SE­GIS­MUN­DO CA­SA­DO, ¿UN PA­CI­FI­CA­DOR O UN GOLPISTA?

Muy Historia - - CRONOLOGÍA -

Las di­sen­sio­nes en el seno de los re­pu­bli­ca­nos cuan­do la gue­rra ya es­ta­ba prác­ti­ca­men­te per­di­da es­ta­lla­ron en mar­zo de 1939, tras la caí­da de Ca­ta­lu­ña. Una par­te de ellos que­ría in­ten­tar ne­go­ciar una ren­di­ción con con­di­cio­nes. La re­sis­ten­cia a ello del pre­si­den­te, Juan Ne­grín, con­du­jo a un gol­pe de Es­ta­do den­tro de sus pro­pias fi­las que fue en­ca­be­za­do por el co­ro­nel de ca­ba­lle­ría Se­gis­mun­do Ca­sa­do, que es­ta­ba al fren­te del Ejér­ci­to del Cen­tro des­de un año an­tes. Ca­sa­do era un fer­vien­te an­ti­co­mu­nis­ta que creía que la con­ti­nua­ción de la gue­rra so­lo be­ne­fi­cia­ba a la Unión So­vié­ti­ca. Con­ven­ci­do de que una pron­ta ne­go­cia­ción evi­ta­ría la to­ma de re­pre­sa­lias, lle­vó a ca­bo el gol­pe en la noche del 5 al 6 de mar­zo en Ma­drid, pa­ra lo que con­tó con el apo­yo de la fac­ción del Par­ti­do So­cia­lis­ta li­de­ra­da por Julián Bes­tei­ro, tam­bién muy con­tra­rio al co­mu­nis­mo. Hu­bo lu­chas in­ter­nas y, tras im­po­ner­se, crea­ron una nue­va ins­ti­tu­ción, el Con­se­jo Na­cio­nal de De­fen­sa, pre­si­di­do por Bes­tei­ro y Mia­ja y con Ca­sa­do al fren­te de la car­te­ra de De­fen­sa. El pe­rió­di­co El So­cia­lis­ta afir­mó que la de Ca­sa­do era “una vic­to­ria que im­pe­día que la Es­pa­ña re­pu­bli­ca­na se con­vir­tie­se en una co­lo­nia so­vié­ti­ca”. Ne­grín, en­tre­tan­to, hu­yó a Fran­cia. El de­seo de Ca­sa­do era ne­go­ciar un ar­mis­ti­cio, pa­ra lo cual ha­bía con­tac­ta­do con quin­ta­co­lum­nis­tas de los su­ble­va­dos in­tro­du­ci­dos en Ma­drid. Sin em­bar­go, pa­ra en­ton­ces Fran­co so­lo acep­ta­ba ya la ren­di­ción in­con­di­cio­nal, por lo que su in­ten­to re­sul­ta­ría es­té­ril. El his­to­ria­dor Paul Pres­ton ha ta­cha­do a Ca­sa­do de “arro­gan­te, cre­yén­do­se el sal­va­dor de Es­pa­ña”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.