“OJA­LÁ FUE­RA UN RE­FE­REN­TE PA­RA LOS JÓ­VE­NES ”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Celes Pie­dra­bue­na La ri­der de Sa­ba­dell en la pla­ya de Pa­la­mós con los tro­feos lo­gra­dos la pa­sa­da tem­po­ra­da

Sin tiem­po ca­si de sa­bo­rear los éxi­tos con­se­gui­dos, Que­ralt Cas­te­llet (30 años), des­pués de com­ple­tar una gran tem­po­ra­da en la Co­pa del Mun­do de Snow­board de Half­pi­pe, con dos vic­to­rias y lu­chan­do por el tí­tu­lo has­ta el fi­nal, y des­pués de ga­nar el oro en los X Ga­mes de As­pen, pre­pa­ra en la pla­ya de Pa­la­mós la si­guien­te cam­pa­ña, en la que bus­ca­rá cla­si­fi­car­se pa­ra los Jue­gos Olím­pi­cos de In­vierno de 2022. Se­rá su quin­ta pre­sen­cia en unos Jue­gos, en los que bus­ca­rá el me­tal que se le re­sis­te.

Es­ta­mos a me­dia­dos de ju­nio. Ya de­be­ría es­tar en­tre­nan­do en la nie­ve co­mo al­gu­nas de sus ri­va­les y tie­ne que con­for­mar­se con la are­na de la pla­ya.

Sí, lle­vo en Es­pa­ña des­de el pa­sa­do mar­zo. Es­toy in­ten­tan­do man­te­ner mi ni­vel fí­si­co. No pa­rar. In­ten­to es­tar pre­pa­ra­da pa­ra cuan­do pue­da vol­ver a en­tre­nar en la nie­ve, por­que men­tal­men­te es muy im­por­tan­te es­tar mo­ti­va­da pa­ra cuan­do pue­da em­pe­zar a ha­cer snow­board.

¿Tie­ne la ayu­da de un pre­pa­ra­dor fí­si­co o un nu­tri­cio­nis­ta, por­que en las fo­tos de sus re­des so­cia­les se la ve muy atlé­ti­ca y fuer­te?

No, yo me or­ga­ni­zo. Sim­ple­men­te in­ten­to lle­var­lo lo me­jor po­si­ble y ha­cer lo que pue­do con lo que ten­go.

¿Qué ho­ri­zon­te ve a cor­to pla­zo?

Vi­ne a Es­pa­ña cuan­do que­da­ba un mes de en­tre­na­mien­to y la par­te más im­por­tan­te de la tem­po­ra­da a ni­vel de pro­gre­sión, ya que los días que van de mar­zo a abril son los más im­por­tan­tes del año. Du­ran­te el in­vierno las con­di­cio­nes son las de com­pe­ti­ción, de hie­lo y de ries­go, con­di­cio­nes du­ras en las que no quie­res pro­bar co­sas nue­vas y el mo­men­to de ha­cer­lo se­ría aho­ra. Aho­ra ten­dría que es­tar tra­ba­jan­do es­tos as­pec­tos. Ten­go que bus­car al­ter­na­ti­vas y adap­tar­me has­ta que pue­da sa­lir del país. Mi idea era ir a Nue­va Ze­lan­da y apro­ve­char el in­vierno de allí, pe­ro es com­pli­ca­do.

¿Tan im­por­tan­te es ir a Nue­va Ze­lan­da, no pue­de en­tre­nar en Eu­ro­pa, ir a Chi­le o Ar­gen­ti­na?

Es muy di­fe­ren­te tra­ba­jar en un gla­ciar aquí y allá, don­de es in­vierno. Si no se via­ja al he­mis­fe­rio sur sí que se pue­de ir a al­gu­nos gla­cia­res, pe­ro es com­pli­ca­do. Ha­ce ya mu­chos años que voy a Nue­va Ze­lan­da y Aus­tra­lia, tie­nen mu­chas más ins­ta­la­cio­nes y te dan más fa­ci­li­da­des.

Es­ta tem­po­ra­da de in­vierno, ¿cuá­les se­rían sus ob­je­ti­vos?

És­te es el año cla­si­fi­ca­to­rio pa­ra los Jue­gos Olím­pi­cos de Pe­kín, y ya se ha can­ce­la­do un even­to en mar­zo (Bur­ton US Open), ya ve­re­mos qué su­ce­de con los otros. No lo sa­be­mos. Ten­dre­mos que ser muy fle­xi­bles.Ha­brá mu­chos cam­bios y ten­dre­mos que adap­tar nues­tro pro­gra­ma.

¿Prio­ri­za­rá los Jue­gos?

Aho­ra no se pue­de sa­ber. Creo que prio­ri­za­ré el día a día, ca­da día que po­da­mos apro­ve­char pa­ra en­tre­nar y es­tar en la nie­ve se­rá el día más im­por­tan­te.

Es­te ini­cio de tem­po­ra­da tie­ne la tran­qui­li­dad de sa­ber que for­ma par­te de las Es­truc­tu­ras De­por­ti­vas de la RFEDI.

Ha­bien­do subido al po­dio en las com­pe­ti­cio­nes en las que he es­ta­do no me preo­cu­pa­ba, lle­vo en el equi­po na­cio­nal mu­chos años. Su­bir al po­dio en tan­tas prue­bas me da tran­qui­li­dad, sig­ni­fi­ca que es­ta­mos ha­cien­do un buen tra­ba­jo y que lle­va­mos una bue­na tra­yec­to­ria. Lo úni­co que me fal­ta es se­guir con el mis­mo rit­mo de tra­ba­jo.

A sus 30 años es una de las más ve­te­ra­nas de la Co­pa del Mun­do.

La edad es muy sub­je­ti­va, so­bre to­do en nues­tro de­por­te, de­pen­de de mu­chas co­sas, co­mo las le­sio­nes y có­mo te afec­ten en tu snow­board. Es im­por­tan­te se­guir apren­dien­do, en­ten­dien­do tu de­por­te. Per­so­nal­men­te, en los tres úl­ti­mos años he te­ni­do una pro­gre­sión muy gran­de, y no de­jo de apren­der. Es­toy en un mo­men­to muy bueno de mi ca­rre­ra y no veo que ten­ga que fre­nar­me por­que es­toy en una lí­nea as­cen­den­te. No pa­ro de apren­der y me sa­len nue­vos tru­cos. Es­toy dis­fru­tan­do de mi de­por­te co­mo nun­ca lo ha­bía he­cho.

Es una de las po­cas eu­ro­peas, por no de­cir la úni­ca, que plan­ta ca­ra a las ri­va­les chi­nas y ja­po­ne­sas.

Pa­ra mí, es­to es un mé­ri­to muy gran­de y di­ce mu­cho, pe­se a las di­fi­cul­ta­des. Es­toy com­pi­tien­do con los paí­ses que tie­nen más fa­ci­li­da­des pa­ra en­tre­nar, y yo es­toy ahí. Pue­do sen­tir­me or­gu­llo­sa.

Es la ter­ce­ra del ran­king de la Co­pa del Mun­do, tras las chi­nas Cai y Liu y 2ª del World Snow­board Tour, que en­glo­ba las com­pe­ti­cio­nes.

Chi­na es el país que tie­ne más ni­vel en mu­je­res. Ten­go una re­la­ción muy bue­na con ellas, y las fa­ci­li­da­des que tie­nen pa­ra ha­cer lo que ha­cen es al­go que ten­go que po­ner en va­lor.

¿Po­dría ex­pli­car las di­fe­ren­cias?

El equi­po de half­pi­pe chino de snow­board tie­ne un pre­su­pues­to pa­ra ca­da ri­der muy ele­va­do, en el que se in­clu­ye el en­tre­na­dor, fi­sio­te­ra­peu­ta, psi­có­lo­go, la lo­gís­ti­ca, los vue­los, los trans­por­tes…, via­jan con un equi­po de pro­fe­sio­na­les que es­tu­dia la me­jor es­tra­te­gia pa­ra sus pro­gra­mas. Yo ten­go un pre­su­pues­to que de­pen­de mu­cho de lo que ga­ne en las com­pe­ti­cio­nes. Aún es­toy en es­te pun­to, de ga­nar las com­pe­ti­cio­nes pa­ra te­ner di­ne­ro y gra­cias a lo que ob­ten­go de mis spon­sors pue­do em­pe­zar la tem­po­ra­da. Es otro ni­vel.

Ga­nar el año pa­sa­do la pri­me­ra prue­ba de la Co­pa del Mun­do se­ría un gran gol­pe de mo­ral, ¿no?

Sí. Cuan­do pien­so en la vic­to­ria en Co­lo­ra­do me vie­ne a la ca­be­za la sen­sa­ción del pe­so que me qui­to de en­ci­ma al col­gar­me la me­da­lla.

Ga­nó dos prue­bas de la Co­pa del Mun­do y los pres­ti­gio­sos X Ga­mes de As­pen, ¿tie­ne mu­cho di­ne­ro?

He te­ni­do mu­cha suer­te de ir ga­nan­do mu­chos even­tos es­ta tem­po­ra­da, pe­ro ten­go que se­guir tra­ba­jan­do. No gano pa­ra se­guir aho­rran­do.

Pa­san los años y no hay más ins­ta­la­cio­nes de half­pi­pe en Es­pa­ña.

Es di­fí­cil. Pa­ra que así fue­ra ten­dría que ha­ber un cam­bio de chip. A mí me en­can­ta­ría y se­ría una ven­ta­ja gran­de. No hay na­da co­mo en­tre­nar en ca­sa y en­se­ñar a la gen­te de ca­sa tu de­por­te, pe­ro no es fá­cil. Es Eu­ro­pa só­lo hay un pi­pe que se man­ten­ga to­do el año ac­ti­vo, el de Laax (Sui­za). A ve­ces se cons­tru­yen unos pa­ra se­sio­nes pri­va­das. Dos se­ma­nas son unos 3.000 eu­ros, y es só­lo el cos­te pa­ra po­der en­tre­nar.

Tam­po­co se ve que ha­ya jó­ve­nes de­por­tis­tas que si­gan sus pa­sos.

Me sa­be muy mal. Oja­lá pu­die­ra ser­vir de guía pa­ra las chi­cas y los chi­cos que quie­ran de­di­car­se al snow­board y al pi­pe. Oja­lá pu­die­ra te­ner un efec­to po­si­ti­vo en las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes.

¿Qué le pa­re­ce­ría que la can­di­da­tu­ra olím­pi­ca Pi­ri­neus-Bar­ce­lo­na 2030 fue­ra una reali­dad?

Es­ta­ría muy bien. Se­ría lo me­jor que nos pu­die­ra pa­sar. Se­ría una co­sa muy po­si­ti­va por­que ha­ría que mi de­por­te lle­ga­ra a más per­so­nas y ayu­da­ría a los de­por­tis­tas a ser más com­pe­ti­ti­vos

H

FO­TO: QUE­RALT CAS­TE­LLET

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.