LÍ­DER GRIEZ­MANN

Su pa­pel en la se­lec­ción ga­la es el mis­mo que en el Atlé­ti­co: mue­ve al equi­po bus­can­do el equi­li­brio glo­bal “Des­champs y Si­meo­ne tie­nen un pun­to en co­mún: son ganadores”, di­ce or­gu­llo­so el atlé­ti­co Zas­ca a Cour­tois: “Ga­nó la Li­ga con el Atlé­ti­co, no me ha

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - FÚTBOL - Cris­ti­na Cu­be­ro

An­toi­ne Griez­mann, Gri­zou, Gri­zi, el fut­bo­lis­ta que da nom­bre a es­ta ge­ne­ra­ción de ‘les bleus’ que quie­re una es­tre­lla pro­pia pa­ra su­mar a la que ya con­si­guió la Fran­cia de Zi­ne­di­ne Zi­da­ne en 1998. Griez­mann es el ele­men­to cohe­sio­na­dor en una se­lec­ción mul­ti­rra­cial, in­te­gra­do­ra, don­de con­vi­ve una ge­ne­ra­ción que sa­be lo que es per­der y le­van­tar­se y otra in­sul­tan­te­men­te jo­ven, unos que jue­gan a las car­tas y otros en­gan­cha­dos a la Play, unos con­ver­san­do otros bai­lan­do rap y reag­ge­ton. Y en me­dio, Griez­mann, unien­do, ha­blan­do, bro­mean­do, acon­se­jan­do, li­de­ran­do a un gru­po que quie­re ha­cer sen­tir a Fran­cia or­gu­llo­sa de su se­lec­ción.

Griez­mann ejer­ce en el co­ra­zón de les bleus el mis­mo rol que so­bre el te­rreno de jue­go: ha­ce que to­do fun­cio­ne. El atlé­ti­co es el pun­to de re­fe­ren­cia de la se­lec­ción de Des­champs, él de­ci­de si ra­len­ti­za el jue­go o lo ace­le­ra, si a Fran­cia le in­tere­sa con­tem­po­ri­zar el par­ti­do o lan­zar­se a una ofen­si­va bru­tal, en sus bo­tas, pe­ro más aún en su ce­re­bro está el do­mi­nio de un ‘tem­pus’ clave pa­ra en­ten­der la fia­bi­li­dad de los ga­los.

Le­van­ta la mi­ra­da y man­da. Bus­ca a Ky­lian Mbap­pé y se di­vier­te con él, por­que le gus­ta co­mo ace­le­ra y dri­bla, por­que sien­te que es un ta­len­to des­co­mu­nal. N´Go­lo Kan­té es tan tí­mi­do fue­ra del te­rreno de jue­go que ape­nas ha­bla con Pog­ba y con Griez­mann, con los que se co­mu­ni­ca sin pa­la­bras tam­bién en el cam­po. An­toi­ne con­si­gue que has­ta Kan­té ría, se re­la­je,

dis­fru­te.

Apa­re­ce en la sa­la de pren­sa de la con­cen­tra­ción fran­ce­sa en Is­tra, se ha de­ja­do el ma­te en la ha­bi­ta­ción. Di­ver­ti­do, son­rien­te, iró­ni­co - co­mo cuan­do res­pon­de Cour­tois que ha­bía cri­ti­ca­do el jue­go de­fen­si­vo de la se­lec­ción fran­ce­sa: “si cla­ro, el Chel­sea jue­ga co­mo el Ba­rça... pe­ro no quie­ro ha­blar de él, ga­nó la Li­ga con el Atlé­ti­co”- ejer­cien­do de lí­der, si­tuan­do el pun­to so­bre lo real­men­te im­por­tan­te: “Quie­ro mi es­tre­lla”. Y lo di­ce va­rias ve­ces, ca­si a mo­do de sú­pli­ca.

“Quie­ro mi es­tre­lla, ser cam­peón del mun­do. ¿El Ba­lón de Oro? Noooo, quie­ro mi es­tre­lla”. Y ha­bla más con la mi­ra­da que con sus pa­la­bras, con sus ges­tos de­ci­di­dos, con la se­gu­ri­dad que le da sen­tir­se fuer­te con su se­lec­ción.

“To­dos los ni­ños quieren ju­gar un Mun­dial y una fi­nal - di­ce tran­qui­lo-. En la Eu­ro­co­pa mar­qué go­les y al fi­nal per­di­mos... así que me­jor que no mar­que ¡y ga­ne­mos! (co­men­ta pro­vo­can­do las pri­me­ras car­ca­ja­das an­te una pren­sa en­tre­ga­da al Prin­ci­pi­to). Po­déis con­tar con to­do el mun­do, to­do el equi­po. Ha­re­mos to­do pa­ra ga­nar es­te Mun­dial”.

”Des­champs es un ga­na­dor”

Des­champs ado­ra el ca­rác­ter que le im­prime Griez­mann al equi­po, es el uru­gua­yo de Fran­cia, el que apor­ta ese gen com­pe­ti­ti­vo de los que de­fien­den el ‘par­ti­do a par­ti­do’ por­que se de­jan la vi­da en ca­da en­vi­te. Es un sol­da­do de Si­meo­ne el ‘Prin­ci­pi­to’, un sol­da­do que aho­ra si­gue a otro lí­der pa­re­ci­do al en­tre­na­dor atlé­ti­co. Le pre­gun­tan por las si­mi­li­tu­des en­tre Die­go Si­meo­ne y Di­dier Des­champs y en la res­pues­ta ex­po­ne su fas­ci­na­ción por los dos: “Si­meo­ne y Des­champs tie­nen un pun­to en co­mún: son ganadores. Si­meo­ne no po­dría dor­mir, es un en­tre­na­dor que vi­ve sus par­ti­dos con in­ten­si­dad en ca­da mo­men­to. El en­tre­na­dor de se­lec­ción es di­fe­ren­te, pe­ro tie­nen un pun­to en co­mún: só­lo quieren ga­nar. Mi po­si­ción en el cam­po con la se­lec­ción fran­ce­sa es el es­ti­lo que ten­go en el Atlé­ti­co. In­ten­to con­tro­lar el jue­go a mi for­ma, ace­le­rar y ra­len­ti­zar se­gún co­mo sea el par­ti­do. He­mos tra­ba­ja­do las ju­ga­das a ba­lón pa­ra­do, tra­ba­ja­mos más las ju­ga­das de­fen­si­vas”.

Se ex­pla­ya con Des­champs: “Tie­ne res­pec­to por no­so­tros y es un ga­na­dor. Co­no­ce el ca­mino, co­mo llegar. Ha he­cho apues­tas fuer­tes por ju­ga­do­res co­mo Lu­cas (Her­nán­dez) o Pa­vard. Mi­ra los par­ti­dos de to­dos los cam­peo­na­tos y co­no­ce a to­dos los ju­ga­do­res que pue­den ve­nir a la se­lec­ción. Cam­bió des­pués del par­ti­do de Ar­gen­ti­na, la pre­sión des­cen­dió. Di­dier pre­pa­ra muy bien los par­ti­dos. Cree­mos en él”.

Reite­ra la im­por­tan­cia de un ju­ga­dor co­mo N’Go­lo Kan­té en su se­lec­ción: “Kan­té es un po­co co­mo Ca­se­mi­ro en el Ma­drid y Bra­sil. Ayu­da mu­cho en nues­tro equi­po. Equi­li­bra de­fen­sa y ata­que. Es el ju­ga­dor más im­por­tan­te pa­ra no­so­tros. Te­ne­mos un gran gru­po, gran­des ju­ga­do­res, una bue­na men­ta­li­dad. La Co­pa del Mun­do lo ha con­fir­ma­do”.

Griez­mann ha si­do im­por­tan­tí­si­mo en la evo­lu­ción de Paul Pog­ba, en su com­pro­mi­so con la se­lec­ción, en el cam­bio en el jue­go del ta­len­to del Man­ches­ter, aho­ra más sa­cri­fi­ca­do y com­pro­me­ti­do. “Paul se ha abier­to en el ves­tua­rio, ha­bla más. Cua­do lle­gó aquí sa­bía lo que es­pe­rá­ba­mos de él. Él da consejos, mo­ti­va a la tro­pa. En el jue­go no ha cam­bia­do. Tra­ba­ja pa­ra el equi­po, re­cu­pe­ra ba­lo­nes, ha­ce mo­ver el ba­lón”.

No se ol­vi­da de Mbap­pé: “Ky­lian es muy pe­li­gro­so en la ban­da, lo vi­mos an­te Bél­gi­ca. Tie­ne una ace­le­ra­ción en frio bru­tal. Es­pe­re­mos que vea­mos un gran Kyky en la fi­nal”. E in­sis­te: “Quie­ro mi es­tre­lla”

AN­TOI­NE GRIEZ­MANN

Quie­ro mi es­tre­lla, ser cam­peón del mun­do. ¿El Ba­lón de Oro? Noooo, quie­ro mi es­tre­lla.

Si­meo­ne y Des­champs tie­nen un pun­to en co­mún: son ganadores.

Des­champs tie­ne res­pec­to por no­so­tros y es un ga­na­dor. Co­no­ce el ca­mino, co­mo llegar. Ha he­cho apues­tas fuer­tes por ju­ga­do­res co­mo Lu­cas o Pa­vard.

Kan­té es un po­co co­mo Ca­se­mi­ro en el Ma­drid y Bra­sil. Ayu­da mu­cho en nues­tro equi­po. Equi­li­bra de­fen­sa y ata­que. Es el ju­ga­dor más im­por­tan­te pa­ra no­so­tros.

Paul se ha abier­to en el ves­tua­rio, ha­bla más. Cua­do lle­gó aquí sa­bía lo que es­pe­rá­ba­mos de él. Él da consejos, mo­ti­va a la tro­pa.

Ky­lian Mbap­pé es muy pe­li­gro­so en la ban­da, lo vi­mos an­te Bél­gi­ca. Tie­ne una ace­le­ra­ción en frío bru­tal.

FOTO: EFE

An­toi­ne Griez­mann es el lí­der de una Fran­cia que está muy cer­ca de ga­nar su se­gun­do Mun­dial tras el lo­gra­do en ca­sa ha­ce 20 años.

FOTO: AP

An­toi­ne Griez­mann com­pa­re­ció ayer an­te los me­dios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.