Mía

en­Tre­vis­Ta. Adria­na To­rre­be­jano.

“hay que reír­se de lo que nos su­ce­de por­que es muy sano”

- por ra­QuEL Mu­LaS Entertainment · Movies · Agatha Christie · Che Guevara · Death on the Nile · Luis Tosar · Michelle Jenner · Manolo Solo · Jaime Lorente · Rosa Maria Sardà

“Es­te tra­ba­jo de­be gus­tar­te mu­cho pa­ra aguan­tar to­do lo que con­lle­va. Es una ca­rre­ra de fon­do lle­na de ba­ches”.

quién Es Ac­triz (Bar­ce­lo­na, 1991). Ha tra­ba­ja­do en series tan lon­ge­vas co­mo Tie­rra de Lo­bos, Ci­ta a cie­gas o El se­cre­to de Puen­te Vie­jo (aún en emi­sión); y par­ti­ci­pa­do en Hos­pi­tal Cen­tral, Cuén­ta­me có­mo pa­só o Fí­si­ca y Quí­mi­ca. Des­de 2011 com­pa­ti­bi­li­za la te­le con el tea­tro. La co­me­dia Cuer­po de éli­te es su úl­ti­ma in­cur­sión en la pe­que­ña pan­ta­lla.

Por qué aHo­ra En sep­tiem­bre la ve­re­mos en tea­tro con Muer­te en el Ni­lo, ba­sa­da en la obra de Ágat­ha Ch­ris­tie, y en oc­tu­bre, en el ci­ne con el th­ri­ller La som­bra de la ley.

Hay ac­tri­ces que em­pie­zan tan pron­to que su de­but es li­te­ral­men­te en pañales. Así fue al me­nos pa­ra Adria­na To­rre­be­jano, que se es­tre­nó en es­ta pro­fe­sión pro­ta­go­ni­zan­do un anun­cio de pa­pi­llas cuan­do so­lo era un be­bé. Por en­ton­ces, su ma­dre la pa­sea­ba por los cas­ting, or­gu­llo­sa de te­ner una ni­ña pre­cio­sa. “Cuan­do cre­cí un po­co qui­se apar­tar­me de ese mun­do y ha­cer otras co­sas –con­fie­sa–. Me gus­ta­ba más na­dar y que­ría ser na­da­do­ra has­ta que qui­se es­tu­diar in­ter­pre­ta­ción y vol­ví a la car­ga”. Des­de ese mo­men­to ya no pa­ró. El oto­ño te es­pe­ra con un par de estrenos. El pri­me­ro en sep­tiem­bre, con la obra tea­tral Muer­te en el Ni­lo, ba­sa­da en la no­ve­la de Agat­ha Ch­ris­tie. ¿An­te un clá­si­co, los ac­to­res tra­ba­jáis con más res­pe­to?

Siem­pre da un gran res­pe­to in­ter­pre­tar en­ci­ma de un es­ce­na­rio. En es­te ca­so, ha­bla­mos de una au­to­ra

co­mo Aga­ta Ch­ris­tie, de la que soy una gran fan. Lue­go, el 11 de oc­tu­bre, es­tre­nas la pe­lí­cu­la La som­bra de la ley. ¿Cuál es la tra­ma?

Es un th­ri­ller am­bien­ta­do en los años 20 en Bar­ce­lo­na, una épo­ca de gáns­te­res, anar­quis­tas y ca­ba­ret. Mi per­so­na­je es Lo­la, la es­tre­lla del Edén, el mu­sic hall en el que se reúnen. En la pe­lí­cu­la tra­ba­jo con Luis To­sar, Mi­che­lle Jen­ner, Er­nes­to Alterio, Vi­cen­te Ro­me­ro, Ma­no­lo So­lo, Jaime Lorente... un lu­jo de com­pa­ñe­ros. He si­do muy fe­liz ro­dán­do­la. A pe­sar de tu ju­ven­tud tie­nes una gran ex­pe­rien­cia an­te las cá­ma­ras: a los 11 años par­ti­ci­pas­te en la se­rie

Abue­la de ve­rano con Ro­sa Ma­ría Sar­dá. ¿Qué re­cuer­dos tie­nes de en­ton­ces con esa gran ac­triz?

Mu­chos y to­dos bue­ní­si­mos. No he te­ni­do la opor­tu­ni­dad de vol­ver a coin­ci­dir con ella pe­ro apren­dí mu­chí­si­mo y es­ta­ré eter­na­men­te agra­de­ci­da a su cer­ca­nía y apo­yo. Me hi­zo sen­tir muy se­gu­ra y ser cons­cien­te del ob­je­ti­vo de la pro­fe­sión. ¿Pa­ra ti qué sig­ni­fi­ca ser una bue­na ac­triz?

Ser res­pon­sa­ble con tu tra­ba­jo, de­di­car­le mu­chas ho­ras, ha­cer equi­po y, so­bre to­do, vol­car­te a fon­do.

¿Eso en las se ve­nas? ad­quie­re o lo tie­nes que lle­var

gus­tar­te Se apren­de, mu­cho aun­que pa­ra aguan­tar es­te tra­ba­jo to­do de­be lo que lle­na con­lle­va. de ba­ches Es y obs­tácu­los una ca­rre­ra que de su­pe­rar. fon­do Uno no pue­de re­la­jar­se ni un po­co. Tu úl­ti­mo tra­ba­jo en la te­le ha si­do en

Cuer­po de éli­te. La se­rie es una sá­ti­ra muy pe­ga­da a la ac­tua­li­dad po­lí­ti­ca. ¿Hay que reír­se de to­do o hay li­mi­tes que no se pue­den so­bre­pa­sar?

