Ofen­si­va Bru­sí­lov 4 de ju­nio - 20 de sep­tiem­bre de 1916

Muy Interesante - - HISTORIA -

Es­ta ope­ra­ción bé­li­ca que de­be su nom­bre al ge­ne­ral ru­so Alek­séi Bru­sí­lov se desa­rro­lló en el te­rri­to­rio de la ac­tual Ucra­nia, en el en­torno de las ciu­da­des de Lviv, Ko­vel y Lutsk, y fue la ma­yor ofen­si­va alia­da de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial: cua­tro ejér­ci­tos con cua­ren­ta di­vi­sio­nes de in­fan­te­ría y quin­ce de ca­ba­lle­ría del Im­pe­rio ru­so se en­fren­ta­rían a trein­ta y nue­ve di­vi­sio­nes de in­fan­te­ría y diez de ca­ba­lle­ría del Im­pe­rio aus­trohún­ga­ro. Bru­sí­lov pre­pa­ró un asal­to sor­pre­sa a lo lar­go de 480 ki­ló­me­tros de fren­te y en­tre­nó a sus tro­pas con ré­pli­cas a ta­ma­ño real de las trin­che­ras que iban a ata­car. La ar­ti­lle­ría re­ci­bió in­for­mes de­ta­lla­dos con fo­to­gra­fías to­ma­das por avio­nes de re­co­no­ci­mien­to aé­reo.

Al des­pun­tar el 4 de ju­nio em­pe­zó un bom­bar­deo tan pre­ci­so que sor­pren­dió a los aus­tria­cos. El pri­mer día las tro­pas de cho­que ru­sas rom­pie­ron las lí­neas enemi­gas. Mu­chas uni­da­des for­ma­das por hom­bres de mi­no­rías es­la­vas del Im­pe­rio aus­trohún­ga­ro, que no te­nían en gran apre­cio a los Habs­bur­go, de­ser­ta­ron en ma­sa. El 8 de ju­nio los ru­sos en­tra­ron en Lutsk y es­tu­vie­ron a pun­to de apre­sar al ar­chi­du­que Jo­sé Fer­nan­do. El ejér­ci­to aus­tria­co se re­ti­ra­ba. El gol­pe al pres­ti­gio del em­pe­ra­dor vie­nés fue irre­ver­si­ble, y Ale­ma­nia se vio obli­ga­da a des­viar fuer­zas del fren­te oc­ci­den­tal, muy ne­ce­sa­rias en Ver­dún.

La ofen­si­va Bru­sí­lov mar­ca­ría un an­tes y un des­pués en las tác­ti­cas de gue­rra. El ge­ne­ral ru­so usó pe­que­ñas uni­da­des es­pe­cia­li­za­das pa­ra ata­car pun­tos dé­bi­les y abrir agu­je­ros en las lí­neas aus­trohún­ga­ras pa­ra que el res­to del ejér­ci­to pu­die­ra avan­zar. Aca­ba­ba de in­ven­tar las que se aca­ba­rían lla­man­do tro­pas de asal­to. Fue una in­no­va­ción res­pec­to a las clá­si­cas olea­das que do­mi­na­ban la es­tra­te­gia mi­li­tar de en­ton­ces. Iró­ni­ca­men­te, los co­man­dan­tes ru­sos no fue­ron cons­cien­tes del po­ten­cial de las nue­vas tác­ti­cas que Bru­sí­lov ha­bía di­se­ña­do.

Uni­dad de in­fan­te­ría ru­sa du­ran­te la ofen­si­va Bru­sí­lov. Fue una de las ope­ra­cio­nes más mor­tí­fe­ras de la Gran Gue­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.