Imrs­cher Se­na­tor

Motor Clásico - - GUÍA DE COMPRA OPEL SENATOR -

En 1990, el pre­pa­ra­dor Irms­cher, que en­ton­ces era a Opel lo que Al­pi­na a BMW o AMG a Mer­ce­des-Benz (pos­te­rior­men­te Daim­ler com­pró AMG), desa­rro­lló una ver­sión del Se­na­tor so­bre la ba­se del 3,0 l de 24 vál­vu­las con la ci­lin­dra­da au­men­ta­da has­ta 3.983 cc por un li­ge­ro in­cre­men­to del diá­me­tro y uno ma­yor de la ca­rre­ra. Aun­que man­te­nía la mis­ma re­la­ción de com­pre­sión y el ré­gi­men de po­ten­cia má­xi­ma (5.800 rpm) era más ba­jo, el in­cre­men­to de la po­ten­cia fue no­ta­ble: 272 CV, un ter­cio más.

Tam­bién hi­zo mo­di­fi­ca­cio­nes en la sus­pen­sión, más du­ra y con una al­tu­ra de ca­rro­ce­ría re­ba­ja­da 22 mm. La rue­das eran más gran­des (225/55 16 Z), pe­ro los fre­nos no. La ve­lo­ci­dad má­xi­ma au­men­tó has­ta 255 km/h, pe­se a que el in­cre­men­to ma­yor Ð pro­por­cio­nal­men­teÐ fue la ace­le­ra­ción. Según da­tos de Irms­cher, pa­só de 9,0 s en el 0-100 km/h a 6,5 s, aun­que esa ci­fra pa­re­ce un po­co exa­ge­ra­da pa­ra un co­che de su po­ten­cia con un pe­so su­pe­rior a 1,6 Tm.

Tras el ce­se de la pro­duc­ción del Se­na­tor, Irms­cher si­guió ha­cien­do esta con­ver­sión, has­ta 1996. Hoy es muy di­fí­cil en­con­trar una uni­dad, pe­ro al­gu­na hay en Ale­ma­nia y no cues­ta mu­cho más que un Se­na­tor nor­mal con los mis­mos ki­ló­me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.