Creo que, hoy por hoy den­tro de lo que ca­be, hay que reír­se de lo que nos su­ce­de por­que es más sano pa­ra to­dos. El hu­mor úl­ti­ma­men­te se mi­ra con de­ma­sia­da lu­pa, y no es más que eso, hu­mor, y en­ci­ma se tra­ta de una fic­ción. En la se­rie ha­ces de una mos­sa

d’es­qua­dra, la me­jor de su pro­mo­ción. ¿Crees que por ser ca­ta­la­na te ha si­do más fá­cil in­ter­pre­tar­la?

No creo que im­por­te de dón­de seas pa­ra in­ter­pre­tar a Ber­ta Cap­de­vi­la, pe­ro me ha gus­ta­do abor­dar un per­so­na­je ca­ta­lán. Me ha per­mi­ti­do apor­tar ele­men­tos per­so­na­les a la ho­ra de crear el per­so­na­je jun­to a Joa­quín Ma­zón, el di­rec­tor. He leí­do que en­tre­nas­teis pa­ra la se­rie con agen­tes de la po­li­cía y que ha­bía un pro­to­co­lo muy es­tric­to pa­ra el uso de ar­mas. ¿Có­mo era?

El pro­ce­so fue muy in­tere­san­te. En la fic­ción, el uso de ar­mas y su po­si­ción es pu­ra es­té­ti­ca, no tie­nen na­da que ver con la reali­dad. Lo más di­ver­ti­do fue apren­der a mo­ver­se con el ar­ma y lo más com­pli­ca­do, ha­cer co­me­dia su­je­tán­do­la por­que en­se­gui­da te sa­le el mo­do pe­li­cu­le­ro.

A pro­pó­si­to de Cuer­po de éli­te, ¿tú qué tal es­pía eres en la vi­da real?

Ce­ro. No soy na­da co­ti­lla. Soy cu­rio­sa con los te­mas que me in­tere­san, eso sí, pa­ra po­der se­guir apren­dien­do. ¿Cuál es tu agen­te se­cre­to fa­vo­ri­to de fic­ción?

No ten­go nin­guno [ri­sas], pe­ro to­dos los de Cuer­po de éli­te son ma­ra­vi­llo­sos co­mo agen­tes se­cre­tos.

En es­ta se­rie cam­bias­te de re­gis­tro, ve­nías de llo­rar ca­si en ca­da ca­pí­tu­lo de

El se­cre­to de Puen­te Vie­jo. ¿Esa con­go­ja cons­tan­te de tu per­so­na­je, Sol San­ta­cruz, lle­gó a tras­pa­sar tu día a día?

No, una vez sal­go del pla­tó me ol­vi­do de to­do. Es una for­ma tam­bién de des­co­nec­tar un po­co has­ta el día si­guien­te, si no te vol­ve­rías lo­ca en una se­rie tan in­ten­sa co­mo es­ta. El sue­ño de Sol era ser ma­dre y no lo lo­gró del to­do, ¿Com­par­tes esa as­pi­ra­ción? Sí, me en­can­ta­ría ser ma­má.

En la se­rie Tie­rra de lo­bos te vi­mos mon­tan­do a ca­ba­llo. ¿Ya sa­bías o tu­vis­te que apren­der?

De pe­que­ña mon­ta­ba de vez en cuan­do pe­ro des­de un pun­to más ocio­so. No sa­bía el ni­vel que exi­gían pa­ra in­ter­pre­tar a Isa­bel Lo­bo, así que tu­ve que apren­der co­mo el res­to de mis com­pa­ñe­ros y fue una ex­pe­rien­cia muy bo­ni­ta. ¿Qué se­rías ca­paz de ha­cer por un pa­pel, en lo fí­si­co y en lo per­so­nal?

Ima­gino que de­pen­de­rá del mo­men­to

o del per­so­na­je. Con La som­bra de la ley fue un tra­ba­jo du­ro de bai­le y de po­ner­se en for­ma. Te­nía que apren­der a bai­lar char­les­tón, can­tar y ha­cer por­tés. Ne­ce­si­ta­ba es­tar muy en for­ma pa­ra aguan­tar to­das las to­mas se­gui­das de los bai­les y no pa­re­cer can­sa­da.

 ??  ??
 ??  ?? ES­píAS dE pri­mE­rA fi­LA Cuer­po de éli­tena­rra las pe­ri­pe­cias de un pe­cu­liar gru­po se­cre­to po­li­cial a las ór­de­nes del Mi­nis­tro de In­te­rior. En la ima­gen, adria­na con Can­co ro­drí­guez, Ál­va­ro Fon­tal­ba, Oc­ta­vi Pu­ja­des y Cris­ti­na Cas­ta­ño.
ES­píAS dE pri­mE­rA fi­LA Cuer­po de éli­tena­rra las pe­ri­pe­cias de un pe­cu­liar gru­po se­cre­to po­li­cial a las ór­de­nes del Mi­nis­tro de In­te­rior. En la ima­gen, adria­na con Can­co ro­drí­guez, Ál­va­ro Fon­tal­ba, Oc­ta­vi Pu­ja­des y Cris­ti­na Cas­ta­ño.
 ??  ??
 ??  ?? dE épo­CA arri­ba: la ac­triz ca­ta­la­na tra­ba­jó en 367 ca­pí­tu­los de la se­rie de sobremesa El se­cre­to de Puen­te Vie­jo. Iz­quier­da: adria­na co­mo Isa­bel en Tie­rra de lo­bos.
dE épo­CA arri­ba: la ac­triz ca­ta­la­na tra­ba­jó en 367 ca­pí­tu­los de la se­rie de sobremesa El se­cre­to de Puen­te Vie­jo. Iz­quier­da: adria­na co­mo Isa­bel en Tie­rra de lo­bos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain