Lar­ga vi­da en un test. ¿Te lo ha­ces?

¿Quie­res sa­ber qué te de­pa­ra el fu­tu­ro? ¡Haz­te un test! Adel­ga­zar, de­jar de fu­mar, mul­ti­pli­car tus ca­pa­ci­da­des de­por­ti­vas, co­no­cer si eres in­to­le­ran­te a la lac­to­sa o man­te­ner una piel jo­ven durante años es po­si­ble de la mano de la ge­né­ti­ca.

Mia Belleza - - CONTENTS - por MA­RIÁN VI­LÁ

La Me­di­ci­na Pre­ven­ti­va de hoy se ba­sa en “pre­de­cir pa­ra po­der pre­ve­nir” gra­cias a la ca­pa­ci­dad de co­no­cer y pre­ver el po­ten­cial de una en­fer­me­dad a tra­vés de di­fe­ren­tes prue­bas mé­di­cas como los test ge­né­ti­cos, es de­cir, el es­tu­dio del per­fil ge­né­ti­co de una per­so­na. Es­te in­for­me ca­rac­te­ri­za a cual­quier in­di­vi­duo igual o me­jor que sus hue­llas dac­ti­la­res, por lo que tam­bién re­ci­be el nom­bre de ma­pa o hue­lla ge­né­ti­ca. La hue­lla ge­né­ti­ca apor­ta la ven­ta­ja de que es mu­cho más pre­ci­sa que otros mé­to­dos de iden­ti­fi­ca­ción. Ade­más, el ADN se ha­lla en to­das y ca­da una de las cé­lu­las del cuer­po hu­mano, por lo que pue­de ob­te­ner­se de cual­quier mues­tra bio­ló­gi­ca (san­gre, sa­li­va, pe­lo...). La hue­lla ge­né­ti­ca es úni­ca e in­va­ria­ble a lo largo de la vi­da. En los úl­ti­mos años, el test ge­né­ti­co con­sis­te en ana­li­zar el ADN de una per­so­na en la bus­ca de cier­tos ge­nes úti­les pa­ra po­der rea­li­zar un diag­nós­ti­co o co­no­cer si exis­te cier­ta pre­dis­po­si­ción a pa­de­cer al­te­ra­cio­nes de la sa­lud. Una vez so­mos cons­cien­tes del ries­go que im­pli­ca pa­de­cer cual­quier en­fer­me­dad, po­de­mos (ba­jo la su­per­vi­sión de un es­pe­cia­lis­ta) to­mar las me­di­das ade­cua­das y ne­ce­sa­rias pa­ra evi­tar di­cha si­tua­ción y tra­tar­nos de for­ma per­so­na­li­za­da. Pa­ra quie­nes si­gan es­cép­ti­cos res­pec­to a es­tas cues­tio­nes, de­cir que los test ge­né­ti­cos por ADN tie­nen una cer­te­za cer­ca­na al 100 %.

Pro­gra­ma Wo­man Health

Y no só­lo ha­bla­mos de la pre­dis­po­si­ción a pa­de­cer en­fer­me­da­des im­por­tan­tes, como un cán­cer o un Par­kin­son. En los úl­ti­mos años, es­te ti­po de prue­bas se rea­li­za pa­ra co­no­cer la ten­den­cia a pa­de­cer obe­si­dad, de­ter­mi­na­das aler­gias, alo­pe­cia, adic­cio­nes como el ta­ba­co, in­to­le­ran­cias ali­men­ti­cias o, sim­ple­men­te, có­mo va­mos a en­ve­je­cer a tra­vés de com­ple­tos “pro­gra­mas an­ti­aging”. Ba­jo es­ta pre­mi­sa, Ge­no­mic Ge­ne­tics In­ter­na­tio­nal, el pri­mer centro de Me­di­ci­na Ge­nó­mi­ca apli­ca­da a la me­di­ci­na pre­ven­ti­va, ofre­ce una he­rra­mien­ta úni­ca de diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to “an­ti­aging” de la mano del ge­ne­tis­ta José Ignacio Lao. El pro­fe­sor Lao ha desa­rro­lla­do el “Pro­gra­ma Wo­man Health”, es­pe­cí­fi­ca­men­te di­se­ña­do pa­ra ayu­dar al mantenimiento de la ca­li­dad de vi­da de la mu­jer fren­te a las po­si­bles com­pli­ca­cio­nes aso­cia­das a cau­sas hor­mo­na­les, me­ta­bó­li­cas y cir­cu­la­to­rias, en­tre otras pa­to­lo­gías. Es­te pro­gra­ma orien­ta durante to­das las eta­pas de la vi­da, in­clu­yen­do mo­men­tos tan sen­si­bles pa­ra la mu­jer como la ma­ter­ni­dad y la me­no­pau­sia. En­tre las mu­je­res, los pro­ble­mas de sa­lud más co­mu­nes sue­len ser car­dio­vas­cu­la­res, el cán­cer de ma­ma o la os­teo­po­ro­sis. “Con el es­tu­dio y el aná­li­sis ge­né­ti­co bien orien­ta­do, y con una es­tra­te­gia de va­lo­ra­ción mul­ti­dis­ci­pli­nar, so­mos ca­pa­ces de dar in­for­ma­ción aun en fa­ses asin­to­má­ti­cas, es de­cir, en mu­je­res jó­ve­nes to­da­vía sa­nas”, afir­ma el ex­per­to.

www.ge­no­mic­ge­ne­tics.com.

La der­ma­to­ge­né­ti­ca

Es la ra­ma que es­tu­dia las ca­rac­te­rís­ti­cas y en­fer­me­da­des de la piel des­de la pers­pec­ti­va de la ge­né­ti­ca. El es­tu­dio que lle­va a ca­bo Ge­no­mic Ge­ne­tics In­ter­na­tio­nal per­mi­te de­tec­tar el po­ten­cial ge­né­ti­co a ma­ni­fes­tar sín­to­mas de en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro; la vul­ne­ra­bi­li­dad al da­ño so­lar y fo­to­pig­men­ta­ción, pro­ce­so oxi­da­ti­vo, el po­ten­cial de de­fen­sa fren­te a los ra­di­ca­les li­bres y el gra­do de pre­dis­po­si­ción a la der­ma­ti­tis. El test de GGI es

ca­paz de eva­luar el es­ta­do de sus me­ca­nis­mos de pro­tec­ción fren­te al es­trés oxi­da­ti­vo pa­ra di­se­ñar una es­tra­te­gia de pro­tec­ción in­di­vi­dua­li­za­da que le per­mi­ta au­men­tar su po­ten­cial de de­fen­sa. Según las res­pues­tas a es­te aná­li­sis, se pres­cri­bi­rá una su­ple­men­ta­ción con oli­go­ele­men­tos y mi­ne­ra­les, tan­to de uso in­terno como tó­pi­co (cre­mas). Tam­bién es ca­paz de ac­tuar fren­te a la in­fla­ma­ción de los te­ji­dos. Es­ta sue­le ser una res­pues­ta re­pa­ra­do­ra. Sin em­bar­go, la in­fla­ma­ción ex­ce­si­va tam­bién tie­ne su la­do ne­ga­ti­vo, sien­do la piel uno de los ór­ga­nos que con ma­yor in­ten­si­dad la su­fre; de ahí que sea con­si­de­ra­da como otro fac­tor de ries­go pa­ra el en­ve­je­ci­mien­to pre­ma­tu­ro de la piel. A es­te ni­vel sus sig­nos se­rían la sen­si­bi­li­za­ción, irri­ta­ción y en­ro­je­ci­mien­to. Un ejem­plo clá­si­co es­tá en las arru­gas que sue­len sa­lir pre­ma­tu­ra­men­te al­re­de­dor de la bo­ca de los fu­ma­do­res. Es­te aná­li­sis ge­né­ti­co es ca­paz de de- ter­mi­nar su po­ten­cial in­na­to pa­ra la in­fla­ma­ción cró­ni­ca y el es­ta­do de sus me­ca­nis­mos de de­fen­sa fren­te a la ma­yo­ría de es­tos con­ta­mi­nan­tes am­bien­ta­les, in­clui­do el hu­mo del ta­ba­co, ca­pa­ces de ace­le­rar y au­men­tar el efec­to ne­ga­ti­vo de la in­fla­ma­ción so­bre la piel y el or­ga­nis­mo en ge­ne­ral. La eva­lua­ción de to­dos es­tos pa­rá­me­tros nos ayu­da a co­no­cer exac­ta­men­te el ti­po de piel de ca­da per­so­na y/o la vul­ne­ra­bi­li­dad real que exis­ta en ca­da ca­so an­te la ex­po­si­ción a la ra­dia­ción so­lar y crear un “pro­gra­ma an­ti­edad personalizado” pa­ra ga­ran­ti­zar una piel sa­na y jo­ven por más pe­rio­do de tiem­po.

