El dia­rio de Be­go

Mi Casa - - Mimomento Sofá Y Mantita -

Si du­ran­te la se­ma­na no pa­ras y pa­sas más tiem­po fue­ra de ca­sa que den­tro, es ló­gi­co y del to­do com­pren­si­ble que no quie­ras sa­lir de tu ho­gar. El cuer­po es sa­bio. Te pi­de des­can­sar. Tu men­te lo agra­de­ce. Ade­más, hay es­tu­dios que lo co­rro­bo­ran, que afir­man que prac­ti­car el nes­ting — ani­dar o que­dar­se en ca­sa— es be­ne­fi­cio­so pa­ra la sa­lud. Tu y yo ya lo in­tuía­mos, ¿ver­dad?

• El so­fá y man­ta, con es­ti­lo. El frío ani­ma a recogerse y a bus­car re­fu­gio en el ho­gar, a des­can­sar o a rea­li­zar úni­ca­me­ne ac­ti­vi­da­des que ape­tez­can. Si lo que nos ro­dea, ade­más, es una de­co­ra­ción ul­tra­cá­li­da, la ex­pe­rien­cia es un pla­cer y has­ta una te­ra­pia. Eso sí, el so­fá y man­ta que se prac­ti­ca­ba años atrás se nos pue­de que­dar cor­to. Me­jó­ra­lo con una ver­sión más chic, de ten­den­cia. Co­ji­nes de pe­lo con tac­to ma­ra­vi­llo­so, una man­ta la­nu­da o de pun­to que re­con­for­ta, una su­til ilu­mi­na­ción am­bien­tal, tu be­bi­da ca­lien­te en una ta­za con buen di­se­ño y ro­pa có­mo­da, pe­ro tam­bién es­ti­lo­sa: ho­me­wear con cár­di­gans, jog­gers an­chos de pun­to, pan­ta­lo­nes y su­da­de­ras de ter­cio­pe­lo…

• Que­dar­se en ca­sa no es ser un er­mi­ta­ño. In­clu­so aque­llos que siem­pre tie­nen ga­nas de sa­lir, a ve­ces ne­ce­si­tan pa­rar. Ade­más, ese tiem­po en ca­sa ser­vi­rá pa­ra re­for­zar los la­zos con hi­jos y pa­re­ja, a quie­nes ve­mos po­co o ca­si na­da, y con pri­sas, de lunes a vier­nes. Es­tar con ellos to­da una tar­de pue­de ser más be­ne­fi­cio­so que ir de fies­ta, al ci­ne o a ce­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.