Au­to-re­fle­xio­nes

Motor Clásico - - SUMARIO - por Ma­nuel Ga­rri­ga

Ha­ce un par de me­ses, un gru­po de pe­rio­dis­tas del mo­tor re­ci­bi­mos es­te e-mail del de­par­ta­men­to de pren­sa de Ford en el que nos invitaba a par­ti­ci­par en un even­to po­co ha­bi­tual: «Nos va­mos de ro­da­je y que­re­mos que nos acom­pa­ñes en el es­treno ex­clu­si­vo pa­ra me­dios de co­mu­ni­ca­ción de la ex­pe­rien­cia Go Faster en Barcelona, que ten­drá lu­gar el pró­xi­mo 19 de oc­tu­bre en la T2 del ae­ro­puer­to de El Prat. No sólo ten­drás opor­tu­ni­dad de rea­li­zar es­ce­nas es­pec­ta­cu­la­res al vo­lan­te de los ex­ci­tan­tes Fo­cus RS y Mus­tang, sino tam­bién de pro­ta­go­ni­zar un trái­ler de­mos­tran­do tus re­cién ad­qui­ri­das ha­bi­li­da­des co­mo es­pe­cia­lis­ta de es­ce­nas de ac­ción. Con­ta­rás con el con­se­jo de pro­fe­sio­na­les y ci­neas­tas al pu­ro es­ti­lo Holly­wood en el ro­da­je, pa­ra dar má­xi­ma au­ten­ti­ci­dad a esta ex­pe­rien­cia de con­duc­ción».

Aquel mis­mo día te­nía la se­gun­da jor­na­da de Au­to Re­tro y la sa­li­da del Spain Clas­sic Raid por la tar­de, pe­ro me pi­có la cu­rio­si­dad. Una rá­pi­da lla­ma­da al inefa­ble Jo­sep Au­tet acla­ró rá­pi­da­men­te mis du­das: «No te lo pier­das, es al­go es­pec­ta­cu­lar. Nos ve­mos allí». En el ae­ro­puer­to se ha­bía mon­ta­do un tin­gla­do de na­ri­ces. Un fal­so set de ro­da­je con equi­pos de edi­ción reales, un gru­po de di­rec­to­res y productores (en reali­dad, ac­to­res) que si­mu­la­ba ha­cer un cas­ting pa­ra ele­gir los ac­to­res (en reali­dad, pe­rio­dis­tas) del fil­me que teó­ri­ca­men­te (y a la prác­ti­ca) se es­ta­ba ro­dan­do allí... va­ya lío ¿Qué es en reali­dad Go Faster? «Es co­mo com­bi­nar el cine con lec­cio­nes de con­duc­ción de es­pe­cia­lis­ta, to­do en una pro­duc­ción al es­ti­lo Holly­wood, y ha­cien­do que los par­ti­ci­pan­tes pa­sen un día inol­vi­da­ble y vuel­van a ca­sa con el ma­te­rial edi­ta­do pa­ra com­par­tir­lo con los ami­gos», lo des­cri­bía An­drew Merry­weat­her, ge­ren­te de Ex­pe­rien­cia de Mar­ca de Ford.

En efec­to, pa­ra en­trar en el re­par­to ha­bía que eje­cu­tar una se­rie de ma­nio­bras en la pis­ta de prue­bas. Pri­me­ro, con un Fo­cus RS 2.3 de 350 CV, apren­día­mos a ha­cer «do­nuts» en torno a un eje cen­tral, es de­cir, gas a to­pe en mo­do «drift». Lue­go, otra es­ce­na de las clá­si­cas: sa­lir mar­cha atrás ace­le­ran­do fuer­te, dar un brus­co gol­pe de vo­lan­te pa­ra gi­rar 180ë a la vez que se pi­sa el em­bra­gue y se­guir de fren­te a to­da me­cha. Na­tu­ral­men­te, des­pués de que los ins­truc­to­res nos en­se­ña­ran có­mo ha­cer­lo.

La guin­da del pas­tel era su­bir­se al Mus­tang GT V8 (5 li­tros y 420 CV) y lle­var a ca­bo un sla­lom com­pues- to por una ma­rean­te su­ce­sión de co­nos y un sec­tor de «drif­ting», tam­bién gas a fon­do, con un par de gi­ros de 360ë. Ca­da cono de­rri­ba­do im­pli­ca­ba un pun­to de pe­na­li­za­ción, con lo que la cla­ve del asun­to era ir de­pri­sa pe­ro sin atu­ru­llar­se.

Por ra­zo­nes que tie­nen que ver con la acu­mu­la­ción de tra­ba­jo, es­te es­cri­to sa­le pu­bli­ca­do cuan­do el even­to Go Faster abier­to al pú­bli­co ha de­ja­do ya de ce­le­brar­se. Hu­bo edi­cio­nes en Barcelona y Ma­drid y an­tes en otras ciu­da­des eu­ro­peas. To­das fue­ron un éxi­to ab­so­lu­to: las en­tra­das pues­tas a la ven­ta a tra­vés de las re­des ha­bi­tua­les se ago­ta­ron en po­cas ho­ras. Ló­gi­co, ¿cuan­tos de­ja­rían pa­sar la oca­sión de po­ner­se al vo­lan­te de un pe­pino co­mo el Fo­cus RS o del ya mí­ti­co Mus­tang?

Que en nues­tros atri­bu­la­dos tiem­pos de co­rrec­ción po­lí­ti­ca ex­tre­ma, de hi­pó­cri­ta res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va, de ca­si cri­mi­na­li­za­ción de la au­to­mo­vi­li­dad per­so­nal, un fa­bri­can­te ge­ne­ra­lis­ta lan­ce una pro­pues­ta que desafía los cá­no­nes ha­bi­tua­les re­sul­ta tan asom­bro­so co­mo ad­mi­ra­ble. Los de mar­ke­ting ya no sa­ben qué in­ven­tar, pen­sa­rán al­gu­nos. Opino que Ford ha sa­bi­do mo­ver fi­cha po­nien­do en jue­go ele­men­tos que ape­lan a su ima­gen, his­to­ria y va­lo­res, trans­mi­tien­do un men­sa­je lú­di­co y ca­si he­do­nis­ta a la vez que son­dea el mer­ca­do y re­co­pi­la una va­lio­sa ba­se de da­tos de con­su­mi­do­res. Big Da­ta a cam­bio de sen­sa­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas con ma­sa­je al ego. Va­le, pe­ro que ma­la le­che tie­ne el pu­ñe­te­ro Mus­tang... (Go Faster en: https://bit.ly/2zJ­gR­jT) mc

«Sor­pren­de que un fa­bri­can­te ge­ne­ra­lis­ta lan­ce una pro­pues­ta tan po­lí­ti­ca­men­te in­co­rrec­ta»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.