Los tres es­pa­ño­les su­fren en el ini­cio del Open USA

El vien­to y un cam­po muy exi­gen­te, obs­tácu­los pa­ra Ca­bre­ra, Gar­cía y Rahm

Mundo Deportivo - - POLIDEPORTIVO - Raúl An­dreu

Co­mo manda la tra­di­ción en el US Open, segundo Grand Slam del ca­len­da­rio, tras la iza­da de la ban­de­ra ame­ri­ca­na con el pri­mer ra­yo de sol del día dio co­mien­zo ayer en el Shin­ne­cock Hills de Long Is­land (NY) es­te ‘gran­de’ en el que los tres es­pa­ño­les en li­za: Jon Rahm, Ser­gio Gar­cía y Ra­fa Ca­bre­ra su­frie­ron de lo lin­do con el vien­to, la du­re­za del cam­po y los greens.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, +3 pa­ra el ca­na­rio, +5 pa­ra el cas­te­llo­nen­se y +6 pa­ra el­vas­co a fal­ta de un hoyo pa­ra ter­mi­nar. Ra­fa era el me­jor de los tres, a 4 de los lí­de­res en ca­sa­club con 69 gol­pes, los es­ta­dou­ni­den­ses Scott Piercy y Rus­sell Hen­ley, y el bri­tá­ni­co Ian Poul­ter, úni­cos de mo­men­to ba­jo par (Dus­tin John­son iba -1 en el hoyo 16) en un ini­cio de tor­neo con ra­chas de 40 kms/ho­ra y tal co­mo ex­pli­ca­ba Gar­cía en la vís­pe­ra “con un cam­po que te exi­ge mu­cho, con un rough que te pe­na­li­za mu­cho si fa­llas la ca­lle y unos greens que no son na­da fá­ci­les”.

Así, cal­va­rio tam­bién pa­ra em­pe­zar pa­ra tres de los favoritos, Jor­dan Spieth (78), Rory McIl­roy (80) y Phil Mic­kel­son (77). Buen 71 (+1) del bri­tá­ni­co Jus­tin Ro­se, cam­peón del Open USA en Me­rion, en 2013. Otros re­sul­ta­dos des­ta­ca­dos ya en ca­sa club, con 73 gol­pes: Paul Ca­sey, Zach John­son, Ric­kie Fow­ler y Pa­trick Reed; con 74: Louis Oost­hui­zen; con 75: Brooks Koep­ka (de­fen­sor del tí­tu­lo); con 77: Bub­ba Wat­son y con 79: Ja­son Day. Va­mos, ‘fo­rra­das’ con­si­de­ra­bles las de al­gu­nos de los can­di­da­tos al tí­tu­lo. Ti­ger Woods es­ta­ba +8 en el hoyo 16. El cor­te pro­vi­sio­nal se si­tua­ba en +5.

Los tres es­pa­ño­les sa­lie­ron jun­tos por la tar­de. Ser­gio, quien cum­ple aquí su 76º ‘gran­de’ con­se­cu­ti­vo, afron­ta es­te US Open con caddy y put­ter nue­vos y con ga­nas de re­co­brar la con­fian­za per­di­da las úl­ti­mas se­ma­nas. Lo que más ha tra­ba­ja­do Ser­gio en las úl­ti­mas se­ma­nas es la par­te men­tal. Pe­ro no pa­re­ce Shin­ne­cock Hills el es­ce­na­rio ideal pa­ra que uno re­co­bre la con­fian­za. Co­mo se vio ayer es uno de los test más du­ros que exis­ten y los errores se pa­gan ca­ros.

La ba­ta­lla por el nº1 mundial

Des­ta­car que cin­co ju­ga­do­res ame­na­zan el nº1 mundial re­cién re­con­quis­ta­do por Dus­tin John­son. Son Jus­tin Tho­mas, Jus­tin Ro­se, Jor­dan Spieth, Jon Rahm y Rory McIl­roy. Por lo vis­to en es­te ini­cio de tor­neo, cru­do lo ten­drán Tho­mas, Spieth, Rahm y McIl­roy. Jor­dan y Rory, jun­to a Rahm, no tie­nen que ha­cer mu­chas cuen­tas. Só­lo les va­le ganar el US Open y es­pe­rar a lo que ha­gan los que aho­ra mis­mo es­tán por de­lan­te. Más fá­cil lo tie­nen Tho­mas (?) y Ro­se, a los que val­drían otros re­sul­ta­dos, ade­más del triun­fo, aun­que tam­bién ten­drían que con­tar con lo que ha­gan los de­más im­pli­ca­dos. De los seis que op­tan al nº1 mundial, hay dos que nun­ca lo han si­do: Rahm y Ro­se

FO­TO: AP

Dus­tin John­son se man­te­nía en los pues­tos de ca­be­za en Shin­ne­cock Hills

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.