Aná­li­sis Mo­toGP.

MOTOCICLISMO - - SUMARIO - POR CHECHU LÁ­ZA­RO @ che­chu­la­za­ro

EL MUN­DIAL 2018 SE DE­CI­DIÓ EN JA­PÓN, CON TRES CA­RRE­RAS DE MAR­GEN, Y

aun­que con­tó con un pi­lo­to do­mi­na­dor, no se pue­de de­cir que fue­ra abu­rri­do. Már­quez par­tía co­mo el ri­val a ba­tir y no dio mu­chas op­cio­nes a sus ri­va­les. Es muy osa­do de­cir que Marc ha al­can­za­do el cé­nit de su ca­rre­ra, por­que co­mo cuan­do rue­da pis­ta, es muy di­fí­cil en­con­trar sus lí­mi­tes, pe­ro sí que se ha­lla en ple­na ma­du­rez de­por­ti­va. Rá­pi­do y agre­si­vo ca­si siem­pre, me­tó­di­co y cal­cu­la­dor las ve­ces que ha to­ca­do, y en per­fec­ta sin­to­nía con su Hon­da. La sim­bio­sis con su mo­to es tal que sus sal­va­das ya no son no­ti­cia, por­que son va­rias las que ha­ce en ca­da Gran Pre­mio. Siem­pre al lí­mi­te, siem­pre en el alam­bre, y con el úni­co "de­be" de las caí­das, don­de es­te año tam­bién ha li­de­ra­do la cla­si­fi­ca­ción en la cla­se rei­na con 23, cua­tro me­nos que en 2017, pe­ro to­da­vía de­ma­sia­das por el ries­go que su­po­ne ir­se al sue­lo con una Mo­toGP.

La cons­tan­cia ha si­do su gran ba­za en 2018, por­que Már­quez siem­pre es­ta­ba ahí. De­lan­te. En ca­da en­tre­na­mien­to y en ca­da ca­rre­ra. Una cons­tan­cia ga­na­do­ra con la que se ha co­ro­na­do cam­peón de Mo­toGP por quin­ta vez en seis años y sin ba­jar­se del po­dio… Siem­pre que ha pun­tua­do. Qui­tan­do el 2014, el año de los ré­cords, ha con­se­gui­do los me­jo­res nú­me­ros de su ca­rre­ra. En 18 GG. PP ( sin con­tar la ca­rre­ra can­ce­la­da de Sil­ves­to­ne) ha su­ma­do nue­ve vic­to­rias, cua­tro se­gun­dos pues­tos y un ter­ce­ro. Y dos de los cua­tro ce­ros de la tem­po­ra­da fue­ron con el tí­tu­lo ya en el bol­si­llo ( Aus­tra­lia y Va­len­cia).

Des­pués de cam­biar el con­cep­to del mo­tor en 2017, el pro­yec­to HRC de es­te año era con­ti­nuis­ta, sin gran­des cam­bios pe­ro sí me­jo­ras en al­gu­nos pun­tos con­cre­tos, co­mo en la ace­le­ra­ción. Y que­dó de­mos­tra­do en el pri­mer GP del año, cuan­do era ca­paz de se­guir a la Du­ca­ti de Do­vi con el re­bu­fo. Ya avi­sa­ba en­ton­ces Már­quez de que es­te año irían me­jor en los cir­cui­tos don­de so­lían su­frir en el pa­sa­do, a cos­ta de per­der al­go en los fa­vo­ra­bles. Es­to lo vi­mos cuan­do el cam­peo­na­to ate­rri­zó en Eu­ro­pa, con las vic­to­rias de Je­rez y Le Mans, don­de se afian­zó en lo al­to de la ta­bla. Ade­más, man­tu­vo inex­pug­na­bles sus pla­zas fuer­tes, co­mo Aus­tin, Sach­sen­ring o Mo­tor­Land.

La Hon­da si­gue sien­do una mo­to crí­ti­ca y di­fí­cil, que a día de hoy só­lo Már­quez es ca­paz de ex­pri­mir to­do su po­ten­cial. Qué se lo di­gan a Crut­chlow o a Pe­dro­sa, que con su mis­ma RC213V aca­ba­ron el año a 173 y 204 pun­tos res­pec­ti­va­men­te. Que­dan as­pec­tos por pu­lir, co­mo el he­cho de que siem­pre se ha­yan vis­to obli­ga­dos a uti­li­zar el com­pues­to de­lan­te­ro más du­ro. Pe­ro con el # 93 en ese box, el tán­dem Már­quez- Hon­da ha si­do el me­jor, de lar­go, del cam­peo­na­to. Gra­cias a él, han vuel­to a ga­nar la Tri­ple Co­ro­na: tí­tu­lo de Pi­lo­tos, de Cons­truc­to­res y de Equi­pos.

