Al-At­ti­yah, más cer­ca del tí­tu­lo

Loeb, con su se­gun­do triun­fo con­se­cu­ti­vo, ade­lan­tó a Pe­ter­han­sel. Sainz fue 3º y Na­ni Ro­ma ba­ja has­ta la 4ª pla­za de la ge­ne­ral

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Fa­bio Mar­chi Li­ma Pis­co a P

A Nas­ser Al-At­ti­yah no le tiem­bla el pul­so y avan­za de for­ma muy se­gu­ra ha­cia su ter­cer toua­reg de bron­ce. El ca­ta­rí, en un te­rreno de du­nas en el que se desen­vuel­ve co­mo pez en el agua, apro­ve­chó un nue­vo fa­llo de Pe­ter­han­sel pa­ra au­men­tar su ven­ta­ja en la ge­ne­ral has­ta los 41 mi­nu­tos so­bre el ga­lo, que vio co­mo su com­pa­trio­ta Sé­bas­tien Loeb lo pa­só en la cla­si­fi­ca­ción co­lo­cán­do­se en el se­gun­do lu­gar al mos­trar­se de nue­vo in­tra­ta­ble. Des­de que el 9 ve­ces cam­peón del mun­do de ra­llies se que­jó del road­book y ame­na­zó con mar­char­se del Da­kar pa­ra siem­pre, lle­va ya dos triun­fos de eta­pa con­se­cu­ti­vos y se co­lo­ca co­mo el prin­ci­pal ri­val de Al-At­ti­yah, aun­que a 37’43”, le­jos del pi­lo­to de To­yo­ta.

Nas­ser aca­bó mi­nan­do la mo­ral de un Stép­ha­ne Pe­ter­han­sel que fue in­ca­paz de ha­cer un mí­ni­mo ras­gu­ño a su ri­val con sus in­ten­tos de ata­que. ‘Mon­sieur Da­kar’ de­bía sa­car to­das sus ar­mas en la sex­ta eta­pa pa­ra ara­ñar al­go de tiem­po pe­ro es­tu­vo a pun­to de de­cir adiós con un dis­pa­ro en su pro­pio pie en for­ma de otro error que le cos­tó ca­ro. El ve­te­rano pi­lo­to fran­cés ha­bía evi­ta­do el fue­ra de jue­go tras que­dar­se en­ca­lla­do en la eta­pa 5 gra­cias a la ayu­da de un Na­ni Ro­ma que pre­fi­rió asis­tir a su ami­go que ir a por su se­gun­do pues­to en la ge­ne­ral. Ello dio al ga­lo una vi­da ex­tra que no apro­ve­chó ayer co­mo de­bía, ca­yen­do en la tram­pa de las du­nas de Ta­na­ka.

Stép­ha­ne lle­gó a per­der 22 mi­nu­tos en la cla­si­fi­ca­ción, pe­ro fi­nal­men­te pu­do sal­var los mue­bles ti­ran­do al má­xi­mo, arries­gan­do, ya sin na­da que per­der, pa­ra man­te­ner­se con el agua al cue­llo, per­dien­do una pla­za en la ge­ne­ral y dan­do el re­le­vo a Loeb pa­ra que sea él el que y que si no fue­ra por el error en el road­book que le hi­zo per­der un tiem­po cru­cial en la ter­ce­ra eta­pa, es­ta­ría po­nién­do­le las co­sas muy di­fí­ci­les al ca­ta­rí. Aho­ra, so­lo le que­da es­pe­rar un fa­llo ga­rra­fal de Nas­ser, que ayer per­dió la eta­pa por un pe­que­ño error de na­ve­ga­ción fi­nal.

Con la im­pre­sio­nan­te es­ca­la­da de Sé­bas­tien Loeb,Na­ni Ro­ma se ba­jó de las po­si­cio­nes de po­dio al per­der 12’22” en la es­pe­cial de ayer, fi­na­li­zan­do en la sex­ta pla­za del día, ale­ján­do­se un po­co más de su sue­ño de po­der dar la sor­pre­sa. Por su par­te, Car­los Sainz su­mó un me­ri­to­rio ter­cer pues­to en un día en el que su­frió de nue­vo mu­chos con­tra­tiem­pos con el sis­te­ma de hin­cha­do de los neu­má­ti­cos. “Nos he­mos pa­ra­do dos ve­ces a cam­biar dos rue­das y al fi­nal ha­bía un way­point que se lle­ga­ba al su­bir una cues­ta y al no po­der des­hin­char las rue­das he­mos te­ni­do que dar mu­chas vuel­tas pa­ra mar­car­lo”, ex­pli­có el ma­dri­le­ño, que si­gue sin ti­rar la toa­lla en bus­ca del an­sia­do triun­fo de eta­pa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.