Test de ALCAT

Fue el pio­ne­ro en Es­pa­ña, y nos de­jó con la bo­ca abier­ta. El test ALCAT es un mé­to­do pa­ra diag­nos­ti­car in­to­le­ran­cias ali­men­ta­rias me­dian­te un aná­li­sis de san­gre en el cual se re­pro­du­ce en el la­bo­ra­to­rio la res­pues­ta de nues­tras cé­lu­las san­guí­neas fren­te a 100 ali­men­tos y 20 adi­ti­vos (co­lo­ran­tes y con­ser­van­tes), los más ha­bi­tua­les en ali­men­ta­ción. Nues­tro or­ga­nis­mo pre­sen­ta in­to­le­ran­cia a un ali­men­to, con­ser­van­te o co­lo­ran­te cuan­do és­te pro­du­ce una reac­ción ad­ver­sa que no es­tá me­dia­da por el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co, un fe­nó­meno com­ple­ta­men­te dis­tin­to al de la aler­gia. Las cé­lu­las san­guí­neas hu­ma­nas son sus­cep­ti­bles de reac­cio­nar fren­te a cier­tos ali­men­tos, de mo­do que, cuan­do es­to ocu­rre, al reac­cio­nar de for­ma in­to­le­ran­te fren­te a un ali­men­to, las cé­lu­las san­guí­neas li­be­ran sus­tan­cias no­ci­vas que pro­vo­can una res­pues­ta agre­si­va en nues­tro or­ga­nis­mo. El Test Alcat es­tu­dia el com­por­ta­mien­to es­pe­cí­fi­co de nues­tras propias cé­lu­las fren­te a ca­da ali­men­to. La reac­ti­vi­dad fren­te a de­ter­mi­na­dos ali­men­tos nos da la pau­ta pa­ra de­ter­mi­nar aque­llos que no son agre­si­vos pa­ra nues­tro or­ga­nis­mo. No obs­tan­te, hay que te­ner en cuen­ta que no es un tra­ta­mien­to de adel­ga­za­mien­to ni de otro ti­po y que con es­te test no se diag­nos­ti­ca otro ti­po de en­fer-

me­da­des re­la­cio­na­das con la ali­men­ta­ción, como aler­gias, dia­be­tes, en­fer­me­dad celíaca, in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa, etc. No es la pa­na­cea pa­ra adel­ga­zar, pe­ro sí es una he­rra­mien­ta más que per­mi­te al es­pe­cia­lis­ta ela­bo­rar una die­ta per­so­na­li­za­da que ase­gu­ra que los ali­men­tos a con­su­mir sean los ade­cua­dos a nues­tro or­ga­nis­mo.

Pre­cio: des­de 300 €. En Clí­ni­ca Me­nor­ca. www. cli­ni­ca­me­nor­ca.com.