LA AL­TER­NA­TI­VA

Las Du­ca­ti subie­ron la apues­ta es­ta tem­po­ra­da y me­jo­ra­ron los nú­me­ros del año pa­sa­do, que ya fue­ron ex­ce­len­tes. Pe­ro es­ta vez el pe­so de los éxi­tos no só­lo re­ca­yó en Do­vi­zio­so, sino que es­tu­vo re­par­ti­do en­tre los dos pi­lo­tos ofi­cia­les. En to­tal lo­gra­ron sie­te vic­to­rias, una más que en 2017, lo que in­di­ca que la mar­ca no de­ja de cre­cer des­de que lle­gó Dall’Ig­na a ese box. No tu­vie­ron la cons­tan­cia del cam­peón, es­pe­cial­men­te Lo­ren­zo que vi­vió una tem­po­ra­da de al­ti­ba­jos muy pro­nun­cia­dos. Se le atra­gan­tó el ini­cio, fue el me­jor en­tre Mu­ge­llo y Aus­tria, cuan­do lle­ga­ron sus tres vic­to­rias, y des­apa­re­ció en el tra­mo fi­nal, con­di­cio­na­do por las le­sio­nes.

Aun­que en el me­jor mo­men­to de Lo­ren­zo lle­gó a estar por de­lan­te de su com­pa­ñe­ro en la cla­si­fi­ca­ción, al fi­nal fue Do­vi­zio­so al que le to­có dispu­tar­le el tí­tu­lo a Marc. Si en 2017 fue ca­paz de lle­gar con op­cio­nes a Va­len­cia, es­te año ha aca­ba­do a 76 pun­tos del cam­peón

y con dos vic­to­rias me­nos. El ita­liano ha es­ta­do más fa­llón que en el pa­sa­do, pe­ro en ple­na Era Már­quez se ha he­cho con su se­gun­do sub­cam­peo­na­to con­se­cu­ti­vo, o lo que es lo mis­mo, el pri­me­ro de los mor­ta­les. Ha vuel­to a pro­ta­go­ni­zar due­los has­ta la úl­ti­ma cur­va con Már­quez, aun­que es­te año la ba­lan­za ha caí­do del la­do del es­pa­ñol. Do­vi ga­nó en Qa­tar, Marc en Tai­lan­dia, y po­dría­mos con­si­de­rar el des­em­pa­te la ca­rre­ra de Ja­pón, cuan­do el ita­liano se fue al sue­lo en la pe­núl­ti­ma vuel­ta.

Su úl­ti­mo bie­nio en Mo­toGP le ha gran­jea­do un nom­bre en­tre los gran­des, ade­más de un su­cu­len­to nue­vo con­tra­to con Du­ca­ti, ya con nú­me­ros de estrella. To­do lo bien que se ges­tó la re­no­va­ción de Do­vi­zio­so, fa­lló en la ne­go­cia­ción con Lo­ren­zo. El ini­cio de tem­po­ra­da del ba­lear, muy por de­ba­jo de lo es­pe­ra­do, le con­de­nó en Bor­go Pa­ni­ga­le, y cuan­do se de­jó en­tre­ver el po­ten­cial del tán­dem Lo­ren­zo- Du­ca­ti ya era de­ma­sia­do tar­de… Clau­dio Do­me­ni­ca­li se car­gó al tri­cam­peón de Mo­toGP, con la opi­nión con­tra­ria de la cú­pu­la de las ca­rre­ras ( Cia­bat­ti, Tar­doz­zi y Dall’Ig­na). Y Hon­da es­tu­vo vi­va pa­ra fir­mar al ba­lear ( sin ve­to de Már­quez), en lo que su­pu­so un au­tén­ti­co te­rre­mo­to me­diá­ti­co.

El mer­ca­do de fi­cha­jes fue uno de los gran­des ani­ma­do­res de la tem­po­ra­da. Des­de que se "ins­ti­tu­cio­na­li­zó" el con­tra­to de dos años pa­ra pi­lo­tos de fá­bri­ca, te­ne­mos un año tran­qui­lo y otro re­vuel­to. Hu­bo un mo­men­to don­de la ac­ción en pis­ta y en los des­pa­chos aca­pa­ró la mis­ma aten­ción. Pe­ro eso fue muy a prin­ci­pio de tem­po­ra­da, por­que los tiem­pos de es­te año ha si­do una lo­cu­ra. Abrió la ve­da Vi­ña­les anun­cian­do su re­no­va­ción en la pre­sen­ta­ción de su equi­po ¡ en enero! Már­quez de­jó ata­do su fu­tu­ro en fe­bre­ro y Ros­si en la ca­rre­ra de Qa­tar. An­tes del ecua­dor de la tem­po­ra­da ya es­ta­ban asig­na­das to­das las Mo­toGP de 2019, y los ma­yo­res per­ju­di­ca­dos fue­ron pi­lo­tos co­mo Lo­ren­zo, Ian­no­ne o el pro­pio Bau­tis­ta, que no es­ta­rá en Mo­toGP la pró­xi­ma tem­po­ra­da por un po­bre arran­que de año en Qa­tar, Ar­gen­ti­na y Te­xas. Tan­to re­vue­lo lle­gó a ha­cer que se de­ba­tie­ra la con­ve­nien­cia de es­ta­ble­cer ven­ta­nas de fi­cha­jes en unas fe­chas de­ter­mi­na­das.

