5 CLA­VES PA­RA LI­DIAR CON LA IRA

Muy Interesante - - DISCOVERY ACTUALIDAD -

1. ACEP­TA LA REALI­DAD

No tie­ne por qué gus­tar­te eso que te es­tá ha­cien­do en­fu­re­cer­te, pe­ro no sir­ve de na­da lu­char con­tra la reali­dad y ne­gar­te a ti mis­mo que es un he­cho que es­tá ahí. Cuan­to an­tes con­si­gas acep­tar lo que su­ce­de, an­tes po­drás em­pe­zar a tra­zar un plan de res­pues­ta ade­cua­do fren­te a la si­tua­ción que te mo­les­ta.

2. CÁLMATE

Es fá­cil caer en una es­pi­ral de fu­ria des­bo­ca­da que te ha­ga co­me­ter erro­res o de­cir co­sas de las que te arre­pien­tas lue­go. Tó­ma­te un tiem­po pa­ra re­la­jar­te y dis­traer tu men­te an­tes de reac­cio­nar; haz al­go que te ha­ga sen­tir bien: da­te un ba­ño ca­lien­te, pien­sa en co­sas po­si­ti­vas o, sim­ple­men­te, res­pi­ra hon­do va­rias ve­ces.

3. TO­MA PERS­PEC­TI­VA

Tra­ta de com­pren­der de ma­ne­ra co­rrec­ta la raíz del pro­ble­ma y, en su ca­so, qué es lo que lo per­pe­túa. Ima­gí­na­te que le es­tu­vie­ra su­ce­dien­do a otro: ¿qué le acon­se­ja­rías? Si te mo­les­ta la ac­ti­tud de al­guien, in­ten­ta po­ner­te en su lu­gar y com­pren­der por qué ac­túa así, sus mo­ti­va­cio­nes.

4. PIEN­SA EN LOS RIES­GOS DE LA IRA

Cuan­do por fin es­tés con­tem­plan­do el pro­ble­ma con ma­yor pers­pec­ti­va, se­rás ca­paz de re­fle­xio­nar acer­ca de los pro­ble­mas que po­dría cau­sar –a los de­más y a ti mis­mo– gri­tar­le a al­guien, lan­zar ame­na­zas o rom­per al­go si te de­jas do­mi­nar por la có­le­ra.

5. HAZ­TE VA­LER

Usa el po­der de tu ira pa­ra fi­jar lí­mi­tes a quie­nes in­ten­ten ha­cer­te da­ño, pe­ro tra­ta tam­bién de ca­na­li­zar esa ener­gía ha­cia ta­reas pro­duc­ti­vas, co­mo es­ta­ble­cer la­zos es­ta­bles con otras per­so­nas o lo­grar los ob­je­ti­vos que deseas al­can­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.