Ca­rro­ce­ría

Motor Clásico - - GUÍA DE COMPRA TOYOTA RAV4 -

No de­be ha­ber pro­ble­ma de óxi­do a no ser que el co­che ha­ya su­fri­do al­gún gol­pe. La ex­cep­ción son los dos techos des­mon­ta­bles que pue­de lle­var y que, co­mo es nor­mal, pierden es­tan­quei­dad y pue­den pro­vo­car que se me­ta hu­me­dad por den­tro y da­ñe el mar­co o el pro­pio te­cho (de fi­bra). Des­de 1998, To­yo­ta mo­di­fi­có el sis­te­ma de blo­queo de las puer­tas por­que so­na­ban mal (co­mo si al­go es­tu­vie­ra suel­to), pe­ro real­men­te no era un pro­ble­ma, no se rom­pía. Hu­bo una se­rie de mo­di­fi­ca­cio­nes a lo largo de la vi­da del co­che pa­ra re­du­cir el rui­do, co­mo el so­por­te de los re­tro­vi­so­res ex­te­rio­res, un qui­ta­vien­tos pa­ra el te­cho des­mon­ta­ble y otras me­di­das que se apli­ca­ban (o de­bían apli­car) en el ta­ller, co­mo aña­dir es­pu­ma y re­em­pla­zar el pe­ga­men­to del pa­ra­bri­sas.

La rue­da de re­pues­to en el por­tón tie­ne la ven­ta­ja de que no qui­ta al­tu­ra li­bre y va­rios in­con­ve­nien­tes. Si su­fre al­gún gol­pe, lo tras­la­da al so­por­te o al por­tón. Si el co­che se ha usa­do en cam­po, pue­de que el pe­so ha­ya aca­ba­do por do­blar li­ge­ra­men­te el por­tón, en su par­te su­pe­rior. En cual­quier ca­so, ha­ce que el por­tón sea pe­sa­do y di­fí­cil de ma­ni­pu­lar. Es­pe­cial­men­te por­que, al ser un co­che pen­sa­do pa­ra Ja­pón (cir­cu­la­ción por la iz­quier­da), las bi­sa­gras es­tán a la de­re­cha y es di­fí­cil ac­ce­der al ma­le­te­ro des­de la ace­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.