“EL AÑO DEL AS­CEN­SO FUE TO­DO PER­FEC­TO”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Io­su Mu­ni­lla Do­nos­tia

Ser­gio Ro­drí­guez (Logroño, 1978) fue uno de los in­te­gran­tes de aque­lla plan­ti­lla que en la tem­po­ra­da 09/10 con­si­guió de­vol­ver a la Real al lu­gar que le per­te­ne­ce. El ac­tual en­tre­na­dor de la UD Lo­gro­ñés so­lo ju­gó dos tem­po­ra­das en el con­jun­to txu­ri ur­din, pe­ro aún guar­da muy buen re­cuer­do de Do­nos­tia.

¿Qué tal va to­do?¿Pen­san­do ya en el pla­yoff de as­cen­so a Se­gun­da no?

Sí. La se­ma­na pa­sa­da em­pe­za­mos a ha­cer los tests pro­to­co­la­rios y es­ta se­ma­na he­mos em­pe­za­do con los en­tre­na­mien­tos in­di­vi­dua­les. Es­tá sien­do un po­co com­pli­ca­do en cuan­to a or­ga­ni­za­ción por­que tam­po­co te­ne­mos unas ins­ta­la­cio­nes con va­rios cam­pos, es­ta­mos un po­co li­mi­ta­dos en ese sen­ti­do. Te­ne­mos que ha­cer bas­tan­tes tur­nos y en­ci­ma es­ta se­ma­na en Logroño es­tá ha­cien­do mu­cho ca­lor, pe­ro bien. To­dos han ve­ni­do bien, con mu­chas ga­nas y, den­tro de los me­dios que te­nían, en un buen es­ta­do fí­si­co.

Ju­gó dos tem­po­ra­das en la Real. ¿Qué des­ta­ca­ría de su pa­so?

Fue­ron dos tem­po­ra­das para mí muy fe­li­ces. Pri­me­ro por­que lle­gué a un equi­po ex­tra­or­di­na­rio. Yo ha­bía es­ta­do en otros equi­pos, pe­ro no del ni­vel de la Real So­cie­dad en cuan­to a ins­ta­la­cio­nes, afi­ción… Para mí era un pa­so muy im­por­tan­te y lo re­cuer­do con mu­cho ca­ri­ño, tan­to al club, que ten­go mu­cha re­la­ción con la gen­te de allí por­que hi­ce muy bue­nas amis­ta­des, co­mo a la ciu­dad y a la afi­ción. Yo siem­pre me sen­tí muy res­pe­ta­do y me ale­gro de que las co­sas va­yan muy bien. Ya era un gran club, pe­ro ha da­do un sal­to cua­li­ta­ti­vo im­pre­sio­nan­te y aho­ra mis­mo es­tá a un ni­vel ex­tra­or­di­na­rio.

¿Có­mo le re­ci­bió la afi­ción? Us­ted es­ta­ba en el Ala­vés que le fas­ti­dió el as­cen­so a la Real el año an­te­rior.

Son co­sas del fút­bol. Al­gún com­pa­ñe­ro ya me lo re­cor­da­ba de vez en cuan­do, pe­ro ellos tam­bién en­ten­dían que eran co­sas del fút­bol. Al fi­nal fue un par­ti­do muy de­li­ca­do para los dos equi­pos. No­so­tros nos ju­gá­ba­mos man­te­ner la ca­te­go­ría y la Real, as­cen­der. Sí que es cier­to que si la Real hu­bie­se as­cen­di­do a Pri­me­ra que yo igual no ha­bría po­di­do pa­sar esos dos ma­ra­vi­llo­sos años. Y la afi­ción, muy bien. Les pue­de gus­tar más o me­nos tu for­ma de ju­gar o el ren­di­mien­to, pe­ro siem­pre en­ten­die­ron que yo era una per­so­na pro­fe­sio­nal y me he sen­ti­do muy res­pe­ta­do du­ran­te to­do el tiem­po que es­tu­ve.

¿Y de la tra­yec­to­ria del equi­po esos dos años qué me di­ce?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.