­nos obli­ga a lle­var a ca­bo una tran­si­ción ener­gé­ti­ca que ga­ran­ti­ce el su­mi­nis­tro. Así, di­cha tran­si­ción ener­gé­ti­ca ya se es­tá lle­van­do a ca­bo en las ur­bes que quie­ren con­ver­tir­se en smart ci­ties, me­dian­te un in­cre­men­to pro­gre­si­vo en la uti­li­za­ción de ener­gías re­no­va­bles, co­mo la ener­gía so­lar tér­mi­ca, fo­to­vol­tai­ca, eó­li­ca y geo­tér­mi­ca.

Pa­ra op­ti­mi­zar su efi­cien­cia, en es­tos sis­te­mas de ener­gías re­no­va­bles se pue­de lle­gar a uti­li­zar has­ta 12 ve­ces más co­bre que en los sis­te­mas tra­di­cio­na­les. Ade­más, las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias en la in­fraes­truc­tu­ra de trans­mi­sión y dis­tri­bu­ción, con re­des ener­gé­ti­cas in­te­li­gen­tes y co­nec­ta­das, tam­bién su­po­nen un ma­yor uso del co­bre.

Un ma­te­rial du­ra­de­ro y sos­te­ni­ble

El co­bre re­sul­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra la crea­ción y fun­cio­na­mien­to de las ciu­da­des in­te­li­gen­tes y eco­ló­gi­cas del fu­tu­ro. De he­cho, se es­ti­ma que pa­ra 2050 la de­man­da de co­bre en la UE au­men­ta­rá en 20 mi­llo­nes de to­ne­la­das, lo que su­po­ne un in­cre­men­to anual de me­dia del 14%. Con las re­ser­vas de co­bre co­no­ci­das y los re­cur­sos dis­po­ni­bles, es­te au­men­to en la de­man­da no su­po­ne nin­gún ries­go de abas­te­ci­mien­to.

Ade­más, el co­bre es uno de los po­cos ma­te­ria­les que pue­de re­ci­clar­se una y otra vez sin que pier­da nin­gu­na de sus pro­pie­da­des. La uti­li­za­ción de co­bre re­ci­cla­do ge­ne­ra un aho­rro ener­gé­ti­co de un 80-90% con res­pec­to al que se pro­du­ce en las mi­nas. Se cal­cu­la que, hoy en día, 2/3 de las 550 to­ne­la­das de co­bre pro­du­ci­das des­de 1900 es­tán to­da­vía en uso.

Se­gún Ber­nard Res­paut, CEO del Ins­ti­tu­to Eu­ro­peo del Co­bre, “la elec­ción de las tec­no­lo­gías y de los ma­te­ria­les ade­cua­dos nos per­mi­ti­rá cons­truir ciu­da­des más eco­ló­gi­cas y sos­te­ni­bles pa­ra el fu­tu­ro. Es­tas so­lu­cio­nes no só­lo be­ne­fi­cia­rán al me­dioam­bien­te y me­jo­ra­rán la efi­cien­cia, sino que ha­rán de nues­tras ciu­da­des, lu­ga­res pa­ra vi­vir de for­ma más sa­lu­da­ble y fe­liz. La in­dus­tria del co­bre se com­pro­me­te a ser par­te de es­ta trans­for­ma­ción, ade­más de a mi­ni­mi­zar en to­do lo po­si­ble nues­tro im­pac­to so­bre el me­dioam­bien­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.