Mundo Deportivo

QUEDA EL PALAU

→ El Olympiacos pasó por encima del Barça para igualar la serie y enviarla al quinto partido → El equipo azulgrana empezó bien pero se descompuso en un nefasto segundo cuarto

- José Ignacio Huguet

→ Oportunida­d perdida, y de qué manera.

Durante unos cuantos minutos el Barça parecía lanzado hacia la Final Four de Berlín. Sin embargo, el gran inicio del equipo azulgrana se vio quebrado de forma abrupta en el segundo cuarto, en el que el Olympiacos encarriló una victoria (92-58) que le permite seguir vivo y que conduce a la serie a un quinto y definitivo partido el miércoles de la próxima semana en el Palau Blaugrana. El Barça intentará agarrarse a la fortaleza como local que ha exhibido durante la mayor parte de la temporada para buscar su cuarta Final Four consecutiv­a de la Euroliga, aunque habrá que ver si los de Grimau logran lidiar con la presión del todo o nada igual de bien que lo hicieron los de Bartzokas en este cuarto encuentro de la eliminator­ia.

El colapso del Barça fue brutal, con el equipo de Roger Grimau pasando de dominar por siete puntos (12-19) a perder por 19 (45-26) en algo menos de doce minutos. Todo lo bueno que el equipo azulgrana había mostrado en los cinco primeros minutos -criterio en ataque, circulació­n de balón, confianza en el plan de partido- se fue por el desagüe de forma incomprens­ible en un abrir y cerrar de ojos. Un par de tiros libres fallados por Nikola Kalinic, que volvió a errar tras llevarse el rebote ofensivo, más un triple de Isaiah Canaan después de una defensa en la que el Barça casi recupera el balón tuvieron un efecto nefasto en la seguridad de los azulgrana, cuya defensa fue un coladero a partir de ese instante. Y el ataque fue detrás (41% en tiros de dos, 22% en triples y 41% en tiros libres al final).

El Olympiacos, que hasta entonces solo había anotado a través de los mates de Fall (cinco para 12 puntos en el primer cuarto), se desmelenó ante la parálisis del Barça y el marcador dio un vuelco espectacul­ar ante la euforia de los 15.000 espectador­es que abarrotaba­n el Pabellón de la Paz y la Amistad. Si hasta entonces la principal pesadilla del Barça había sido el gigantón francés, en el segundo cuarto le tomaron el relevo un eléctrico Shaquielle Mckissic y un Filip Petrusev que aprovechab­a una y otra vez su mayor envergadur­a en su emparejami­ento con Jabari Parker. Un parcial de salida 15-0 en el segundo cuarto, estirado luego hasta 26-3, cambió por completo el escenario de un encuentro que solo unos minutos antes el Barça dominaba con cierta

Inferiorid­ad interior 1 Fall, primero, y Petrusev y Milutinov, después, impusieron su ley en la zona

La fe va por barrios

2 Si el martes el Barça nunca se rindió y tuvo premio, esta vez las ganas y el ímpetu los puso el Olympiacos

autoridad y buenas sensacione­s.

El 53-37 del descanso dejaba todo muy difícil para el Barça, aunque quedaba un atisbo de esperanza dadas las habituales transforma­ciones del equipo de Roger Grimau dentro de un mismo partido que tantas veces nos ha mostrado esta temporada. Sin embargo, sus jugadores ya no creían en la victoria y acabaron de tirar el encuentro en un arranque horroroso de la segunda mitad, en el que fallaron sus siete primeros ataques para verse con una máxima desventaja de 24 puntos en el minuto 24 (61-37).

El Barça respondió con un parcial de 8-0 pero fue su canto del cisne, ya que Kostas Papanikola­ou, que reaparecía tras haber sido baja en los tres primeros partidos, clavó tres triples seguidos para acabar de enviar a la lona a un Barça que llegó a ir perdiendo por 36 puntos (90-54) a pocas jugadas del final ●

 ?? FOTO: FC BARCELONA ?? Rcky Rubio intenta superar la defensa de Isaiah Canaan. El Barça fue de más a menos y firmó uno de sus peores partidos
FOTO: FC BARCELONA Rcky Rubio intenta superar la defensa de Isaiah Canaan. El Barça fue de más a menos y firmó uno de sus peores partidos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain