EL GRAN NEGOCIO DE LA GUE­RRA

Muy Historia - - CURIOSIDADES -

Al­gu­nos ne­go­cios pros­pe­ra­ron es­pe­cial­men­te gra­cias a la gue­rra. Mien­tras los muer­tos se api­la­ban, cier­tos em­pre­sa­rios ha­cían di­ne­ro. Fue el ca­so de la com­pa­ñía lí­der en el cam­po de la co­mu­ni­ca­ción, Mar­co­ni, pio­ne­ra en trans­mi­sio­nes tras­atlán­ti­cas. Apro­ve­chó la oca­sión pa­ra ofre­cer ope­ra­do­res de su­mi­nis­tros inalám­bri­cos al go­bierno bri­tá­ni­co, pa­ra ayu­dar­le a usar los equi­pos de ra­dio de Mar­co­ni. Que­ría con­tra­tos, pe­ro tam­bién que­dar bien con el go­bierno pa­ra con­se­guir más acuer­dos.

Pe­ro es­tos éxi­tos re­sul­ta­ron con­tro­ver­ti­dos. El ge­ne­ral Smed­ley Butler es­cri­bi­ría que la gue­rra ge­ne­ró de­ma­sia­dos beneficios co­mo pa­ra que no se vol­vie­ra a re­pe­tir, y des­ta­có la in­men­sa cantidad de di­ne­ro que ha­cían las com­pa­ñías ame­ri­ca­nas de ace­ro y de ar­mas. Men­cio­na­ba al fa­bri­can­te de mu­ni­cio­nes Du Pont, cu­yas ac­cio­nes se dis­pa­ra­ron un 374% en­tre 1915 y 1918. Tam­bién sa­ca­ron su­cu­len­tas

“ta­ja­das” las na­vie­ras, co­mo

Fre­de­rick Ley­land & Co.

El ga­na­dor del Pre­mio No­bel de Fí­si­ca en 1909 fue Gui­ller­mo Mar­co­ni (1874-1937), el in­ven­tor de la ra­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.