Pre­sen­ta­ción: Lambretta V125 Special.

MOTOCICLISMO - - SUMARIO - Tex­to: Ke­ko Ochoa. Fo­tos: Juan Sanz.

NUE­VOS AI­RES. Los nos­tál­gi­cos de la mí­ti­ca fir­ma ita­lia­na es­tán de en­ho­ra­bue­na. El ac­tual pro­pie­ta­rio de la mar­ca fun­da­da por Fer­di­nan­do In­no­cen­ti, el gru­po aus­tria­co KSR, ha pues­to en pro­duc­ción las nue­vas Lambretta de 50, 125 y 200, tres va­rian­tes que le dan un nue­vo im­pul­so a es­ta icó­ni­ca mar­ca.

El scoo­ter que nos ocu­pa es la Lambretta V125 Special que, al igual que sus her­ma­nas de otras ci­lin­dra­das, es­tá do­ta­da de un mo­tor 4 tiem­pos de trans­mi­sión au­to­má­ti­ca y re­fri­ge­ra­ción por ai­re. Los cos­tes man­dan y es por ello que la fa­bri­ca­ción se ha en­car­ga­do a la fir­ma co­rea­na Sym, de la que he­re­da tam­bién el pro­pul­sor em­plea­do en uno de sus mo­de­los. El di­se­ña­dor Ge­rald Kis­ka ha que­ri­do que es­ta Lambretta con­ser­ve gran par­te de su as­pec­to ori­gi­nal, man­te­nien­do las lí­neas ca­rac­te­rís­ti­cas de las an­ti­guas SX y GP, pe­ro con un "to­que" de mo­der­ni­dad que la ad­pa­ta a los tiem­pos ac­tua­les. El cha­sis es un se­mi- mo­no­cas­co de ace­ro so­bre el que se suel­da par­te de la ca­rro­ce­ría pa­ra lue­go aco­plar el res­to de com­po­nen­tes. So­lo hay dos va­rian­tes pa­ra to­das las ci­lin­dra­das: la Fix Fen­der ( ale­ta de­lan­te­ra fi­ja) y la Flex Fen­der ( ale­ta mó­vil). La uni­dad que veis en las fo­tos mon­ta co­mo ex­tras di­ver­sas pie­zas de la ca­rro­ce­ría rea­li­za­das en fi­bra de car­bono au­tén­ti­ca y que se ven­den por se­pa­ra­do co­mo ac­ce­so­rios.

TO­DO EN SU SI­TIO

En ca­rre­te­ra, es­ta Lambretta V125 Special tie­ne un com­por­ta­mien­to neu­tro y agra­da­ble, con un sis­te­ma me­cá­ni­co de fre­na­da com­bi­na­da que tra­ba­ja co­rrec­ta­men­te y que de­bi­do a la Eu­ro4 ac­túan en las dos rue­das pre­sio­nan­do am­bas ma­ne­tas. La ver­sión 200, que en reali­dad es 168 cc, sí equi­pa sis­te­ma ABS. La po­ten­cia del mo­tor de 124,7 cc, se­gún el fa­bri­can­te, cer­ca­na a los 11 CV, lo que ha­ce que sea un po­co re­mo­lo­na en las sa­li­das des­de pa­ra­do pa­ra al­can­zar una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de unos 90 Km/ h de mar­ca­dor, pe­se a que la es­ca­la lle­ga a unos muy op­ti­mis­tas 160 km/ h. El cua­dro de man­dos in­cor­po­ra un ve­lo­cí­me­tro analó­gi­co com­ple­men­ta­do con una pan­ta­lla LCD re­tro­ilu­mi­na­da en azul con co­nec­ti­vi­dad al mó­vil.

Co­mo bue­na mo­to de ciu­dad in­clu­ye hue­co ba­jo el asien­to, en don­de ca­be un cas­co in­te­gral, ade­más una clá­si­ca guan­te­ra tras el es­cu­do fron­tal que se abre des­de la pi­ña iz­quier­da. Uno de los prin­ci­pa­les ar­gu­men­tos de ven­tas de es­ta nue­va se­rie de Lam­bret­tas es su pre­cio con­te­ni­do res­pec­to al de la com­pe­ten­cia. Así la 125 V Special la po­de­mos com­prar por 3.399€ y se ha pre­pa­ra­do en una ex­ten­sa ga­ma de co­lo­res pa­ra que eli­jas el que más te gus­ta.

Su com­por­ta­mien­to es no­ble y las pres­ta­cio­nes dis­cre­tas.

Ba­jo el asien­to en­con­tra­mos un hue­co pa­ra al­ber­gar un cas­co in­te­gral. El cua­dro de man­dos in­cor­po­ra un ve­lo­cí­me­tro analó­gi­co com­ple­men­ta­do con una pan­ta­lla LCD re­tro­ilu­mi­na­da en azul con co­nec­ti­vi­dad al mó­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.