El ma­rrón más ma­rrón de los ma­rro­nes

Mundo Deportivo (Bizkaia-Araba) - - ATHLETIC - Iña­ki Ugal­de

La semana fut­bo­lís­ti­ca ha re­sul­ta­do es­pe­cial­men­te do­lo­ro­sa en Bil­bao. El 4-0 con­se­gui­do el úl­ti­mo miér­co­les de no­viem­bre en San Ma­més an­te el Hues­ca pa­re­cía abrir la puer­ta a la ilu­sión al Ath­le­tic de Be­riz­zo. El Le­van­te, sin em­bar­go, pu­so a ca­da uno en su si­tio du­ran­te una tor­tuo­sa, lar­ga y du­ra no­che de lu­nes. Los gra­no­tas, sin ha­cer na­da del otro mundo, se im­pu­sie­ron en el mar­ca­dor por 3-0 a un con­jun­to ro­ji­blan­co que aca­bó fun­di­do y ro­to a mu­chos ni­ve­les.

La con­ti­nui­dad del en­tre­na­dor ar­gen­tino en el ban­qui­llo que­da­ba re­du­ci­da a una sim­ple cues­tión de ho­ras. Al­gu­nos de sus ju­ga­do­res, pe­se a to­do, se­guían cre­yen­do cie­ga­men­te en su mís­ter. Urru­tia, des­de su nue­vo rol en la co­mi­sión ges­to­ra del club, op­tó por pro­ce­der al des­pi­do del téc­ni­co al que tan­to ha­la­gó y del que tan bien es­cu­chó ha­blar a Biel­sa y al­gu­nos otros en sus pri­me­ros días en Le­za­ma.

A Be­riz­zo no le que­da­ba más re­me­dio que se­guir los pa­sos da­dos po­co an­tes por Zi­gan­da. Dos en­tre­na­do­res a la ca­lle en el Ath­le­tic en el se­gun­do se­mes­tre de 2018. Agur, por tan­to, a una en­vi­dia­ble ra­cha de con­ti­nui­dad en el car­go ini­cia­da con los cua­tro años se­gui­dos de Ca­pa­rrós, los dos del ci­ta­do Biel­sa, los otros cua­tro de Val­ver­de e in­clu­so el pri­me­ro de Ku­ko.

A Gaiz­ka Ga­ri­tano, lle­ga­dos a es­te pun­to, le to­ca aho­ra co­mer­se el ma­rrón más ma­rrón de los ma­rro­nes po­si­bles en la úl­ti­ma dé­ca­da del club bil­baíno. El de­rio­ta­rra lle­ga al ban­qui­llo del Ath­le­tic con el equi­po si­tua­do en zo­na de des­cen­so a tres pun­tos de dis­tan­cia del Vi­lla­rreal, de­ci­mo­sép­ti­mo, y cin­co del Le­ga­nés, de­ci­mo­sex­to. En su es­treno li­gue­ro, pro­gra­ma­do una vez más en lu­nes; la bre­cha po­dría ser aún ma­yor, pues­to que to­dos su ri­va­les más cer­ca­nos ya ha­brán dispu­tado sus res­pec­ti­vos com­pro­mi­sos (el Le­ga­nés, de he­cho, se mi­dió ayer no­che al Ge­ta­fe).

Es­pe­re­mos que Ga­ri­tano, con su in­se­pa­ra­ble Pat­xi Fe­rrei­ra en ca­li­dad de se­gun­do, re­ci­ba un tra­to igual de res­pe­tuo­so y ca­ri­ño­so al que se tri­bu­tó a su an­te­ce­sor en el car­go. El fu­tu­ro del Ath­le­tic es­tá en jue­go y eso, tan­to den­tro co­mo fue­ra de Bil­bao, son pa­la­bras ma­yo­res.

Más allá del in­qui­lino del ban­qui­llo de turno, al­guien ten­dría que es­tar pre­gun­tán­do­se a es­tas al­tu­ras de par­ti­do qué es lo que ha pa­sa­do de unos años a es­ta par­te en el pri­mer equi­po ro­ji­blan­co. No pue­de ser que ni Val­ver­de, ni Zi­gan­da, ni Be­riz­zo sean in­ca­pa­ces de sa­car el má­xi­mo ren­di­mien­to a una plan­ti­lla dis­pues­ta al tra­ba­jo y el sa­cri­fi­co; pe­ro ex­ce­si­va­men­te de­pen­dien­te de la ca­pa­ci­dad re­so­lu­ti­va de Adu­riz.

Oja­lá la vuel­ta co­pe­ra en El Al­co­raz mar­que el pun­to de in­fle­xión en un equi­po que tie­ne que ser cons­cien­te, muy cons­cien­te, de la di­fi­cul­tad que en­tra­ña sa­lir de las po­si­cio­nes de aba­jo. To­ca re­mar

FOTO: JUAN ECHE­VE­RRÍA

Gaiz­ka Ga­ri­tano da ór­de­nes du­ran­te el en­tre­na­mien­to de ayer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.