NO HAY MA­NE­RA

El Eibar sa­le go­lea­do del Camp Nou mer­ced a un doblete de Luis Suá­rez y al gol 400 de Leo Mes­si en Li­ga El con­jun­to ar­me­ro com­ple­ta una gran pri­me­ra par­te, pe­ro se hun­de tras re­ci­bir el 2-0 en el 52’

Mundo Deportivo (Gipuzkoa) - - EIBAR - Ar­kaitz Del Amo

No hay for­ma de que el Eibar le me­ta mano al Bar­ce­lo­na. Da igual que el con­jun­to cu­lé no se jue­gue na­da o que el par­ti­do lle­gue en mi­tad de una eli­mi­na­to­ria co­pe­ra en la que el cua­dro cu­lé es­tá obli­ga­do a re­mon­tar. Por ‘h’ o por ‘b’ el equi­po ca­ta­lán se le atra­gan­ta al Eibar y, por mu­cho que lo in­ten­te, por mu­cho que sea fiel a su es­ti­lo, el fi­nal siem­pre es el mis­mo. Mes­si y Suá­rez si­guen sien­do la pe­sa­di­lla de Ipu­rua. Otros tres go­les en­tre los dos pa­ra sen­ten­ciar al equi­po gui­puz­coano.

Va­len­tía no se le pue­de ne­gar al Eibar. Con Men­di­li­bar en la gra­da san­cio­na­do y Az­kar­gor­ta en el ban­qui­llo, el cua­dro ar­me­ro sal­tó sin com­ple­jos, ob­vian­do los re­sul­ta­dos que arras­tra­ba an­te el Bar­ce­lo­na. Los téc­ni­cos ar­me­ros apos­ta­ron por Pe­dro Bi­gas en el cen­tro de la za­ga pa­ra sus­ti­tuir a Iván Ra­mis y po­bla­ron el cen­tro del cam­po con la en­tra­da de Es­ca­lan­te, que ocu­pó el si­tio del le­sio­na­do Char­les.

Po­co tar­dó el Eibar en des­cri­bir su es­ti­lo. Pre­sión as­fi­xian­te en la sa­li­da de ba­lón lo­cal pa­ra ro­bar en cam­po con­tra­rio. Al po­co de arran­car el cho­que, el con­jun­to ar­me­ro se mo­vía con cua­tro ju­ga­do­res en área con­tra­ria. To­dos sin ba­lón.

Por­que la car­ta de pre­sen­ta­ción del Eibar fue im­po­lu­ta. Nin­gún su­fri­mien­to en de­fen­sa y go­teo de lle­ga­das a la por­te­ría de Ter Stegen. In­ge­nuas, sin mor­dien­te, pe­ro dan­do la sen­sa­ción de es­tar bien po­si­cio­na­do. A los cin­co mi­nu­tos un cen­tro de Ru­bén Pe­ña des­de el flan­co de­re­cho lo re­ma­tó En­rich fue­ra. Una ju­ga­da que arran­có con un cam­bio de orien­ta­ción de Bi­gas de mu­chos qui­la­tes.

Los mi­nu­tos pa­sa­ban y no ha­bía se­ña­les de Mes­si, Suá­rez y com­pa­ñía. Bueno, pen­sa­rán mu­chos. Ma­lo, por lo ge­ne­ral, por­que cuan­do apa­re­cen es pa­ra ma­tar los par­ti­dos. Y a la pri­me­ra que le­van­ta­ron la voz fue pa­ra abrir el mar­ca­dor. Tras una com­bi­na­ción bri­llan­te con Cou­tin­ho, el uru­gua­yo se plan­tó só­lo an­te Ries­go y con un re­ma­te al al­can­ce de los ele­gi­dos cru­zó el ba­lón pa­ra en­viar­lo a la red de la por­te­ría de­fen­di­da por el de­ba­rra en el mi­nu­to 18. Un tiro a puer­ta y un gol.

El tan­to no ami­la­nó al Eibar, que si­guió fuer­te, só­li­do, aga­rrán­do­se al par­ti­do mien­tras el Bar­ce­lo­na es­pe­ra­ba el error gui­puz­coano pa­ra dar otro zar­pa­zo al en­cuen­tro. Pe­ro no lle­gó en el pri­mer ac­to y só­lo Ser­gi Ro­ber­to, con un ca­be­za­zo cru­za­do, rozó el 2-0.

Tam­po­co es que los ar­me­ros es­tu­vie­ran ase­dian­do a Ter Stegen. Ni mu­cho me­nos. El par­ti­do se mo­vía en el cen­tro del cam­po sin que hu­bie­ra mu­cho mo­vi­mien­to en las áreas.

Un error le­tal

El par­ti­do pen­día de un hi­lo, más por el re­sul­ta­do que por las sen­sa­cio­nes. Y ese hi­lo se rom­pió en un mal con­trol de Ar­bi­lla. El cen­tral na­va­rro erró don­de no de­be y un fa­llo se con­vir­tió en una con­tra ver­ti­gi­no­sa que fi­na­li­zó Mes­si pa­ra po­ner el 2-0 en el mi­nu­to 52. Ahí mu­rie­ron las op­cio­nes ar­me­ras de pun­tuar en el Camp Nou y rom­per la ne­fas­ta ra­cha an­te el Bar­ce­lo­na. Lo que su­ce­dió des­de en­ton­ces fue el re­la­to de otras oca­sio­nes. Asier Ries­go se tu­vo que mul­ti­pli­car pa­ra evi­tar que la go­lea­da fue­ra una reali­dad en po­cos mi­nu­tos. El de­ba­rra se lu­ció de for­ma con­se­cu­ti­va an­te Suá­rez, Cou­tin­ho y Mes­si. Pe­ro pa­ra en­ton­ces el Bar­ce­lo­na ya es­ta­ba desata­do y Suá­rez hi­zo el ter­ce­ro en el 58’ apro­ve­chan­do la em­pa­na­da ar­me­ra en un sa­que de ban­da. Ser­gi Ro­ber­to fue el más lis­to, sa­có rá­pi­do y de­jó al uru­gua­yo só­lo an­te Ries­go con la de­fen­sa ar­me­ra dor­mi­da.

La me­dia ho­ra fi­nal no sir­vió más que pa­ra ver la ova­ción del Camp Nou a Cu­cu­re­lla y pa­ra cer­ti­fi­car la enési­ma de­rro­ta del Eibar an­te el Bar­ce­lo­na

FO­TO: GETTY

Bi­gas, Ries­go, Ar­bi­lla y Suá­rez si­guen la di­rec­ción de un es­fé­ri­co que ter­mi­na­ría en la red pa­ra con­ver­tir­se en el 1-0

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.