No­ve­dad: Triumph Bon­ne­vi­lle Scram­bler 1200 XC y XE.

La nue­va Scram­bler 1200 ha si­do pre­sen­ta­da en so­cie­dad por to­do lo al­to en el pa­be­llón Ex­cel de Lon­dres, a ori­llas del Tá­me­sis. Una pre­sen­ta­ción que au­nó a pren­sa in­ter­na­cio­nal, ac­to­res, ex pi­lo­tos y pú­bli­co aman­te de las Triumph, en un even­to úni­co en el

MOTOCICLISMO - - SUMARIO - Tex­to: Ke­ko Ochoa.

Es­ta no ha si­do una pre­sen­ta­ción al uso, de eso no ca­be du­da, y es que tras la pre­sen­ta­ción es­tá­ti­ca de pro­duc­to en una de las sa­las del re­cin­to, la prue­ba di­ná­mi­ca iba a ser den­tro de un pa­be­llón, en un cir­cui­to de flat track y ¡ com­pi­tien­do en una ca­rre­ra! Pe­ro an­tes de con­ta­ros có­mo se desa­rro­lló el even­to, de­jad­me que os ha­ble un po­co de la pro­ta­go­nis­ta de la noche, la nue­va Triumph Scram­bler 1200.

Es­ta­mos an­te una mo­to com­ple­ta­men­te nue­va. Si bien es cier­to que si­gue la lí­nea de la Street Scram­bler 900, aho­ra es el pro­pul­sor de las Bon­ne­vi­lle T120 de 90 CV el en­car­ga­do de dar vi­da a es­ta nue­va to­do te­rreno que po­de­mos en­glo­bar en la ca­te­go­ría Mo­dern Clas­sic. Los bri­tá­ni­cos de Hinc­kley sa­ben al­go acer­ca de es­te con­cep­to en el que lle­van bas­tan­tes años tra­ba­jan­do y del que han na­ci­do mo­de­los co­mo la Th­rux­ton, las Bon­ne­vi­lle Bob­ber y Street Cup o la Street Scram­bler 900 que aca­bo de men­cio­nar. La nue­va 1200 va un pa­so más allá, y a la nue­va mo­to­ri­za­ción le acom­pa­ña una par­te ci­clo pen­sa­da pa­ra ese uso mix­to 50/ 50, ca­rre­te­ra/ cam­po. La XC es la ver­sión, di­ga­mos, más as­fál­ti­ca mien­tras que la XE cuen­ta con unas sus­pen­sio­nes de más lar­go re­co­rri­do y un bas­cu­lan­te de alu­mi­nio más lar­go que el de la XC. La rue­da de­lan­te­ra de 21 º es­tá pre­sen­te en las dos ver­sio­nes. Ya sa­béis que la elec­tró­ni­ca jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal en las mo­tos de hoy en día y que gra­cias a ella ob­te­ne­mos dis­tin­tos ca­rac­te­res de una mis­ma mo­to. Así, escondida tras es­te look clá­si­co, la Scram­bler 1200 es­tá do­ta­da de la úl­ti­ma tec­no­lo­gía e in­clu­ye una IMU ( uni­dad de me­di­da iner­cial), un dis­po­si­ti­vo que so­lo se sue­le mon­tar en las mo­tos más

de­por­ti­vas y que per­mi­te, en­tre otras co­sas, la in­cor­po­ra­ción del ABS en cur­va. En el ar­tícu­lo pu­bli­ca­do por nues­tro com­pa­ñe­ro Carlos Do­mín­guez ya ha­bréis po­di­do leer lo más des­ta­ca­do de es­te nue­vo mo­de­lo, y más ade­lan­te, cuan­do asis­ta­mos a la prue­ba de pro­duc­to, po­dre­mos con­ta­ros en pro­fun­di­dad el com­por­ta­mien­to de la Scram­bler 1200. Aho­ra de­jad­me que os cuen­te có­mo fue la noche lon­di­nen­se.

EN LA ARE­NA

He­cha la pre­sen­ta­ción es­tá­ti­ca, pa­sa­mos al pa­be­llón del even­to en don­de los chi­cos de Triumph ha­bían mon­ta­do un pe­que­ño pe­ro muy co­que­to cir­cui­to de fl at track. Un re­co­rri­do muy si­nuo­so de tie­rra pi­sa­da con dos re­co­rri­dos al­ter­na­ti­vos y pa­ra­le­los en don­de se iba a desa­rro­llar la prue­ba a mo­do de com­pe­ti­ción en­tre paí­ses. Man­gas eli­mi­na­to­rias de 4 vuel­tas con dos pi­lo­tos por man­ga y tres ª pi­lo­tos º por país, o co­mo en nues­tro ca­so: Es­pa­ña y Por­tu­gal uni­dos re­pre­sen­tan­do a Ibe­ria. El cir­cui­to, co­mo ya he di­cho, era cor­to, si­nuo­so, pe­ral­ta­do y con al­gu­nos gi­ros muy ce­rra­dos que pu­sie­ron a prue­ba la pe­ri­cia de los pe­rio­dis­tas- pi­lo­tos, aun­que, to­do hay que de­cir­lo, al­gu­nos so­lo cum­plían con so­lo uno de los dos ca­li­fi ca­ti­vos y tam­bién sa­ca­ron a re­lu­cir las cua­li­da­des di­ná­mi­cas de es­ta nue­va Triumph que pa­só con no­ta la prue­ba. La­men­ta­ble­men­te la caí­da de uno de nues­tros pi­lo­tos en una de las eli­mi­na­to­rias nos de­jó fue­ra de com­ba­te a la pri­me­ra de cam­bio, pe­ro nos con­sue­la sa­ber que por tiem­pos hu­bié­ra­mos po­di­do lle­gar has­ta la fi nal. En cual­quier ca­so, la ca­rre­ra fue la ex­cu­sa pa­ra pa­sar una ex­cep­cio­nal tar­de- noche en un am­bien­te in­creí­ble con más de 2.000 per­so­nas in­vi­ta­das en­tre las que se en­con­tra­ban per­so­na­jes fa­mo­sos co­mo el ac­tor lon­di­nen­se Tom Hardy, el pre­sen­ta­dor de te­le­vi­sión Ri­chard Ham­mond ( Top Gear) o el pro­pio pre­sen­ta­dor del even­to: el ex pi­lo­to del mun­dial de 500 cc y des­de ha­ce años co­men­ta­ris­ta de te­le­vi­sión Ste­ve Pa­rrish, quien fue­se com­pa­ñe­ro de equi­po del gran Barry Shee­ne. Un gran even­to en el que no po­día fal­tar la ban­da de rock and roll pa­ra ame­ni­zar la jor­na­da jun­to a una gran va­rie­dad de food- trucks, ba­rras de cer­ve­za y otros es­pi­ri­tuo­sos, uni­do a las car­pas de mer­chan­di­sing y una mues­tra de Triumph es­pe­cia­les pa­ra de­lei­te de los afi cio­na­dos. Co­mo anéc­do­ta, uno de los pe­rio­dis­tas par­ti­ci­pan­te en las ca­rre­ras de­bió de creer­se Ste­ve McQueen y, tras caer la va­lla de sa­li­da, sa­lió gas a fon­do y a pun­to es­tu­vo de sa­lir vo­lan­do tras el pe­ral­te de la pri­me­ra cur­va pa­ra. Le ima­gi­na­mos pro­ta­go­ni­zan­do ª La gran eva­sión II º .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.