Braith­wai­te for­ta­le­ce su men­te

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Ro­ger To­re­lló Bar­ce­lo­na Kim Bo­ye, que a prin­ci­pios de los 90 pro­bó co­mo ju­ga­dor del Ba­rça a las ór­de­nes de Cruyff

“He ve­ni­do pa­ra es­tar en el Ba­rça un lar­go tiem­po. Creo en mí”. Con es­ta con­tun­den­cia res­pon­día Mar­tin Braith­wai­te a una de las pre­gun­tas que MD le for­mu­la­ba en la en­tre­vis­ta que nos con­ce­dió el pa­sa­do 6 de mar­zo, po­cas se­ma­nas des­pués de su fi­cha­je por el Ba­rça, con el que fir­mó con­tra­to has­ta ju­nio de 2024.

Pre­ci­sa­men­te, esa con­fian­za que tie­ne en sí mis­mo es la que ha lle­va­do a Braith­wai­te (29 años) a cum­plir to­dos sus sue­ños en la vi­da, co­mo fue su fi­cha­je por el Ba­rça, que es­tá dis­fru­tan­do des­de el pri­mer mi­nu­to. Aun­que su nom­bre ya ha so­na­do co­mo una op­ción de ca­ra al mer­ca­do de ve­rano con la que el club pue­da cua­drar nú­me­ros, el da­nés se man­tie­ne fir­me en que su pa­so por la en­ti­dad azul­gra­na no sea una sim­ple anéc­do­ta, sino que desea de­jar hue­lla igual que lo hi­cie­ran sus dos pre­de­ce­so­res da­ne­ses: Allan Si­mon­sen y Mi­chael Lau­drup.

Braith­wai­te fue una de las no­ve­da­des en el on­ce an­te el Ma­llor­ca, una ali­nea­ción que sor­pren­dió a to­dos me­nos a él, acos­tum­bra­do a lu­char a dia­rio en los en­tre­na­mien­tos por un pues­to y a for­ta­le­cer la men­te con un ‘coach’ pa­ra que cual­quier desafío, in­clui­do el de pe­lear por un pues­to con Suá­rez o Griez­mann, aun­que sea lle­gan­do él des­de un equi­po mo­des­to co­mo el Le­ga­nés.

La des­gra­cia que le to­có vi­vir de ni­ño por un pro­ble­ma de ca­de­ra y que le obli­gó a es­tar en si­lla de rue­das du­ran­te dos años no hi­zo más que mo­ti­var­le y ha­cer de él al­guien con una per­so­na­li­dad muy fuer­te.

De he­cho, ese tra­ba­jo de for­ta­le­cer la men­te lo si­gue ejer­ci­tan­do hoy (y más du­ran­te el con­fi­na­mien­to) con Kim Bo­ye, un ex fut­bo­lis­ta da­nés que lle­gó a es­tar a prue­ba en el Ba­rça a prin­ci­pios de los 90 con Johan Cruyff en el ban­qui­llo cu­lé.

Bo­ye, que na­da tie­ne que ver con el abo­ga­do que ase­so­ra y de­fien­de al ex Pre­si­dent Car­les Puig­de­mont, triun­fa aho­ra co­mo pro­fe­sor, es­cri­tor y ase­sor de de­por­tis­tas pro­fe­sio­na­les y em­pre­sa­rios. ‘El gue­rre­ro men­tal’, co­mo así se ha­ce lla­mar en sus char­las a tra­vés de Fa­ce­book, tie­ne tam­bién un li­bro con el mis­mo nom­bre. “To­do lo que pue­do me­jo­rar, tra­to de ha­cer­lo. Fí­si­ca­men­te, téc­ni­ca­men­te, pe­ro tam­bién la men­te, to­do lo que po­da­mos ha­cer de­pen­de de la men­te, así que es al­go muy im­por­tan­te y la tra­ba­jo des­de que era jo­ven”, ad­mi­tía

en esa mis­ma en­tre­vis­ta con es­te dia­rio, dan­do cuen­ta de la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra él el ‘co­co’.

Su fe en sí le hi­zo to­car el cie­lo fi­chan­do por el Ba­rça el pa­sa­do mes de fe­bre­ro, pe­ro no pien­sa en de­te­ner­se ahí. Tras mar­car su pri­mer gol co­mo azul­gra­na en Ma­llor­ca y com­ple­tar los 90 mi­nu­tos -al­go que no hi­cie­ron ni Suá­rez, que vol­vía tras cin­co me­ses de le­sión, ni Griez­man­nB­raith­wai­te va a por más. Ni su fí­si­co ni su men­te pien­san de­te­ner­lo.Yaho­ra­lle­ga­suLe­ga­nés

Tra­ba­ja con un ‘coach’ por­que con­si­de­ra igual de bá­si­co en­tre­nar su cuer­po co­mo el ‘co­co’

H

FO­TO: GE­RARD FRANCO

Braith­wai­te jun­to a su ‘coach’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.