Nu­tri­ge­nó­mi­ca 2.0

Pa­ra quie­nes han pro­ba­do to­das las die­tas y nin­gu­na les fun­cio­na. ¡La res­pues­ta tam­bién es­tá en el ADN! La Nu­tri­ge­né­ti­ca es una cien­cia que se ha desa­rro­lla­do in­ten­sa­men­te durante los úl­ti­mos años. En co­la­bo­ra­ción con uno de los la­bo­ra­to­rios ge­né­ti­cos más pun­te­ros y pres­ti­gio­sos del mun­do, en Mi­ra+Cue­to han in­tro­du­ci­do I-Gen Fit™, un es­tu­dio ge­né­ti­co de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción con­ce­bi­do pa­ra ayu­dar­nos a en­ten­der nues­tro or­ga­nis­mo y op­ti­mi­zar su fun­cio­na­mien­to, so­bre to­do en aque­llas per­so­nas que, pe­se a ha­ber pro­ba­do muy dis­tin­tos ti­pos de die­ta, no con­si­guen ba­jar de pe­so o man­te­ner­se. Es­ta avan­za­da y com­ple­ta ‘die­ta’ ge­né­ti­ca ab­so­lu­ta­men­te a me­di­da y con una só­li­da ba­se cien­tí­fi­ca, ava­la­da por los más re­cien­tes y fia­bles es­tu­dios es­pe­cia­li­za­dos, ana­li­za 145 mar­ca­do­res de ADN específicos que dan res­pues­ta a 21 cues­tio­nes cla­ve so­bre el me­ta­bo­lis­mo, la nu­tri­ción, el ejer­ci­cio y otras con­di­cio­nes que co­nec­tan di­rec­ta­men­te con el pe­so cor­po­ral: des­de nues­tra res­pues­ta in­di­vi­dual al ejer­ci­cio has­ta la for­ma en que me­ta­bo­li­za­mos ca­da nu­trien­te, cuá­les son los ali­men­tos que más y me­nos nos con­vie­nen, qué ten­den­cia al so­bre­pe­so y a la obe­si­dad te­ne­mos, qué apor­te ca­ló­ri­co dia­rio exac­to pre­ci­sa­mos e, in­clu­so, si po­see­mos una ma­yor pre­dis­po­si­ción a ‘pi­car’ en­tre ho­ras… To­da es­ta in­for­ma­ción es­tá re­gis­tra­da en nues­tros ge­nes y pa­ra des­en­tra­ñar­la bas­ta con fro­tar un bas­ton­ci­llo de al­go­dón en el in­te­rior de la me­ji­lla. La mues­tra se en­vía a ana­li­zar a un la­bo­ra­to­rio es­pe­cia­li­za­do y, a par­tir de los re­sul­ta­dos, se ela­bo­ra un com­ple­to dos­sier que in­clu­ye un plan de há­bi­tos y pau­tas nu­tri­cio­na­les y de ejer­ci­cio 100 % adap­ta­do y des­ti­na­do a re­con­du­cir las pre­de­ter­mi­na­cio­nes ge­né­ti­cas que in­flu­yen en la pér­di­da de pe­so. Es­te es­tu­dio per­mi­te: - En­ten­der nues­tro me­ta­bo­lis­mo y ten­den­cias del com­por­ta­mien­to con res­pec­to a la co­mi­da. - Al­can­zar y man­te­ner un pe­so sa­lu­da­ble de for­ma es­ta­ble y du­ra­de­ra. - Ob­te­ner y be­ne­fi­ciar­se de un ma­yor ren­di­mien­to de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca. - Ajus­tar el ba­lan­ce/equi­li­brio nu­tri­ti­vo de la die­ta exac­ta­men­te a la me­di­da de las ne­ce­si­da­des in­di­vi­dua­les (pe­so y sa­lud).

Pre­cio: 500 €. www.cli­ni­ca­mi­ra­cue­to.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.