LA SA­LI­DA DE LO­REN­ZO DE DU­CA­TI HA TE­NI­DO MU­CHOS DE­TRAC­TO­RES

LA TER­CE­RA MO­TOGP

Ros­si y Vi­ña­les aca­ba­ron por de­lan­te de Rins y Ian­no­ne en la ge­ne­ral, y Ya­maha fue ter­ce­ra en la cla­si­fi­ca­ción de Cons­truc­to­res. Aun así, no que­dó muy cla­ro que la YZR- M1 fue­ra la ter­ce­ra Mo­toGP por de­lan­te de la Su­zu­ki. O al me­nos que lo fue­ra to­da la tem­po­ra­da. Fren­te a la cons­tan­cia ga­na­do­ra de Már­quez, las Ya­maha han si­do re­gu­la­res, y na­da más… Se que­da­ron muy cer­ca de fir­mar un ne­fas­to un año en blan­co, sino fue­ra por la vic­to­ria de Vi­ña­les en Phi­llip Is­land, pe­ro de lo que no se li­bra­ron es de ba­tir su ra­cha ne­ga­ti­va his­tó­ri­ca sin vic­to­rias en Mo­toGP, que se am­plió a 25.

Fue un año tor­men­to­so en el box azul, que no fue ca­paz de so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de ba­se. Más que na­da, por­que no da­ban con el pro­ble­ma y du­ran­te el año el fo­co se pu­so en el cha­sis, en la elec­tró­ni­ca, en los neu­má­ti­cos y en el mo­tor, que aca­bó se­ña­la­do por una­ni­mi­dad. El cli­max de es­ta cri­sis lle­gó en Aus­tria, con el per­dón pú­bli­co del je­fe del pro­yec­to de Mo­toGP, Kou­ji Tsu­ya. A fi­nal de año, cre­cie­ron tí­mi­da­men­te los bro­tes ver­des en Iwa­ta, de­ma­sia­do tar­de pa­ra Va­len­tino Ros­si que fir­mó un año sin vic­to­rias, al­go que en sus 22 tem­po­ra­das en el Mun­dial só­lo ha­bía ocu­rri­do en su eta­pa en Du­ca­ti.

El gran ren­di­mien­to de las Su­zu­ki fue has­ta sor­pren­den­te, te­nien­do en cuen­ta de dón­de ve­nían en 2017. Co­rrie­ron de nue­vo con las con­ce­sio­nes, por no ha­ber subido al po­dio el año pa­sa­do, y que­dó cla­ra la im­por­tan­cia de po­der desa­rro­llar el pro­pul­sor du­ran­te la tem­po­ra­da. Des­de Ha­ma­mat­su lle­ga­ron un par de evo­lu­cio­nes en el mo­tor que le per­mi­tie­ron co­dear­se con el "Big

Th­ree". Un buen cha­sis, pro­ba­ble­men­te el me­jor de la ca­te­go­ría, y la com­pe­ten­cia in­ter­na hi­cie­ron el res­to. El due­lo den­tro del box es­po­leó tan­to a Rins co­mo a Ian­no­ne, que su­ma­ron un to­tal de nue­ve po­dios, al­gu­nos muy cer­ca del ga­na­dor. El quin­to pues­to fi­nal de Rins re­fle­ja el gran sal­to da­do por mo­to y pi­lo­to en 2018.

Por de­trás de las mo­tos ofi­cia­les, se vi­vió un apa­sio­nan­te cam­peo­na­to pa­ra­le­lo de In­de­pen­dien­tes que aca­bó sien­do pa­ra Zarco. El fran­cés afian­zó su po­si­ción en un só­li­do fi­nal de tem­po­ra­da, al mis­mo tiem­po que su prin­ci­pal ri­val, Crut­chlow, es­ta­ba en fue­ra de jue­go por le­sión. El ter­ce­ro en dis­cor­dia, Pe­truc­ci, que aca­bó a 14 pun­tos de Zarco, lo­gró un úni­co po­dio en Le Mans. Tam­bién es­tu­vo muy apre­ta­do el Roo­kie del Año, que se lle­vó Mor­bi­de­lli, con 4 pun­tos de mar­gen so­bre Syah­rin.

