¿POR QUÉ ITA­LIA CAM­BIÓ DE BAN­DO?

Muy Historia - - CRONOLOGÍA -

En se­cre­to y en Lon­dres, Ita­lia fir­mó el 26 de abril de 1915 su re­nun­cia a for­mar par­te de la Tri­ple Alian­za y su apo­yo a la En­ten­te Cor­dia­le. Es­te so­na­do cam­bio de ban­do, que ten­dría una im­por­tan­te in­fluen­cia en el desa­rro­llo de la gue­rra, fue con­se­cuen­cia de la in­sa­tis­fac­ción del gobierno de Ro­ma por lo po­co que le ha­bía re­por­ta­do su pac­to con ale­ma­nes y aus­trohún­ga­ros. Ita­lia es­pe­ra­ba con él ob­te­ner co­lo­nias en el nor­te de Áfri­ca (su gran as­pi­ra­ción era Li­bia, si­tua­da al otro la­do de sus cos­tas me­ri­dio­na­les en el Me­di­te­rrá­neo), así co­mo el retorno de te­rri­to­rios de ma­yo­ría ita­lia­na que ha­bían que­da­do ba­jo do­mi­nio aus­trohún­ga­ro tras la gue­rra de uni­fi­ca­ción de Ita­lia: el Tren­tino y la pe­nín­su­la de Is­tria (con la ciu­dad de Tries­te co­mo gran as­pi­ra­ción). Ade­más, la opi­nión pú­bli­ca ita­lia­na era rea­cia a lu­char del la­do de los aus­tría­cos, sus ma­yo­res enemi­gos du­ran­te bue­na par­te del si­glo an­te­rior. Co­mo con­se­cuen­cia de to­do es­to, el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res ita­liano, Sid­ney Son­nino, se de­di­có a ne­go­ciar con am­bos ban­dos para in­ten­tar ob­te­ner el má­xi­mo ré­di­to de su par­ti­ci­pa­ción. Los alia­dos le ofre­cie­ron el retorno de los te­rri­to­rios ita­lia­nos y gran par­te de la cos­ta dál­ma­ta del Adriá­ti­co, y así la ba­lan­za se de­can­tó en su fa­vor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.