La pri­me­ra gue­rra de pue­blos

Muy Historia - - EDITORIAL - Pal­ma La­gu­ni­lla ( Wins­ton Chur­chill) Di­rec­to­ra (pla­gu­ni­[email protected]­net­me­dia.es) @_ pla­gu­ni­lla

No se han po­di­do es­ta­ble­cer ci­fras ofi­cia­les. La hor­qui­lla de muer­tos pro­vo­ca­dos por la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, en­tre ci­vi­les y mi­li­ta­res, va de los 8 a los 20 mi­llo­nes, lo que la con­vier­te en uno de los con­flic­tos más san­grien­tos de la his­to­ria. En 1914, to­das las par­tes en li­ti­gio te­nían la con­vic­ción de que la Gran Gue­rra se sol­ven­ta­ría en un pla­zo bre­ve de tiem­po y con los mis­mos va­lo­res y re­glas vi­gen­tes en los con­flic­tos ar­ma­dos de prin­ci­pios del si­glo XIX (dis­ci­pli­na, no­ble­za, ho­nor, car­gas fron­ta­les de in­fan­te­ría y ca­ba­lle­ría...). Na­die se per­ca­tó de que una se­rie de drás­ti­cas no­ve­da­des ha­bían trans­for­ma­do ra­di­cal­men­te el es­ce­na­rio:

Fue el pri­mer con­flic­to de “al­ta tec­no­lo­gía”: nue­vos in­ven­tos co­mo el fu­sil de re­tro­car­ga, la pól­vo­ra sin hu­mo, la ba­la en pun­ta, las ar­mas de re­pe­ti­ción, las ame­tra­lla­do­ras –en la Ba­ta­lla del Som­me, dis­pa­ra­ron en una se­ma­na más de un mi­llón y me­dio de pro­yec­ti­les–, la avia­ción, los ca­rros de com­ba­te, los ga­ses le­ta­les...

Su­pu­so el fin de la era de la ca­ba­lle­ría: mi­llo­nes de ca­ba­llos per­die­ron su fun­ción y mu­rie­ron du­ran­te la Gran Gue­rra ha­bién­do­se trans­for­ma­do en bes­tias de car­ga.

Se tra­tó de la pri­me­ra gue­rra de trin­che­ras a gran es­ca­la: la úni­ca tác­ti­ca con­sis­tía en la acu­mu­la­ción de hom­bres en las zan­jas y el lan­za­mien­to de car­gas sui­ci­das sin or­den ni con­cier­to. Se bo­rró la fron­te­ra en­tre la po­bla­ción mi­li­tar y la ci­vil, desa­rro­llán­do­se tan­to en el fren­te co­mo en las ciu­da­des: has­ta en­ton­ces, los ci­vi­les caí­dos en las con­tien­das eran po­cos, pe­ro en es­ta su­ma­ron un ter­cio de los muer­tos. Y, ade­más, su cie­rre en fal­so pro­pi­ció que 21 años des­pués se desata­ra otra he­ca­tom­be mun­dial. So­lo un apun­te po­si­ti­vo: las mu­je­res sa­lie­ron por pri­me­ra vez del ám­bi­to do­més­ti­co y em­pe­za­ron un ca­mino que ya no ten­dría vuel­ta atrás.

Acua­re­la que re­pre­sen­ta la ciu­dad fran­ce­sa de Ver­dún, de­vas­ta­da tras la gue­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.