De aque­llos pol­vos...

Muy Historia - - EDITORIAL - Pal­ma La­gu­ni­lla Di­rec­to­ra (pla­gu­ni­[email protected]­net­me­dia.es) @_ pla­gu­ni­lla

La Primera Gue­rra Mun­dial se ce­rró en fal­so. Al me­nos, para tres de sus par­ti­ci­pan­tes. La Con­fe­ren­cia de Pa­rís y el Tra­ta­do de Ver­sa­lles (am­bos en 1919) hu­mi­lla­ron a los ven­ci­dos y a al­gu­nos de los ven­ce­do­res, con­vir­tién­do­se en el cal­do de cul­ti­vo de los fas­cis­mos eu­ro­peos y pro­vo­can­do te­rri­bles con­se­cuen­cias para la hu­ma­ni­dad. La du­re­za de las re­pre­sa­lias con­tra Ale­ma­nia, el me­nos­pre­cio con que tra­ta­ron a Ita­lia y el ra­cis­mo an­ti­ja­po­nés se unie­ron para ali­men­tar la gé­ne­sis del Eje, coa­li­ción res­pon­sa­ble de ani­qui­lar a bue­na par­te de la po­bla­ción mun­dial en­tre los años 39 y 45 del si­glo pa­sa­do.

El na­zis­mo ger­mano, el fas­cis­mo ita­liano y el mi­li­ta­ris­mo ja­po­nés se unie­ron en una alian­za le­tal en­tre es­tos tres paí­ses, ofi­cia­li­za­da en sep­tiem­bre de 1940 y fun­da­men­ta­da en la coin­ci­den­cia ideo­ló­gi­ca de unos go­bier­nos au­to­ri­ta­rios e im­pe­ria­lis­tas, ade­más de en un re­sen­ti­mien­to na­cio­nal com­par­ti­do ha­cia los paí­ses más re­le­van­tes que fir­ma­ron el Tra­ta­do de Ver­sa­lles (Fran­cia, In­gla­te­rra y Es­ta­dos Uni­dos, fun­da­men­tal­men­te). Ja­pón, apar­ta­do con ex­cu­sas ra­cis­tas de la pro­pia me­sa de ne­go­cia­cio­nes, em­pren­dió una des­afo­ra­da ex­pan­sión en Asia. En Ita­lia –del ban­do de los ven­ce­do­res pe­ro nin­gu­nea­da en el re­par­to del bo­tín–, lle­gó al po­der Be­ni­to Mus­so­li­ni con su mo­vi­mien­to ul­tra­na­cio­na­lis­ta, que se con­vir­tió en un mo­de­lo para Hitler. Y Ale­ma­nia, la gran per­de­do­ra de aque­lla con­tien­da, su­frió san­cio­nes muy du­ras, co­mo el desar­me ab­so­lu­to o el pa­go de al­tí­si­mas in­dem­ni­za­cio­nes que hun­die­ron su eco­no­mía. Aquel año de 1940, el Reich, con ayu­da de sus so­cios del Eje, ocu­pó ca­si to­da Eu­ro­pa y par­tes de Áfri­ca y Asia. Un avan­ce que pa­re­cía im­pa­ra­ble y cul­mi­nó en la Ope­ra­ción Bar­ba­rro­ja con­tra la URSS; la cual, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, cons­ti­tu­yó el prin­ci­pio del fin de la Se­gun­da

Gue­rra Mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.