Mundo Deportivo

Así chuta las faltas el Barça después de Messi

-

eo Messi marcó 50 goles de falta directa con la camiseta azulgrana. Tras él, el Barça ha intentado 67 disparos de golpe franco, en partido oficial, y solo ha anotado dos goles en, prácticame­nte, tres temporadas. Los dos tantos han llegado en el curso actual, en dos partidos en Montjuïc, cuando el marcador ya parecía sentenciad­o. Rompió la sequía Ferran, para meterle el tercero al Betis, y Lewandowsk­i logró un precioso tanto ante el Valencia, para meterle el cuarto en tiempo añadido, cuando el Barça ya había asegurado los tres puntos. Es decir, de falta directa, el Barça no ha logrado un solo punto desde que Messi se tuvo que ir llorando a París. Raphinha es, de largo, el presunto especialis­ta que más veces lo ha intentado, en un elenco donde hasta 13 jugadores diferentes han probado suerte. Que tantos futbolista­s

Lhayan intentado marcar, demuestra que entre las carencias del equipo también está la del francotira­dor que, donde mete el ojo, mete el balón. Raphinha (0 de 22) sí marcó en un partido amistoso. En cambio, Lewandowsk­i (1 gol de 10 intentos) y Ferran (1 de 8) están en números equiparabl­es a lo que podía lograr o incluso Messi en una temporada. En esos tiempos, también es verdad, el Barça lograba provocar muchas más faltas cerca de la frontal del área rival.

En la última temporada con Messi, la 20-21, el Barça chutó 57 faltas. En la penúltima, 55. Sin él, en tres temporadas consecutiv­as, solo se han provocado 18, 21 y 28 faltas respectiva­mente. La mitad, pues, de intentos. Es síntoma de como ataca ahora el Barça. Y es otro reto para mejorar en la temporada 24-25, la de la reválida culé ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain