EL MA­DRID, UN COLADERO

Zi­da­ne, ob­se­sio­na­do por la can­ti­dad de go­les en­ca­ja­dos, so­bre to­do en Cham­pions don­de le han mar­ca­do en ca­da en­cuen­tro

Mundo Deportivo - - FÚTBOL - Ma­nuel Bru­ña

Ni las ro­ta­cio­nes, ni ga­nar Li­ga y Cham­pions, ni el equi­po A y el B. Ni tan si­quie­ra las le­sio­nes co­mo las de Ba­le o Pe­pe. La gran ob­se­sión de Zi­da­ne es bus­car el re­me­dio a la fa­ci­li­dad con la que el Real Ma­drid re­ci­be go­les. El en­tre­na­dor fran­cés no ha lo­gra­do que el equi­po blan­co sea fia­ble a ni­vel de­fen­si­vo y eso le preo­cu­pa. Aho­ra que lle­ga la par­te cru­cial de la tem­po­ra­da, en la que el Real Ma­drid pue­de to­car la glo­ria o el fra­ca­so, Zi­da­ne sa­be que no en­ca­jar es cla­ve pa­ra que la tem­po­ra­da aca­be de ma­ne­ra triun­fal y es­tá vien­do que, co­mo di­jo An­ce­lot­ti an­tes de ju­gar con el Ba­yern en el Ber­na­béu, “el Ma­drid siem­pre mar­ca, pe­ro tam­bién ca­si siem­pre en­ca­ja go­les”.

An­te el Va­len­cia, el Real Ma­drid vol­vió a ver co­mo el ri­val vol­vía a mar­car y a pun­to es­tu­vo de lle­var­se un pun­to del Ber­na­béu. En el Clá­si­co, Zi­da­ne aca­bó en­fa­da­do por la úl­ti­ma ju­ga­da, la del gol de Mes­si que su­pu­so la vic­to­ria azul­gra­na. Por el tan­to, por la de­rro­ta, pe­ro tam­bién por la fra­gi­li­dad de­fen­si­va mos­tra­da por sus ju­ga­do­res en esa ju­ga­da y por el he­cho de no sa­ber ju­gar con in­te­li­gen­cia esos úl­ti­mos mi­nu­tos con el em­pa­te ya en el sa­co.

Aho­ra, en las se­mi­fi­na­les de la Cham­pions an­te el Atlé­ti­co de Ma­drid,

Zi­da­ne sa­be que un gol en con­tra en el Ber­na­béu pue­de ser cru­cial en la eli­mi­na­to­ria. En Li­ga, los de Simeone em­pa­ta­ron en los mi­nu­tos fi­na­les con un gol de Griez­mann tras una ju­ga­da que de­jó en evi­den­cia to­do el sis­te­ma de­fen­si­vo del equi­po blan­co. Zi­da­ne in­sis­te una y otra vez a sus ju­ga­do­res en es­tar más jun­tos en el cam­po, en la so­li­da­ri­dad de­fen­si­va, pe­ro pa­re­ce que sus hom­bres le han he­cho po­co ca­so o nin­guno.

65 go­les en 51 par­ti­dos

Es­ta tem­po­ra­da, lo nor­mal es ver al Real Ma­drid en­ca­jan­do go­les. El equi­po blan­co só­lo ha man­te­ni­do a ce­ro su por­te­ría en nue­ve de los 51 en­cuen­tros que ha ju­ga­do en Li­ga, Cham­pions, Co­pa del Rey, Mun­dial de clubs y Su­per­co­pa de Eu­ro­pa. En Li­ga, han si­do sie­te los par­ti­dos sin en­ca­jar, uno en la Co­pa del Rey y otro en el Mun­dial de Cubs. En Cham­pions, el Real Ma­drid ha en­ca­ja­do en los 10 en­cuen­tros que ha dispu­tado has­ta el mo­men­to. La úl­ti­ma vez que los de Zi­da­ne de­ja­ron su por­te­ría a ce­ro fue an­te el Ala­vés en Li­ga en el Ber­na­béu, fue el pa­sa­do día 2 de es­te mes de abril.

En to­tal, el Real Ma­drid ha re­ci­bi­do 65 go­les en los 51 en­cuen­tros ofi­cia­les que ha ju­ga­do, lo que de­mues­tra que los de Zi­da­ne no son na­da fia­bles a ni­vel de­fen­si­vo. El téc­ni­co sa­be que es com­pli­ca­do a es­tas al­tu­ras de la tem­po­ra­da va­riar esa ten­den­cia, pe­ro el fran­cés va a se­guir in­sis­tien­do a sus ju­ga­do­res pa­ra que ta­pen la vía de agua en de­fen­sa que pue­de pro­vo­car el nau­fra­gio blan­co es­ta tem­po­ra­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.