Don­de tam­bién hu­bo "sor­pas­so" fue en­tre KTM y Apri­lia. En dos años los aus­tria­cos ya no son la peor Mo­toGP de la pa­rri­lla; y ade­más pue­den pre­su­mir de ha­ber lo­gra­do su pri­mer po­dio en la cla­se rei­na gra­cias a Pol Es­par­ga­ró. A pe­sar del subidón fi­nal, el año II de KTM ha si­do más du­ro de lo es­pe­ra­do, con le­sio­nes im­por­tan­tes tan­to de Pol co­mo del pro­ba­dor Ka­llio. Don­de sí des­ta­ca­ron fue en los des­pa­chos, atan­do a Zarco co­mo pi­lo­to ofi­cial, a Pe­dro­sa co­mo pro­ba­dor y ase­gu­rán­do­se un equi­po sa­té­li­te en 2019 ( Tech3). En cuan­to a Apri­lia, ha fir­ma­do un año de­cep­cio­nan­te del que ni Aleix pu­do sal­var­les. Co­mo pa­sa­ba en 2017, só­lo con­ta­ban con un pi­lo­to com­pe­ti­ti­vo, ya que Red­ding ha es­ta­do muy le­jos de su com­pa­ñe­ro. Tam­bién mi­ran al 2019 con ilu­sión, con el fi­cha­je so­ña­do de An­drea Ian­no­ne.

EL ADIÓS DE PE­DRO­SA

No es­ta­rán en la pa­rri­lla de Mo­toGP 2019 al­gu­nos nom­bres im­por­tan­tes de los úl­ti­mos años co­mo Bau­tis­ta, Red­ding o Smith, todos con po­dios en la ca­te­go­ría. Aun­que, sin du­da, la re­ti­ra­da más sig­ni­fi­ca­ti­va ha si­do la de Dani Pe­dro­sa. El pi­lo­to ca­ta­lán anun­ció que col­ga­ría el mono en Va­len­cia en una mul­ti­tu­di­na­ria rue­da de pren­sa en Ale­ma­nia. Des­gra­cia­da­men­te, no se pue­de de­cir que se va­ya por la puer­ta gran­de, ya que 2018 ha si­do el peor año de su ca­rre­ra, el úni­co en el que no ha su­ma­do po­dios ni vic­to­rias, y la úni­ca vez en sus 18 tem­po­ra­das don­de ha aca­ba­do fue­ra del top 10 en la cla­si­fi­ca­ción fi­nal. ¿ Le ha so­bra­do es­te año? A ni­vel de es­ta­dís­ti­cas, pro­ba­ble­men­te sí; pe­ro Dani ha ele­gi­do el cuán­do y el có­mo des­pe­dir­se, y eso no lo pue­de de­cir mu­cha gen­te. Va a ser muy ra­ro un cam­peo­na­to sin Pe­dro­sa, pe­ro ha­brá que acos­tum­brar­se a ello.

En lí­neas ge­ne­ra­les, 2018 ha si­do un gran año que ha te­ni­do un gran cam­peón. Y só­lo dos días des­pués de echar el te­lón en Va­len­cia, arran­ca­ba el Mun­dial 2019, con los pri­me­ros test de pre­tem­po­ra­da en Va­len­cia. Ade­más de por el tí­tu­lo de Már­quez, es­te año se re­cor­da­rá co­mo el úl­ti­mo del "pe­que­ño sa­mu­rái". Por suer­te, po­de­mos de­cir que le vi­mos co­rrer y ga­nar du­ran­te años. Gra­cias Dani.

ZARCO SE HA LLE­VA­DO EL PRE­MIO DE LOS PI­LO­TOS "IN­DE­PEN­DIEN­TES"

El equi­po Du­ca­ti ce­le­bra la vic­to­ria de Lo­ren­zo, con­fir­ma­da ya su sa­li­da del equi­po ita­liano.

Alex Rins ha si­do el pi­lo­to de Su­zu­ki más fuer­te, y si­túa a la mo­to de Ha­ma­mat­su en­tre las me­jo­res de la tem­po­ra­da. Tras un año de con­fir­ma­ción, el que vie­ne se es­pe­ra mu­cho de él y su mon­tu­ra.

Pe­dro­sa aban­do­na el Mun­dial de Mo­toGP, pe­ro no cuel­ga el mono y si­gue de pro­ba­dor con KTM.

Una tem­po­ra­da dis­cre­ta pa­ra KTM tu­vo su re­com­pen­sa con el po­dio de Pol Es­par­ga­ró en la úl­ti­ma ca­rre­ra en Va­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.