Mundo Deportivo

Martinelli, Mitoma y Kvaratskhe­lia gustan

-

→ El Barça ha adolecido de desequilib­rio en las bandas esta temporada y tiene muy claro que quiere fichar un extremo izquierdo para el próximo curso. La marcha de Ousmane Dembélé rumbo al Paris Saint-germain supuso una pérdida muy sentida para Xavi Hernández, que confiaba plenamente en su calidad para desbordar por la banda. El francés hizo uso de la cláusula de rescisión por 50,4 millones de euros la segunda semana de agosto dejando a Lamine Yamal como único extremo en la banda derecha. Dembélé, quizá el mejor ambidiestr­o del continente, podía jugar además en la izquierda. Por allí actuaba además Ansu Fati, que también abandonó el club en el último suspiro del mercado estival para ir cedido al Brighton. Llegó en su lugar Joao Félix, con quien se cuenta, pero con unas virtudes futbolísti­cas para jugar más de fuera hacia dentro y no tan pegado a la cal como hacía Ansu en sus mejores tiempos. Ferran Torres, criado como extremo derecho, también ha actuado en el flanco izquierdo pero con la misma tendencia a no abrir el campo para explotar su gol llegando en diagonal.

La idea que se maneja en las altas esferas del club es que el 4-3-3 sea la fórmula más habitual y para ello se precisa un extremo izquierdo lo más puro posible que aporte regate y situacione­s imprevista­s para el risiete

Nico Williams está descartado y otra opción es el regreso de Ansu si no hay dinero

val. Y también que aporte una notable cifra realizador­a para que los delanteros centros no deban cargar con esa responsabi­lidad teniendo en cuenta demás que los medios actuales no son muy goleadores.

En los despachos del Barça gustan algunos futbolista­s que cumplirían con lo que se anda buscando por si se vuelve a la regla 1-1 del ‘fair play salarial’. Dejando por imposible por su coste a Mohamed Salah (Liverpool), a quien se considera el mejor para jugar en cualquiera de las dos bandas, en el club azulgrana siguen muy de cerca al brasileño Gabriel Martinelli (Arsenal), de 22 años y contrato hasta 2027. Suma goles esta campaña y en la pasada metió 15. Otro a tener muy en cuenta es el georgiano Khvicha Kvaratskhe­lia (Nápoles), que será rival en la Champions. Aunque está ligado hasta 2027, a sus 23 años puede dar ya el salto a un ‘grande’ tras explotar la temporada anterior con 14 goles y 17 asistencia­s. Es uno de los peor pagados del equipo y su agente dijo que le motiva jugar en el Barça o en el Madrid. En España, Nico Williams renovó en diciembre hasta 2027 por el Athletic y en el Barça lo descartan.

Si no hay dinero, otra opción es el regreso de Ansu Fati una vez cumplido su préstamo en el Brighton, pero el hecho de que el club azulgrana esté buscando un extremo izquierdo da que pensar que no es la prioridad. En el mismo vestuario está el japonés Kaouru Mitoma, de 23 años y renovado hasta 2027. MD ya publicó en octubre que gustaba mucho en un Barça que tiene controlado­sa tres jóvenes extremos●

 ?? FOTO: GETTY ?? El japonés Kaouru Mitoma (Brighton), de 23 años y contrato hasta 2027
FOTO: GETTY El japonés Kaouru Mitoma (Brighton), de 23 años y contrato hasta 2027
 ?? FOTO: LA PRESSE ?? El georgiano Khvicha
Kvaratskhe­lia (Nápoles), de 23 años y ligado hasta 2027
FOTO: LA PRESSE El georgiano Khvicha Kvaratskhe­lia (Nápoles), de 23 años y ligado hasta 2027
 ?? FOTO: EFE ?? El brasileño Gabriel Martinelli (Arsenal) tiene 22 años y contrato hasta 2027
FOTO: EFE El brasileño Gabriel Martinelli (Arsenal) tiene 22 años y contrato hasta 2027

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain