Co­vid-19 y VAR

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - El Ba­rça no pue­de per­der el fo­co de la Li­ga po­le­mi­zan­do y que­ján­do­se

El fút­bol en la­ta que nos ha traí­do la pan­de­mia ha si­do ex­tra­ño, pe­ro hay que re­co­no­cer que a la que se han ju­ga­do tres par­ti­dos la emo­ción por sa­ber quien ga­na­rá La Li­ga, exis­te.

Ya nos he­mos ol­vi­da­do de po­le­mi­zar so­bre si los re­cur­sos de au­dio y las pla­cas vi­sua­les que ta­pan la so­le­dad de los es­ta­dios es o no po­si­ti­va y he­mos en­tra­do de lleno en la com­pe­ti­ción. Y lo he­mos he­cho co­mo en los bue­nos tiem­pos, po­le­mi­zan­do.

No po­día ni lle­gar a ima­gi­nar que es­ta Li­ga de la Co­vid-19 dis­cu­ti­ría­mos so­bre el Vi­deo As­sis­tant Re­fe­ree (VAR) y que el ni­vel de sus­pi­ca­cias, sos­pe­chas y ayu­das reales que se ha­bían vi­vi­do en las li­gas an­te­rio­res emer­ge­rían aho­ra con la fuer­za que lo han he­cho.

Han que­da­do atrás aque­llos co­men­ta­rios de que con el ár­bi­tro asis­ten­te de ví­deo to­do era más jus­to, de que con el VAR el Real Ma­drid no ga­na­ría ja­más una Li­ga y que, al fin, la Jus­ti­cia ha­bía lle­ga­do al fút­bol es­pa­ñol.

Pe­ro no ha si­do así. Una se­rie de de­ci­sio­nes, no una de­ci­sión ais­la­da, sino una se­rie de ellas, han ser­vi­do en ban­de­ja la po­lé­mi­ca de que el Real Ma­drid es­tá sien­do fa­vo­re­ci­do por los ár­bi­tros y que re­ci­be ayu­das ar­bi­tra­les.

Ha­cía mu­cho tiem­po que el Ba­rça no se re­fu­gia­da en la ex­cu­sa de las ayu­das al Ma­drid y es una lás­ti­ma que aquel fantasma que ate­na­zó a los azul­gra­na du­ran­te dé­ca­das vuel­va a sur­gir aho­ra.

Y fue una lás­ti­ma que eso ocu­rrie­ra pre­ci­sa­men­te des­pués del em­pa­te de Se­vi­lla. Un Ba­rça abu­rri­do se de­mos­tró im­po­ten­te a la ho­ra de ga­nar en el Sánchez Piz­juan, pe­ro na­die re­cor­dó que ga­nar en el cam­po del Se­vi­lla es real­men­te una he­roi­ci­dad, por­que ga­nar al Se­vi­lla es di­fí­cil. El pa­sa­do 22 de sep­tiem­bre el Real Ma­drid sí ga­nó allí 0-1. Ka­rim Ben­ze­ma mar­có el gol del triun­fo ma­dri­dis­ta.

No me di­gan por­qué, pe­ro siem­pre he creí­do, y no es pa­ra ge­ne­rar po­lé­mi­ca, que el Real Ma­drid tie­ne una men­ta­li­dad, una for­ta­le­za psí­qui­ca, mu­cho más fuer­te que la de mu­chos clubs eu­ro­peos.

Es­te fi­nal de Li­ga, por ejem­plo, re­quie­re más que na­da fuer­za men­tal por­que to­do es di­fe­ren­te, y la Cham­pions tam­bién exi­gi­rá que los equi­pos ten­gan la cer­te­za, la ab­so­lu­ta cer­te­za, de que de­ben ga­nar sí o sí. El em­pa­te no sir­ve en es­te fi­nal de tem­po­ra­da y por lo tan­to hay que apro­ve­char to­das las opor­tu­ni­da­des pa­ra no de­jar al ri­val ni un mi­lí­me­tro de es­pa­cio, ni una so­la po­si­bi­li­dad o la op­ción pa­ra que ter­ce­ras par­tes o ví­deos sean los que in­flu­yan en los re­sul­ta­dos.

Las de­cla­ra­cio­nes de Ge­rard Pi­qué en Se­vi­lla le­van­ta­ron una gran pol­va­re­da. Sus in­si­nua­cio­nes mar­ca­rán los pró­xi­mos par­ti­dos li­gue­ros. Pe­ro pien­so sin­ce­ra­men­te que en es­te es­ce­na­rio el Ba­rça sue­le que­dar mer­ma­do y el Real Ma­drid re­for­za­do. Pi­qué no ha­bló en el mo­men­to acer­ta­do, por­que el Ba­rça, más allá del VAR, es­tá más flo­jo de lo de cos­tum­bre.

Es­te dia­rio ti­tu­ló el miér­co­les Gol de Oro pa­ra de­fi­nir la por­ta­da del post Ba­rça-Ath­le­tic. Acom­pa­ña­ba al ti­tu­lar el sub­tí­tu­lo Los cam­bios de An­su Fa­ti y Ri­qui Puig die­ron am­bi­ción y ener­gía a un Ba­rça con ac­ti­tud pe­ro sin ideas. De­fi­nir­lo me­jor es im­po­si­ble. Al Ba­rça le fal­ta fue­lle. Ra­ki­tic evi­tó un dra­ma, una tra­ge­dia, pe­ro la in­se­gu­ri­dad, exis­te. Na­da es­tá de­ci­di­do ex­cep­to una co­sa. Hay que ga­nar y apar­car las que­jas. Que sean otros los que lo ha­gan. El Ba­rça no pue­de per­der fo­co.

De­je­mos las que­jas a un la­do e in­ten­te­mos me­ter­nos en los par­ti­dos con más con­ven­ci­mien­to. Nos es­pe­ran el Cel­ta y el Atlé­ti­co de Ma­drid. Ni más ni me­nos. Te­ner mie­do a la de­rro­ta es un mal en­dé­mi­co pa­ra mu­chos téc­ni­cos por­que el te­mor a per­der, a ve­ces, im­po­si­bi­li­ta ga­nar. Y el Ba­rça no se lo pue­de per­mi­tir. Al me­nos en es­ta Li­ga del KO, la Li­ga de la Co­vid-19

H

FO­TO: EFE

Ra­mos, en un Ma­drid-Ma­llor­ca po­lé­mi­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.