PE­DIR­LE PERAS AL OLMO

Motor Clásico - - SUBASTAS - por Ma­nuel Ga­rri­ga

De­cep­cio­na­do por la subas­ta lle­va­da a ca­bo ayer en el Mu­seu RAMM de Bar­ce­lo­na», es­cri­bía el 17 de ma­yo Sal­va­dor Cla­ret en las re­des so­cia­les. «Sus or­ga­ni­za­do­res no su­pie­ron trans­mi­tir a los po­cos asis­ten­tes in­te­rés y res­pe­to ha­cia los lo­tes ofre­ci­dos. Mal ejem­plo de or­ga­ni­za­ción pa­ra im­plan­tar en es­te país un sis­te­ma de ven­ta ca­da vez más ex­ten­di­do y acep­ta­do en to­do el mun­do. La subas­ta no tu­vo ni su pú­bli­co, que exis­te, ni tam­po­co di­fu­sión, ni si­quie­ra la fe­cha ade­cua­da».

En efec­to, ha­bía cier­ta ex­pec­ta­ción por asis­tir aun even­to tan po­co ha­bi­tual en­tre no­so­tros, y el re­sul­ta­do fue más bien de­cep­cio­nan­te pa­ra to­dos. Mon­ta­da por el maî­tre Sta­nis­las Ma­choïr, a quien ya he­mos vis­to ac­tuar en al­gún Au­to Re­tro, y di­ri­gi­da por su es­po­sa Roamhy, la ven­ta pú­bli­ca del ma­te­rial del Mu­seo Re­tro Au­to Mo­to (par­te de la co­lec­ción de Vla­di­mir Spi­ri­do­nov, due­ño de otro mu­seo en Ru­sia) es­ta­ba for­ma­da por 132 lo­tes de los cua­les una ter­ce­ra par­te au­to­mo­bi­lia (di­bu­jos y ca­tá­lo­gos), otra mo­tos y ci­clo­mo­to­res, y el ter­cio res­tan­te co­ches an­ti­guos y clá­si­cos, aun­que no to­dos pre­sen­tes en la subas­ta.

Era pre­vi­si­ble. Ni la for­ma de con­du­cir la ni los lo­tes ofre­ci­dos -sal­vo ex­cep­cio­nes- die­ron la ta­lla. Aun­que la se­sión em­pe­zó fuer­te al ad­ju­di­car­se el pri­me­ro por 20.000 €, una Ja­mes de 1914 (ver Mo­tor Clá­si­co n. 304), se­gui­da de una Vin­dec de 1904 en 18.000 €, am­bas bas­tan­te por en­ci­ma de su va­lor de mer­ca­do, la co­sa de­ca­yó en­se­gui­da. Se ven­die­ron la mi­tad de las 40 mo­tos en li­za.

En el ca­pí­tu­lo de co­ches, tam­bién sor­pren­dió la rá­pi­da ven­ta de un ra­ro aun­que du­do­so Nor­bert Ertle de 1897 (18.000 €), pe­ro el re­sul­ta­do glo­bal fue aún peor pues so­lo una vein­te­na de lo­tes en­con­tra­ron com­pra­dor y a pre­cios ge­ne­ral­men­te ba­jos. Un pu­ña­do de co­che­ci­llos fran­ce­ses de los años 10 y 20 -Le Ze­bre, Se­ne­chal, Don­net Ze­del, Ro­sen­gart- en­tre 15 y 18.000 € ca­da uno, un Pac­kard Clip­per de 1941 (16.000 €) y un Hein­kel Ka­bi­ne (11.000 €) fue­ron los más des­ta­ca­bles. En fin, ca­be ex­traer una bue­na lec­ción de to­do ello y es­ta­mos se­gu­ros de que ha­brá al­gu­na otra opor­tu­ni­dad.

Stra­tos HF Stra­da­le de 1975 con sólo 12.000 km (545.000 €), un 037 Rally Stra­da­le de 1982 con 3.500 km (770.000 €) o un Del­ta S4 Stra­da­le de 1985 con 2.200 km que se re­ma­tó en 1.040.000 €. En cuan­to a los 85 young­ti­mers, el más ca­ro fue un Mer­ce­des-Benz 560 SEC AMG 6.0 de 1990 (149.500 €), se­gui­do por otro co­che de es­ta mis­ma mar­ca -Es­sen obli­ga-, en es­te ca­so un 500 TE AMG Sta­tion Wa­gon de 1979 (143.750 €). En tér­mi­nos más mun­da­nos, tam­bién lla­ma­ron la aten­ción los 40.250 € pa­ga­dos por un Ran­ge Ro­ver de 1992 con ba­jo ki­lo­me­tra­je, o el Nis­san 300ZX Twin Tur­bo de 1992 que se re­ma­tó en 32.200 €. En cuan­to a lo no ven­di­do -que no fue mu­cho- des­ta­có el Bu­gat­ti Vey­ron 16.4 Grand Sport Vi­tes­se de 2013, que no en­con­tró com­pra­dor a pe­sar de que las pu­jas subie­ron has­ta los 1.300.000 €.

