Más ‘Black-blanc-beur’ (ne­gra, blan­ca, ára­be)

1- Só­lo cua­tro ju­ga­do­res de la se­lec­ción fran­ce­sa tie­nen ma­dre y pa­dre na­ci­dos en Fran­cia 2- 14 ju­ga­do­res ‘bleus’ son de ori­gen afri­cano 3-De­sa­com­ple­ja­dos y con una reali­dad dis­tin­ta a la ge­ne­ra­ción de 1998

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - FÚTBOL - Cris­ti­na Cu­be­ro

“Te­ne­mos que sen­tir­nos or­gu­llo­sos de ser fran­ce­ses, lo di­go po­co. Vi­vi­mos bien en Fran­cia, se co­me bien, es un gran país. Te­ne­mos un buen equi­po en Fran­cia, bue­nos pe­rio­dis­tas, te­ne­mos que es­tar or­gu­llo­sos de ser fran­ce­ses. Quie­ro de­cir en es­te pun­to que me sien­to or­gu­llo­so de ser fran­cés”. Es­te ale­ga­to pa­trio­ta lo pro­nun­cia An­toi­ne Griez­mann, nieto de por­tu­gue­ses, uno de los 19 ju­ga­do­res de la se­lec­ción fran­ce­sa sin orí­ge­nes en la Fran­cia con­ti­nen­tal. La gran ma­yo­ría de es­ta se­lec­ción ga­la es de ori­gen afri­cano - 14 ju­ga­do­resy só­lo cua­tro tan­to su pa­dre co­mo su ma­dre son na­ci­dos en Fran­cia de abue­los fran­ce­ses: Llo­ris, Pa­vard, Thau­vin y Gi­roud.

La ge­ne­ra­ción del 98 cam­peo­na del mun­do aban­de­ró el ‘black­blanc-beur’ (ne­gro, blanco, ára­be) con Zi­ne­di­ne Zi­da­ne, de ori­gen ar­ge­lino, co­mo lí­der de aque­lla trans­for­ma­ción. Só­lo ocho de sus ju­ga­do­res eran de ori­gen fran­cés con­ti­nen­tal. La se­lec­ción de Des­champs - or­gu­llo­so de sus orí­ge­nes vas­co-fran­ce­ses- re­pre­sen­ta el pa­ra­dig­ma del sue­ño fran­cés de la pe­ri­fe­ria, la Fran­cia que se unió con los aten­ta­dos de Pa­ris y que aho­ra vuel­ve a sen­tir­se iden­ti­fi­ca­da con una se­lec­ción des­acom­ple­ja­da, mo­der­na, mul­ti­rra­cial, afri­ca­na, or­gu­llo­sa de sus orí­ge­nes y de re­pre­sen­tar a Fran­cia.

Des­champs no quie­re que Croa­cia se adue­ñe del sen­ti­mien­to pa­trio­ta. Ellos tam­bién jue­gan por un país, por una ban­de­ra, por un sen­ti­mien­to, de ahí el do­cu­men­tal que re­pa­sa los orí­ge­nes de ca­da uno de los in­ter­na­cio­na­les y que ha emo­cio­na­do al país.

Rap­hael Va­ra­ne y la is­la Mar­ti­ni­ca, con sus pla­yas pa­ra­di­sía­cas, ha­blan­do en crio­llo co­mo Ti­ti Henry, el jo­ven que en el 98 re­cor­da­ba a to­dos los que ha­bían lle­ga­do de las An­ti­llas fran­ce­sas.

Mbap­pé or­gu­llo­so de su pa­dre ca­me­ru­nés y su ma­dre ar­ge­li­na, dos de las reali­da­des más re­pe­ti­das en los su­bur­bios fran­ce­ses. Mez­cla afri­ca­na de Ma­li, Se­ne­gal y Mau­ri­ta­nia la de Dem­bé­lé, que vi­ve en Bar­ce­lo­na co­mo lo ha­ría en Áfri­ca. Pog­ba y su pa­dre gui­neano, Ra­mi ma­rro­quí, Um­ti­ti que na­ció en Ca­me­rún, que pu­do ju­gar con la se­lec­ción de su otro país pe­ro pre­fi­rió ser fran­cés. Una se­lec­ción que can­ta ‘la mar­sei­llai­se’ y que no necesita reivin­di­car­se co­mo fran­ce­sa por­que la lu­cha ya la ga­na­ron los del 98.

En aque­lla se­lec­ción ju­ga­ba Thu­ram, uno de los fut­bo­lis­tas que más ha he­cho por la igual­dad, sus de­cla­ra­cio­nes con­vir­tie­ron a la se­lec­ción ga­la en un ejem­plo a se­guir. Es­ta ge­ne­ra­ción es blan­ca,ne­gra, ára­be pe­ro es bá­si­ca­men­te fran­ce­sa, or­gu­llo­sa de su país, de su reali­dad mul­ti­ét­ni­ca, una se­lec­ción que bus­có ta­len­to en la di­ver­si­dad

FOTO: EFE

El on­ce que pre­sen­tó la se­lec­ción fran­ce­sa en la se­mi­fi­nal que ga­nó a Bél­gi­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.