Par­ti­do in­ten­so y con bas­tan­tes pro­tes­tas

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Chema G. Fuen­te Madrid El par­ti­do que dispu­taron el Ath­le­tic y el Atlé­ti­co de Madrid de­jó una in­tere­san­te ba­ta­lla que aca­bó en ta­blas En­rí­quez Ne­grei­ra

Vol­vió LaLi­ga pa­ra dos clá­si­cos del fút­bol es­pa­ñol, pa­ra el Ath­le­tic de Bil­bao y el Atlé­ti­co de Madrid. Dos equi­pos que son his­to­ria vi­va de nues­tro fút­bol y que pro­ta­go­ni­za­ron un atí­pi­co due­lo en un San Ma­més sin fe­li­gre­ses. Una Ca­te­dral sin de­vo­tos en es­ta nue­va reali­dad del fút­bol a cuen­ta de la cri­sis sa­ni­ta­ria ge­ne­ra­da por el Co­vid-19.

A la es­pe­ra de que esa tan ca­carea­da nor­ma­li­dad real­men­te lo sea, es­te su­ce­dá­neo de fút­bol sin afi­ción y con un cier­to aro­ma a tor­neo de ve­rano, es una es­pe­cie de pla­ce­bo pa­ra los en­gan­cha­dos al ba­lom­pié. No ha­bría fe­li­gre­ses, pe­ro los gri­tos de unos y otros, ese so­ni­do que la mu­che­dum­bre nos es­ca­mo­tea, re­so­na­ban en la ma­jes­tuo­si­dad de es­te tem­plo fut­bo­lís­ti­co. Y pa­ra co­lo­car­le más ra­re­za al asun­to, los hin­chas vas­cos mi­ra­ban al equi­po y no veían a uno de sus ju­ga­do­res de su pro­pio san­to­ral, a Aritz Adu­riz, re­cien­te­men­te re­ti­ra­do.

Un pa­so más a re­cu­pe­rar esa vi­da que se de­tu­vo ha­ce me­ses, pa­ra al­gu­nos pa­ra siem­pre des­gra­cia­da­men­te, que de­pa­ró un buen par­ti­do en­tre es­tos dos clá­si­cos, pa­ra los que es­ta reanu­da­ción no su­po­ne un cam­bio ra­di­cal en las se­ñas de iden­ti­dad que man­tu­vie­ron en el res­to de la tem­po­ra­da. Pro­ble­mas pa­ra mar­car en am­bas es­cua­dras y esa irre­gu­la­ri­dad en el ca­so de los col­cho­ne­ros en los par­ti­dos de le­jos de ca­sa. Tres vic­to­rias en los 14 par­ti­dos li­gue­ros a do­mi­ci­lio y ape­nas 17 de los 42 pun­tos en jue­go. Un las­tre.

Si la in­ten­ción de los de Si­meo­ne era es­ca­lar a esos pues­tos de Cham­pions, vi­ta­les en lo eco­nó­mi­co pa­ra la su­per­vi­ven­cia del pro­yec­to de­por­ti­vo, el pri­mer test de­jó bue­nas sen­sa­cio­nes pe­ro vie­jos vi­cios y el mis­mo re­sul­ta­do. No apro­ve­chó el Atlé­ti­co los tro­pie­zos de Ge­ta­fe y Va­len­cia, y ve có­mo el Se­vi­lla po­ne tie­rra de por me­dio res­pec­to el ter­cer pues­to.

El par­ti­do de­jó dos par­tes di­fe­ren­cia­das, una pri­me­ra con ma­yor pre­pon­de­ran­cia del Ath­le­tic y una se­gun­da en la que el Atlé­ti­co es­tu­vo un pun­to por en­ci­ma, in­clu­so ro­zó la vic­to­ria. El equi­po vas­co tar­dó un cuar­to de ho­ra en im­po­ner el guion del cho­que. El Atlé­ti­co, no só­lo era in­ca­paz de ga­nar

Na­da más em­pe­zar pu­do amo­nes­tar a Raúl Gar­cía por en­trar a des­tiem­po y des­pués no qui­so per­do­nar a Mu­niain por otra en­tra­da. Con el 1-1 y bas­tan­te in­ten­si­dad en el jue­go, ad­vir­tió a Ga­ri­tano por re­cla­mar una fal­ta y lue­go amo­nes­tó a Wi­lliams por un ges­to de des­apro­ba­ción in­flui­do por su en­tre­na­dor. Gon­zá­lez Gon­zá­lez si­guió muy pro­tes­ta­do en fal­tas pe­ro no en­tró en dis­cu­sio­nes ni ad­ver­ten­cias, y de­tec­tó bien las si­mu­la­cio­nes. En el 80’ Co­rrea se de­jó caer en el área bus­can­do un pe­nal­ti inexis­ten­te. Mar­tí­nez Mu­nue­ra, en el VAR, ape­nas tu­vo tra­ba­jo. Ga­ri­tano aca­bó amo­nes­ta­do. GON­ZÁ­LEZ GON­ZÁ­LES 3/5 MAR­TÍ­NEZ MU­NUE­RA 1/1

la ba­ta­lla de la me­du­lar sino que ni Mar­cos Llo­ren­te, se­gun­do de­lan­te­ro, ni Die­go Cos­ta lo­gra­ban ga­nar los re­cha­ces ni las se­gun­das ju­ga­das.

Pri­mer zar­pa­zo

El Ath­le­tic de Bil­bao co­men­zó a ge­ne­rar oca­sio­nes, Wi­lliams con un ca­be­za­zo, un dis­pa­ro de Yu­ri Ber­chi­che, un ca­be­za­zo de Ye­ray al que Jan Oblak res­pon­dió con sus su­per­po­de­res... Has­ta que lle­gó el gol. Wi­lliams abría el cam­po con un gran pa­se pa­ra un Yu­ri que cen­tra­ba ra­so al pun­to de pe­nal­ti. Allí apa­re­cía Mu­niain pa­ra im­pac­tar el ba­lón y en­viar­lo a la red. Pin­ta­ba mal pa­ra el Atlé­ti­co pe­ro los de Si­meo­ne reac­cio­na­ban en la si­guien­te ju­ga­da. Ko­ke en­con­tra­ba en­tre lí­neas a Die­go Cos­ta, que se co­la­ba en el área y ba­tía a Simón con de­li­ca­de­za. Ca­si ocho me­ses des­pués de su úl­ti­mo gol con la ca­mi­se­ta del Atlé­ti­co, la ‘Pan­te­ra’ con­fir­ma­ba que el pa­rón le sir­vió pa­ra re­cu­pe­rar su me­jor ni­vel.

La se­gun­da mi­tad de­jó un re­gue­ro de cam­bios en am­bos equi­pos. Un se­gun­do ac­to en el que no hu­bo tan­tas oca­sio­nes, pe­ro en la que el Atlé­ti­co ro­zó la vic­to­ria. De­jó una al fi­lo del 80 que pa­re­cía gol sí o sí. Un cen­tro-chut de Lo­di que des­pe­ja­ba co­mo po­día Unai Simón y que aca­ba­ba en los pies de Santiago Arias, el co­lom­biano la pe­ga­ba cru­za­da y ra­sa pe­ro el me­ta vol­vía a sa­car. Fue lo más des­ta­ca­ble de una se­gun­da mi­tad men­guan­te en to­dos los sen­ti­dos

Die­go Cos­ta,que pu­so las ta­blas, no mar­ca­ba con el Atlé­ti­co des­de el 19 de oc­tu­bre

H

FO­TO: J.E.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.