Opi­nión. 66 Cla­si­fi ca­cio­nes.

MOTOCICLISMO - - SUMARIO -

Ha si­do una ca­rre­ra in­creí­ble, con mu­cha emo­ción y ries­go por to­da el agua que ha caí­do. Es­tá cla­ro que hay un pro­ble­ma con el ca­len­da­rio ac­tual, por­que no ha­ce mu­cho es­ta ca­rre­ra se ha­cía a pri­me­ros de no­viem­bre y es­te año ha si­do el día 18. Creo que en Dor­na de­be­rían plan­tear­se al­gún cam­bio de fe­chas. Por ejem­plo, traer Ma­la­sia al prin­ci­pio y me­ter­la des­pués de Qa­tar. No es bueno pa­ra los pi­lo­tos y tam­po­co pa­ra los afi cio­na­dos que asis­ten al cir­cui­to. Me­nos mal que el pú­bli­co es­pa­ñol es ex­cep­cio­nal, pe­ro que ha­yan ve­ni­do ca­si 100.000 afi cio­na­dos en es­tas con­di­cio­nes, es al­go que so­lo pue­de ocu­rrir en Es­pa­ña, y qui­zás en Ita­lia, o qui­zás no…

Pe­ro quie­ro ana­li­zar en es­ta co­lum­na el error de Már­quez… Y lue­go ha­bla­ré tam­bién de Va­len­tino y Do­vi­zio­so. En Va­len­cia, Már­quez ha te­ni­do de­li­rios de gran­de­za. Se ha creí­do om­ni­po­ten­te y ha co­me­ti­do un error in­creí­ble. Cuan­do un pi­lo­to tie­ne más de me­dio se­gun­do de ven­ta­ja en el warm up so­bre sus ri­va­les ro­dan­do con las mis­mas go­mas, no en­tien­do co­mo es el úni­co pi­lo­to que de­ci­de cam­biar al neu­má­ti­co con­tra­rio del que lle­van los otros 24 pi­lo­tos de la pa­rri­lla. Na­die po­día du­dar de que en es­tas con­di­cio­nes fue­ra a ga­nar Már­quez, por­que te­nía un rit­mo muy su­pe­rior. Es­te ries­go lo pue­de co­rrer un pi­lo­to que sa­le des­de atrás y que no tie­ne na­da que per­der. En otras oca­sio­nes ha arries­ga­do sien­do el pri­me­ro en po­ner slicks cuan­do la pis­ta se es­ta­ba se­can­do, pe­ro la si­tua­ción en Va­len­cia era muy di­fe­ren­te, y no te­nía nin­gún mo­ti­vo pa­ra po­ner un neu­má­ti­co di­fe­ren­te. Por eso creo que hoy Már­quez se ha sen­ti­do om­ni­po­ten­te y ha co­me­ti­do la ma­yor es­tu­pi­dez de su ca­rre­ra.

Tam­bién en­tien­do que cuan­do ga­nas un Mun­dial, la ca­be­za ya no es­tá en lo que tie­ne que es­tar. Se­gu­ra­men­te ne­ce­si­te te­ner unas mo­ti­va­cio­nes que aho­ra no son las mis­mas y des­de Ja­pón Marc ha he­cho dos ce­ros en tres ca­rre­ras. Marc es un fe­nó­meno, eso lo sa­be­mos to­dos, pe­ro es un fe­nó­meno por las co­sas que ha­ce en­ci­ma de la mo­to, no por to­mar de­ci­sio­nes erró­neas. Pa­ra mí, no tie­ne jus­ti­fi ca­ción, ni des­de un pun­to de vis­ta de­por­ti­vo, ni des­de el men­tal. Y de­be es­tar aten­to a es­tas co­sas por­que el pró­xi­mo año ten­drá a Lo­ren­zo a su la­do. Creo que es el pro­pio equi­po el que ten­dría que sen­tar­se con Marc y de­cir­le: “va­le Marc, tú eres un fe­nó­meno, pe­ro no quie­ras ser in­ven­ci­ble por­que eso no exis­te en es­te de­por­te”. Y cuan­do co­me­tes errores co­mo es­te, es cuan­do hay caí­das, y es­to sí que es pe­li­gro­so. Ga­na por­que es el más fuer­te, y enamo­ra por­que mu­chas ve­ces va so­bre los lí­mi­tes. El pro­ble­ma es que se si­gue ca­yen­do de­ma­sia­do. ¡ Cui­da­do Marc, que es pe­li­gro­so! Marc ha de­mos­tra­do que es el me­jor, pe­ro de­be con­tro­lar es­tos de­li­rios de gran­de­za por­que po­dría per­der su pun­to fuer­te, la fuer­za men­tal.

Pa­sa­mos a Va­len­tino. Ros­si de­be dar­se cuen­ta que tie­ne ca­si 40 años, y aun­que es­té a un gran ni­vel y to­da­vía ten­ga la ve­lo­ci­dad, si­gue sien­do una per­so­na de 40 años. No pue­de te­ner la mis­ma sen­si­bi­li­dad que te­nía en el co­mien­zo de su ca­rre­ra. En Ma­la­sia se ca­yó cuan­do era pri­me­ro a 5 vuel­tas del fi nal; y hoy se ha ido al sue­lo por­que ha co­me­ti­do un error que no ha­bría co­me­ti­do ha­ce cin­co años. To­dos sa­be­mos que es for­tí­si­mo, pe­ro Va­len­tino de­be­ría asi­mi­lar ya su edad cuan­do ha­ce de­ter­mi­na­das co­sas. Si­gue ha­cien­do po­dios y bue­nas ca­rre­ras, pe­ro no pue­de ha­cer al­gu­nas co­sas que ha­cía cuan­do era más jo­ven.

Pre­ci­sa­men­te es­tos errores no los co­me­te Andrea Do­vi­zio­so. En Va­len­cia ha ga­na­do por­que en es­tas con­di­cio­nes ha­bía que ser frío y cal­cu­la­dor, y Do­vi es el pi­lo­to más frío y más cal­cu­la­dor de la pa­rri­lla. Pe­ro te di­go una co­sa, por es­te mo­ti­vo Do­vi­zio­so no ha ga­na­do ni ga­na­rá un tí­tu­lo de Mo­toGP.

Már­quez se ha sen­ti­do om­ni­po­ten­te en Va­len­cia y ha co­me­ti­do la ma­yor es­tu­pi­dez de su ca­rre­ra

CAR­LO PERNAT [ MÁ­NA­GER DE PI­LO­TOS Y CO­MEN­TA­RIS­TA]

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.