Mundo Deportivo

PARA GLADIADORE­S

→ Mañana empieza la primera de las grandes vueltas ciclistas con un Giro atractivo y con Pogacar como favorito

- Celes Piedrabuen­a

→ Sin el campeón de la pasada edición, el esloveno Primoz Roglic, y con la estelar presencia del también esloveno Tadej Pogacar, comienza a rodar mañana a las afueras de Turín a 107ª edición del Giro de Italia. La primera de las tres grandes vueltas ciclistas en el calendario, la más impredecib­le, la más caótica y para muchos la más hermosa, por la belleza de sus paisajes, por el diseño de sus etapas, por la pasión con la que se vive cada una de las jornadas en Italia de la carrera, no en vano el ‘amore’ que se destina a esta prueba es infinito y el espectacul­ar trofeo bañado en oro que se entrega al ganador final es el Trofeo Senza Fine.

Este año más que nunca el vencedor final de la Corsa Rosa hará honor a la carrera, después de un recorrido total de 3.400 kilómetros (89 menos que el año anterior), con 7.000 metros menos de desnivel que en 2023, con dos etapas contrarrel­oj individual que suman 68,2 kilómetros (repartidos en las jornadas 7ª y 14ª para dos perfiles de corredor distinto. Si la segunda es llana, la primera presenta unos siete kilómetros finales con rampas por encima del 11%. Con seis llegadas en alto (Oropa, Prati di Tivo, Cusano Mutri, Livigno, Monte Pana y Passo Brocon) y subidas míticas como el Stelvio, la cima Coppi de este edición, o el Monte Grappa, y con la recuperaci­ón del tan aplaudido por los aficionado­s y temido por los ciclistas ‘sterrato’, los tramos de pista de tierra, que con 12 kilómetros en la sexta etapa, pondrán a prueba la estabilida­d de la carrera.

Una edición del Giro que empieza seria de verdad, sin medias tintas, con la disputa de la maglia azzurra (montaña) ya el primer día con tres puertos o la primera llegada en alto la segunda jornada. El recorrido también ha dibujado sus escenarios para los caza etapas y para los sprinters, teniendo cinco etapas de máxima dificultad, categoriza­das en la Corsa Rosa con cinco estrellas. Son la 8ª ( 3.850 metros de desnivel entre Spoleto y Prati di Tivo y las ascensione­s a Forca Capistrell­o (16,3 km de longitud, Croce Abbio y la última subida de Prati di Tivo (14 km. al 7%); la 15ª (la más larga del Giro, con 222 kilómetros, 5.400 metros de desnivel, y las subidas al Mortirolo (12,2 km al 10,8%) y el desenlace en Livigno (8,1 km al 6,6%, con rampas de hasta el 18%), a 2.385 metros de altitud); la 17ª (de sólo 159 kilómetros, con cinco puertos en los Dolomitas) y la 20ª, con una doble subida al Mote

No cometer errores 1 Una carrera de tres semanas como el Giro, impredecib­le, no perdona y hay que estar bien las 21 etapas

Calma y superiorid­ad

2 Tan favorito es Pogacar que hay quien asegura que podría liderar del primer al último día

Grappa (18,2 km. al 8,1%), antes de la fiesta final en Roma.

Un terreno de juego en el que Tadej Pogacar (25 años) parte como gran favorito. El doble ganador del Tour de Francia debuta en el Giro en un año en el que también aspira a la gloria en el Tour. No gana una carrera de tres semanas desde el 2021 y su peor enemigo puede ser esa superiorid­ad que ha demostrado en todas las carreras en las que ha competido hasta ahora esta temporada y en las que se ha exhibido. Sin los Roglic, Van Aert, Evenepoel, Vingegaard o Van der Poel, ‘Pogi’ centra todas las miradas, con permiso del galés Geraint Thomas, 2º el año pasado; el australian­o Ben O’connor; el italiano Damiano Caruso, 4º en 2023; el belga Cian Uijdebroek­s, el francés Romain Bardet, el británico Hugh Carhy o el neerlandés Thymen Arensman ●

 ?? FOTO: @GIRODITALI­A ?? El esloveno Tadej Pogacar ayer en el escenario de la presentaci­ón de los equipos que estarán en el Giro
FOTO: @GIRODITALI­A El esloveno Tadej Pogacar ayer en el escenario de la presentaci­ón de los equipos que estarán en el Giro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain