Va­len­cia al­ber­gó es­ta se­ma­na el pri­mer test ofi­cial a ni­vel na­cio­nal tras el con­fi­na­mien­to con la F4 es­pa­ño­la

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Fa­bio Mar­chi

n

Po­co a po­co lle­ga la es­pe­ra­da ‘nue­va nor­ma­li­dad’, y con ella los ru­gi­dos de los mo­to­res van aca­ban­do con el si­len­cio que tan­to ha ator­men­ta­do en los úl­ti­mos me­ses a los cir­cui­tos del país. En las pa­sa­das se­ma­nas, al­gu­nos tra­za­dos co­mo el de Va­len­cia y Bar­ce­lo­na-Ca­ta­lun­ya abrie­ron sus puer­tas pa­ra test pri­va­dos de los pi­lo­tos mun­dia­lis­tas de mo­to­ci­clis­mo, y es­ta se­ma­na, en el tra­za­do de Ches­te se pu­so la pri­me­ra pie­dra pa­ra vol­ver a cons­truir la vi­da que co­no­cía­mos an­te­rior­men­te, al­ber­gan­do va­rias jor­na­das del pri­mer test ofi­cial de una com­pe­ti­ción au­to­mo­vi­lís­ti­ca en to­da Es­pa­ña de la mano de la F4 es­pa­ño­la.

Allí, mu­chos de los ojos es­ta­ban pues­tos en un chi­co que es­tá des­ti­na­do a ha­cer gran­des co­sas en la pis­tas de to­do el mun­do. Se tra­ta de Ja­vier Sagrera (12/01/2004), ve­cino de To­rroe­lla de Mont­grí (Gi­ro­na), que es­te año afron­ta su pri­me­ra tem­po­ra­da en la Fór­mu­la 4 es­pa­ño­la a sus tan so­lo 16 años, despertand­o una gran ex­pec­ta­ción por las cua­li­da­des que promete. No lo de­ci­mos no­so­tros, lo ha­cen gran­des nom­bres del automovili­smo co­mo son Marc Gené, Jor­di Gené, Miguel Mo­li­na, Ma­riano Mo­li­na, o el pres­ti­gio­so in­ge­nie­ro Chus Sánchez, sus gran­des va­le­do­res. Y cuan­do per­so­na­li­da­des de es­ta ta­lla apo­yan a una jo­ven es­tre­lla, no ha­ce fal­ta mu­cho más pa­ra dar cré­di­to a una per­la de fu­tu­ro.

En las úl­ti­mas se­ma­nas de con­fi­na­mien­to, Sagrera des­col­gó el te­lé­fono a MD pa­ra ha­blar de un año cru­cial, aquel en el que pa­sa­rá a los mo­no­pla­zas des­de los karts, don­de bri­lló tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal des­de 2015. Rá­pi­da­men­te, al es­cu­char sus ob­je­ti­vos, me­tas y sue­ños, la impresión que da­ba no es la de ha­blar con un ni­ño. Im­pre­sio­na una ma­du­rez im­pro­pia de su edad que tan­to des­ta­can en su equi­po y que re­mar­ca Marc Gené.

“Su pal­ma­rés lo ava­la, ha ga­na­do ca­rre­ras y ha con­se­gui­do re­sul­ta­dos ex­cep­cio­nal­men­te bue­nos, pe­ro tam­bién es su per­so­na­li­dad, el he­cho de que sea muy tra­ba­ja­dor, cons­tan­te, muy dis­ci­pli­na­do que real­men­te le apa­sio­na lo que ha­ce, y lue­go por có­mo se de­di­ca en cuer­po y al­ma en es­te de­por­te. No ten­go nin­gu­na du­da de que va­le la pe­na apos­tar por un pi­lo­to que tie­ne es­te cu­rrí­cu­lum pe­ro so­bre to­do es­ta pa­sión y es­ta ac­ti­tud fren­te a las ca­rre­ras y la vi­da en ge­ne­ral”, ase­gu­ra el ex pi­lo­to de F1.

Cla­ve es la con­fian­za que le apor­ta el MOL Ra­cing, equi­po de Miguel Mo­li­na y de su pa­dre Ma­riano, que cuen­ta con más de 30 años de ex­pe­rien­cia en el automovili­smo. En él, Ja­vier ha en­con­tra­do su se­gun­da fa­mi­lia y un en­torno per­fec­to, y es que jun­to a ellos ha cre­ci­do des­de que de­ci­dió com­pe­tir cuan­do te­nía 10 años.

Pi­lo­to con al­ma de de­lan­te­ro

To­do sur­gió a raíz de la pa­sión del pa­dre de Ja­vier, que ha­bía co­rri­do en ra­llies y que pu­do in­cul­car a su hi­jo lle­ván­do­lo a los 3 años a pro­bar un kart de al­qui­ler. Des­de en­ton­ces, Sagrera qui­so re­pe­tir aque­lla sen­sa­ción se­ma­na tras se­ma­na aun­que pre­fi­rió de­can­tar­se ini­cial­men­te por el fút­bol. Pe­ro a aquel jo­ven de­lan­te­ro, le pu­do la ve­lo­ci­dad de los karts y con ellos avan­zó a rit­mo de ré­cord.

FO­TO: PRENSASPOR­T

Sagrera pro­bó por pri­me­ra vez un F4 en un test en Va­len­cia en 2019 y pos­te­rior­men­te ya sor­pren­dió en su pri­me­ra ca­rre­ra en la F4 es­pa­ño­la en Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.