Im­pul­so a la In­dus­tria y el Me­dio Am­bien­te

Metales & Metalurgia - - TRIBUNA | SUMARIO -

Ac­tual­men­te asis­ti­mos a un pe­rio­do de cons­tan­te cam­bio. Un pe­rio­do en el que pro­fun­dos cam­bios en el mo­de­lo eco­nó­mi­co de­ter­mi­nan de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va el mo­de­lo de desa­rro­llo in­dus­trial y el desa­rro­llo me­dioam­bien­tal con el que con­vi­vi­rán las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes. Tal cam­bio tie­ne que ver con con­cep­tos sin los que no es po­si­ble cons­truir un fu­tu­ro ya: la des­car­bo­ni­za­ción de la eco­no­mía y la eco­no­mía cir­cu­lar.

Nues­tra in­dus­tria es­tá pre­pa­ra­da para afron­tar es­te re­to y con­vi­ve des­de ha­ce años con con­cep­tos tan con­sus­tan­cia­les a la eco­no­mía cir­cu­lar co­mo es la mi­ni­mi­za­ción de im­pac­tos am­bien­ta­les de la ac­ti­vi­dad, el re­ci­cla­je y apro­ve­cha­mien­to de los re­cur­sos con­te­ni­dos en los pro­duc­tos fue­ra de uso, la me­jo­ra de la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca tan­to en sus pro­ce­sos in­dus­tria­les co­mo en los pro­duc­tos que po­ne en el mer­ca­do, la mi­ni­mi­za­ción y ra­cio­na­li­za­ción del consumo de ma­te­rias pri­mas, etc.

Sien­do im­por­tan­te el re­to que se plan­tea, es ac­tual­men­te re­le­van­te tam­bién el mo­men­to po­lí­ti­co al que asis­ti­mos y que de­ter­mi­na­rá el desa­rro­llo e im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas con enor­me im­pac­to en la ac­ti­vi­dad in­dus­trial: elec­cio­nes ge­ne­ra­les, elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, elec­cio­nes al Par­la­men­to Eu­ro­peo y nue­va Co­mi­sión Eu­ro­pea.

En tal con­tex­to de cam­bio es en el que que­re­mos re­cor­dar al­gu­nos ele­men­tos que con­si­de­ra­mos muy re­le­van­tes para ase­gu­rar que un desa­rro­llo sos­te­ni­ble del me­dio am­bien­te sea tam­bién, co­mo cree­mos que pue­de ser­lo, un pro­ce­so igual­men­te sos­te­ni­ble para la in­dus­tria y por en­de para el em­pleo en la UE:

• Uni­dad de mer­ca­do. Es pre­ci­so ha­cer fren­te a la com­ple­ji­dad y dis­per­sión nor­ma­ti­va, tra­ba­jan­do por una trans­po­si­ción nor­ma­ti­va a de­re­cho in­terno que sea lo más sim­ple y cohe­ren­te po­si­ble, y cu­yos cri­te­rios (ba­sa­dos en eva­lua­cio­nes de im­pac­to tam­bién para la in­dus­tria y el em­pleo) ga­ran­ti­cen cri­te­rios am­bien­ta­les pro­por­cio­na­dos, úni­cos y ho­mo­gé­neos en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal. • Es­ta­bi­li­dad y pre­vi­si­bi­li­dad del mar­co le­gis­la­ti­vo. Ello es fun­da­men­tal para la com­pe­ti­ti­vi­dad de las em­pre­sas y pro­mo­ver in­ver­sio­nes. De­be con­si­de­rar­se la co­rrec­ta im­ple­men­ta­ción de la nor­ma­ti­va vi­gen­te an­tes de ini­ciar cons­tan­tes pro­ce­sos de re­vi­sión nor­ma­ti­va co­mo los que se aco­me­ten. Una le­gis­la­ción am­bien­tal sen­ci­lla y ar­mo­ni­za­da en to­da la Unión Eu­ro­pea es la úni­ca ca­paz de go­zar del com­pro­mi­so de to­da la in­dus­tria, sea cual sea el ta­ma­ño de és­ta.

• Pro­fun­di­zar el diá­lo­go con la in­dus­tria. La opi­nión y co­la­bo­ra­ción de la in­dus­tria es fun­da­men­tal para, en­ten­dien­do me­jor la reali­dad sobre la que se le­gis­la, se pue­da en ma­yor me­di­da pro­cu­rar los ins­tru­men­tos ade­cua­dos para un en­torno am­bien­tal e in­dus­trial­men­te sos­te­ni­bles.

• Vi­gi­lan­cia e ins­pec­ción del mer­ca­do. El más gra­ve de los pro­ble­mas a que hoy se en­fren­tan las in­dus­trias en su com­pro­mi­so con el desa­rro­llo nor­ma­ti­vo en ma­te­ria de me­dio am­bien­te es que fren­te a una in­te­gra­ción res­pon­sa­ble del cos­te de ta­les po­lí­ti­cas por una sig­ni­fi­ca­ti­va par­te de las em­pre­sas, hay otras que no in­te­gran­do ta­les res­pon­sa­bi­li­da­des y cos­tes, ope­ran tran­qui­la­men­te en el mer­ca­do sin que la ac­ción ins­pec­to­ra y san­cio­na­do­ra les al­can­ce.

• La com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal es glo­bal y la le­gis­la­ción am­bien­tal de­be te­ner­lo en cuen­ta. Las em­pre­sas ope­ran en en­tor­nos glo­ba­les y es pre­ci­so te­ner­lo en cuen­ta para evi­tar ries­go de des­lo­ca­li­za­cio­nes de em­pre­sas a ter­ce­ros paí­ses en los que ta­les es­tán­da­res más ri­gu­ro­sos de la UE no exis­ten (des­pla­zan­do tam­bién el im­pac­to am­bien­tal sin por ello co­rre­gir­lo sino más bien to­do lo con­tra­rio). Por otra par­te es pre­ci­so un ade­cua­do con­trol en fron­te­ras de pro­duc­tos que no siem­pre cum­plen los es­tric­tos es­tán­da­res me­dioam­bien­ta­les de la UE y que inun­dan nuestros mer­ca­dos. En de­fi­ni­ti­va, sien­do mu­chas y re­le­van­tes las pro­pues­tas y desa­rro­llos le­gis­la­ti­vos que tras la con­for­ma­ción de to­das es­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes nos ha­brán de lle­gar, he­mos que­ri­do en es­ta no­ta sim­ple­men­te re­fe­rir aque­llos ele­men­tos muy ne­ce­sa­rios para esa in­dus­tria que que­re­mos po­ten­ciar y la que in­vi­ta­mos des­de aquí a escuchar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.