Al día si­guien­te, 13 de abril, Coys pre­sen­ta­ba en Es­sen una se­lec­ción de unos cien vehícu­los, mu­chos de ellos ofre­ci­dos sin pre­cio de re­ser­va, co­mo una co­lec­ción com­ple­ta pro­ce­den­te de Ita­lia que in­cluía vehícu­los de ca­li­bre po­pu­lar co­mo un Fiat 127 de 1981 o un 124 Fa­mi­liar de 1970. En­tre lo ven­di­do sin re­ser­va tam­bién hu­bo co­ches de ma­yor en­jun­dia co­mo un Mer­ce­des Benz 500 SEL (71.888 €) o el más ca­ro del gru­po, un Mer­ce­des Benz 230 SL Pa­go­da de 1964, re­ma­ta­do por 90.744 €. En cuan­to a los lo­tes con pre­cio de sa­li­da des­ta­ca­ron sen­dos Ma­se­ra­ti Se­bring Se­rie II y Mis­tral -145.000 y 200.345 €, res­pec­ti­va­men­te- o el más in­tere­san­te de la subas­ta, un ex­tra­ño BMW M1 de 1979 pre­pa­ra­do pa­ra com­pe­ti­ción por Ha­rald Ertl y que se mos­tra­ba co­mo «barn find», sin res­tau­rar y cu­bier­to de pol­vo. El co­che re­ci­bió una bru­tal pre­pa­ra­ción en la épo­ca con dos com­pre­so­res do­bles KKK, y ba­jo el pa­tro­ci­nio de Bri­tish Pe­tro­leum al­can­zó los 301.4 km/h el 17 de oc­tu­bre de 1981. Coys con­si­guió por él 160.276 €, a pe­sar de que ne­ce­si­ta­rá un buen re­pa­so pa­ra vol­ver a cir­cu­lar.

Cru­za­mos aho­ra el Atlán­ti­co pa­ra di­ri­gir­nos a Tu­pe­lo (Mis­si­si­pi), don­de la bri­tá­ni­ca Bon­hams reali­zó una subas­ta el día 26 de abril. Se tra­ta­ba de la ven­ta de la co­lec­ción com­ple­ta de Frank K. Spain, que des­de ha­cía años se mos­tra­ba al pú­bli­co en for­ma de un va­ria­do mu­seo. Su fun­da­dor fa­lle­ció re­cien­te­men­te y, se­gún sus de­seos, aho­ra los 170 vehícu­los y 330 pie­zas de au­to­mo­bi­lia se han subas­ta­do pa­ra do­nar los be­ne­fi­cios a una fun­da­ción edu­ca­cio­nal. La es­tre­lla in­dis­cu­ti­ble y lo­te más ca­ro fue un Tuc­ker Mo­del 48 de 1948, ven­di­do por 1.985.000 $. Tam­bién des­ta­có un so­brio Due­sen­berg J de 1930, sin res­tau­rar y sin los ha­bi­tua­les cro­ma­dos y co­lo­res es­tri­den­tes, y que aun así lle­gó a su­pe­rar los 400.000 $. En es­ta subas­ta se pu­die­ron ver to­do ti­po de ex­tra­ños mo­de­los ame­ri­ca­nos de prin­ci­pios del si­glo XX sin pre­cio de re­ser­va, lo cual mo­ti­vó que las pu­jas se fue­ran ca­len­tan­do y la prác­ti­ca ma­yo­ría de los lo­tes al­can­za­sen o re­ba­sa­sen las es­ti­ma­cio­nes del ca­tá­lo­go. Lo mis­mo su­ce­dió con los dos pin­to­res­cos co­ches crea­dos en los años 60 pa­ra la pe­lí­cu­la «La Ca­rre­ra del Si­glo» pro­ta­go­ni­za­da por Jack Le­mon y

Tony Curtis, con as­pec­to de vehícu­los de los años 10. Su fa­ma ci­ne­ma­to­grá­fi­ca va­lió pa­ra que su­pe­ra­sen los 100.000 €, lle­gan­do el co­che pro­ta­go­nis­ta, un «Les­lie Es­pe­cial», has­ta 112.000 $.

En­tre los mu­chos au­to­mó­vi­les que se ofre­cían sin res­tau­rar hu­bo va­rios pre­cios pa­ra to­dos los pú­bli­cos, co­mo los 7.840 $ pa­ga­dos por un Lin­coln Con­ti­nen­tal Se­dan de 1966, un Mer­ce­des-Benz 220S ber­li­na de 1958 -con ai­re acon­di­cio­na­do-, o un Sun­beam-Tal­bot 90 Mk IIA Drop­head Cou­pé de 1954. Sen­dos De So­to Fi­re­do­me V8 de 1955 y Stu­de­ba­ker Com­man­der Star­light de 1950 fue­ron ven­di­dos por sólo 5.600 $, y en con­jun­to Bon­hams ro­zó el 90% de ven­tas al fi­na­li­zar es­ta subas­ta.

Si­guien­do en EE.UU., RM-Sotheby´s subas­tó en Sant Louis (Mis­sou­ri), en­tre los días 4 y 5 de ma­yo, la co­lec­ción com­ple­ta de 70 vehícu­los y cien­tos de ob­je­tos de au­to­mo­bi­lia del ar­qui­tec­to Fred Guy­ton, fa­lle­ci­do en sep­tiem­bre de 2018. Co­mo en la an­te­rior subas­ta, la gran ma­yo­ría de los lo­tes sa­lían sin pre­cio de re­ser­va, lo cual ani­mó in­creí­ble­men­te a los pu­ja­do­res. La fac­tu­ra­ción fi­nal al­can­zó los 11,7 mi­llo­nes de dó­la­res, en par­te gra­cias al buen re­sul­ta­do que co­se­cha­ron va­rios Rolls-Roy­ce, His­pano-Sui­za o Due­sen­berg, to­dos ellos mo­de­los an­te­rio­res a la II Guerra Mun­dial. Re­sul­tó es­pe­cial­men­te lla­ma­ti­vo ob­ser­var que el vehícu­lo más ca­ro de la subas­ta, un Rolls-Roy­ce Sil­ver Ghost de 1909, en reali­dad mon­ta­ba una ca­rro­ce­ría ré­pli­ca rea­li­za­da ha­ce unos 25 años, y aún así con sus 1.325.000 $ que­dó por en­ci­ma de pie­zas de la ta­lla de un Bu­gat­ti 40 GS de 1927 o un ra­rí­si­mo Rux­ton con trac­ción de­lan­te­ra de 1930, am­bos to­tal­men­te ori­gi­na­les.

En cuan­to a los lo­tes de au­to­mo­bi­lia – que eran más de 500- se al­can­za­ron pre­cios de lo­cu­ra, co­mo los 57.000 $ pa­ga­dos por un mo­tor Rolls Roy­ce V-12 Mer­lin (que in­cluía el set original de he­rra­mien­tas) o los 48.000 $ que al­can­zó un cua­dro de mo­ti­vos au­to­mo­vi­lís­ti­cos. To­do es po­si­ble en USA. mc

Se­rie­dad inusual. Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a ver los Due­sen­berg J car­ga­dos de cro­ma­dos y con lla­ma­ti­vos co­lo­res, pe­ro ver uno de es­ta gui­sa tam­bién tie­ne su en­can­to. Bon­hams con­si­guió por él 450.500 $.

Fie­bre Lan­cis­ta. Es­te Stra­tos HF Stra­da­le de 1975 te­nía sólo 12.000 km y RM-Sotheby´s lo ad­ju­di­có por 545.000 € en su es­treno en la Techno Clas­si­ca de Es­sen, en Ale­ma­nia.

In­tere­san­te. No fue el más ca­ro de la subas­ta de Coys en Es­sen, pe­ro sí el que des­per­tó ma­yor in­te­rés. El BMW M1 de 1979 se re­ma­tó en 160.276 €.

Sigue en ca­sa. Afor­tu­na­da­men­te Catawiki ven­dió es­te Al­fa Romeo Mon­treal con ma­trí­cu­la ceu­tí de to­da la vi­da por 69.000 € a un com­pra­dor es­pa­ñol.

Buen pre­cio. Has­ta 335.000 $ se pa­ga­ron por es­te His­pano Sui­za H6B de 1928.

Ci­fra one­ro­sa. Has­ta 190.400 dó­la­res se pa­ga­ron por es­te an­te­di­lu­viano Ca­di­llac de 1903, ap­to pa­ra par­ti­ci­par en la Lon­do­nB­righ­ton.

Ra­ro de ver. No el co­che, que es un Mer­ce­des Benz 300 SL Cou­pe, sino que uno de es­tos mo­de­los ha­ya que­da­do sin ven­der. Ocu­rrió en la subas­ta de RM-Sotheby´s en Mis­sou­ri.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.