An­to­lo­gía téc­ni­ca

Motor Clásico - - SUMARIO -

Po­seo un R5 GT Tur­bo (ver­sión 115 CV) con 45.000 Km, que gra­cias a unos «re­to­ques» de­be te­ner unos 140 CV, y de­seo con­sul­tar va­rias co­sas. Co­mo la ga­nan­cia de pres­ta­cio­nes ha si­do gran­de, ¿cree que se­rán reales los 220 Km/h que veo en con­di­cio­nes fa­vo­ra­bles? Aun­que he pues­to neu­má­ti­cos 195/55 en llan­tas de 6’’, pa­ti­na mu­cho al arran­car, pier­de mo­tri­ci­dad en cur­vas ce­rra­das, el di­bu­jo de la zo­na cen­tral de los de­lan­te­ros se gas­ta rá­pi­da­men­te (los hin­cho a 2 Kg) y pa­ra col­mo tie­ne vi­bra­cio­nes pe­se a que se han equi­li­bra­do va­rias ve­ces. ¿Pue­de ayu­dar­me a so­lu­cio­nar esos pro­ble­mas? Por úl­ti­mo, me gus­ta­ría sa­ber las prin­ci­pa­les di­fe­ren­cias en­tre mi co­che y el Ma­xi-Tur­bo. Mu­chas gra­cias y dis­cul­pe la ex­ten­sión de mi con­sul­ta. No de­ta­lla qué «re­to­ques» ha he­cho a su mo­tor ni có­mo sa­be que ahora tie­ne «unos 140 CV», pe­ro co­mo 25 CV (¡un 22%!) son mu­chos (ga­nar 15 au­men­tan­do la pre­sión de so­pla­do ya im­pli­ca un ca­rác­ter real­men­te vio­len­to), ca­be pen­sar que el in­cre­men­to no sea tan­to, e in­clu­so se­ría pre­fe­ri­ble, ya que de ahí ema­nan to­dos sus ma­les. Ade­más, su pre­gun­ta acer­ca de la ve­lo­ci­dad abo­na la du­da: cuan­do lo pro­ba­mos, su mo­de­lo al­can­zó 199,45 Km/h, lue­go su­man­do las con­di­cio­nes fa­vo­ra­bles y el error del ve­lo­cí­me­tro re­sul­ta que pa­ra «ver» 220… ¡no ha­ce fal­ta re­to­car el mo­tor! En to­do ca­so, cro­no­me­tre us­ted la ve­lo­ci­dad real (bas­ta di­vi­dir 3.600 por los se­gun­dos que tar­de en cu­brir un ki­ló­me­tro), por si su ins­tru­men­ta­ción mar­ca de me­nos. Ahora bien, ese ra­zo­na­mien­to y los otros sín­to­mas que des­cri­be su­gie­ren que qui­zá su co­che ha­ya ga­na­do tan­ta o más brus­que­dad que po­ten­cia y pres­ta­cio­nes reales (las sen­sa­cio­nes per­ci­bi­das pue­den en­ga­ñar), y si es así, las pie­zas del puz­le en­ca­ja­rían per­fec­ta­men­te: ma­yor brus­que­dad al af luir la po­ten­cia pro­pi­cia­ría las pér­di­das de trac­ción al arran­car y las de la rue­da in­te­rior en cur­vas ce­rra­das, pues en am­bos ca­sos tra­ba­jan muy ali­ge­ra­das por la trans­fe­ren­cia di­ná­mi­ca de pe­so; eso ha­ría que al pa­ti­nar des­car­ga­das gas­ta­sen más la ban­da cen­tral que los hom­bros; y en­tre que esos des­li­za­mien­tos —so­bre to­do los de las cur­vas— no pro­vo­can des­gas­te uni­for­me, sino en «dien­tes de sie­rra», y los even­tua­les «pla­nos» de­bi­dos a pe­que­ños o gran­des blo­queos en fre­na­das enér­gi­cas, ten­dría­mos lo­ca­li­za­do el ori­gen de vi­bra­cio­nes no de­bi­das a des­equi­li­brio, sino a que sus neu­má­ti­cos ya no son re­don­dos y de­be­rá cam­biar­los. ¿No cree que por ahí pue­den ir los ti­ros? ¿Soluciones? Pues la me­jor re­co­men­da­ción es que res­tau­re la pre­sión del tur­bo a su va­lor de se­rie o muy po­co más; pe­ro co­mo sos­pe­cho que «eso ni pen­sar­lo», vea­mos: Ya que no es co­sa de po­ner un di­fe­ren­cial au­to­blo­can­te, no­ta­rá gran me­jo­ría en mo­tri­ci­dad y tac­to mo­di­fi­can­do el tren de­lan­te­ro a es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de la ver­sión 120 CV (de­be­rá cam­biar mue­lles, amor­ti­gua­do­res, co­pe­las y re­gla­jes), desa­rro­lle su sen­si­bi­li­dad con el ace­le­ra­dor y con­duz­ca con ma­yor sua­vi­dad (ha­cer pa­ti­nar las rue­das es per­der tiem­po), y ha­ga que le equi­li­bren las cua­tro rue­das pues­tas en el co­che, pa­ra ase­gu­rar que la vi­bra­ción no se de­be a des­equi­li­brios de fre­nos o trans­mi­sión. En cuan­to a las di­fe­ren­cias en­tre su co­che y el Ma­xi-Tur­bo…, aca­ba­ría mu­cho an­tes ci­tán­do­le las si­mi­li­tu­des. El apo­da­do «cu­lo gor­do» es un Gru­po B de rallyes, un au­tén­ti­co pro­to­ti­po de com­pe­ti­ción dis­fra­za­do de R5, con mo­tor cen­tral pos­te­rior, pro­pul­sión tra­se­ra, cha­sis, fre­nos, sus­pen­sio­nes y ca­rro­ce­ría diferentes, etc, etc, etc. Créa­me, ape­nas tie­nen na­da en co­mún.

Po­ten­ciar el R5 GT Tur­bo. Au­men­tar la pre­sión de so­bre­ali­men­ta­ción con­lle­va un ca­rác­ter real­men­te vio­len­to, y de ahí ema­nan sus ac­tua­les pro­ble­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.