Otro con­cep­to de la al­ta re­so­lu­ción

Muy Interesante - - CIENCIA -

¿Y si pu­dié­ra­mos ob­te­ner una ima­gen tri­di­men­sio­nal del cuer­po hu­mano en su to­ta­li­dad, de la ca­be­za a los pies, con un ni­vel de de­ta­lle nun­ca vis­to? Es uno de los usos que Fran­ces­co Set­te, di­rec­tor del ace­le­ra­dor de par­tí­cu­las ESRF, pro­po­ne pa­ra la Fuen­te Ex­tre­ma­da­men­te Bri­llan­te (EBS), el fu­tu­ro sin­cro­trón eu­ro­peo.

“Se tra­ta de una tec­no­lo­gía sin pre­ce­den­tes”, ex­pli­ca Set­te a MUY. Se es­pe­ra que es­te su­per­mi­cros­co­pio per­mi­ta ob­ser­var la es­truc­tu­ra de la ma­te­ria con una re­so­lu­ción de una mi­cra –una mi­lé­si­ma par­te de mi­lí­me­tro–, lo cual se tra­du­ce en apli­ca­cio­nes en di­ver­sos cam­pos cien­tí­fi­cos: quí­mi­ca, fí­si­ca de ma­te­ria­les, arqueología y pa­tri­mo­nio cul­tu­ral, bio­lo­gía es­truc­tu­ral, apli­ca­cio­nes mé­di­cas, cien­cias am­bien­ta­les, na­no­tec­no­lo­gía, et­cé­te­ra.

“El EBS ayu­da­rá a me­jo­rar sus­tan­cial­men­te la re­cons­truc­ción de mues­tras, e in­clu­so per­mi­ti­rá ca­rac­te­ri­zar es­truc­tu­ras muy com­ple­jas, co­mo los com­po­nen­tes de los avio­nes”, ase­gu­ra Set­te. El di­rec­tor del ESRF se­ña­la que la Fuen­te Ex­tre­ma­da­men­te Bri­llan­te, el pri­mer sin­cro­trón de cuar­ta ge­ne­ra­ción, po­drá in­clu­so em­plear­se pa­ra crear dis­po­si­ti­vos o com­po­nen­tes mi­nia­tu­ri­za­dos de ul­tra­pre­ci­sión a es­ca­la na­no­mé­tri­ca. El po­ten­tí­si­mo haz de ra­yos X per­mi­ti­rá ver lo que se es­tá ha­cien­do en tiem­po real. “Es­te es el fu­tu­ro, con apli­ca­cio­nes im­po­si­bles has­ta aho­ra”, afir­ma Set­te.

DI­REC­TO AL CO­RA­ZÓN. Es­te doctor en Fí­si­ca po­ne otro ejemplo de su po­ten­cial, es­ta vez en el cam­po mé­di­co. “Se po­dría ob­ser­var la ima­gen mi­cros­có­pi­ca de un sar­có­me­ro [uni­dad me­cá­ni­ca bá­si­ca que ha­ce que un múscu­lo fun­cio­ne], lo cual tie­ne es­pe­cial uti­li­dad en el ca­so del co­ra­zón. Po­dría­mos ver có­mo se com­por­tan esas mo­lé­cu­las an­te un pro­ble­ma es­pe­cí­fi­co y apro­ve­char la in­for­ma­ción ob­te­ni­da en el desa­rro­llo de nue­vos pro­to­co­los te­ra­péu­ti­cos pa­ra en­fer­me­da­des car­dia­cas”, ex­pli­ca.

En el ám­bi­to de la ra­dio­lo­gía hos­pi­ta­la­ria, es­pe­ran desa­rro­llar nue­vos dis­po­si­ti­vos que re­duz­can el im­pac­to de la ra­dia­ción en los pa­cien­tes. No en vano, la sa­lud ocu­pa ya un 20 % de la ac­ti­vi­dad del ESRF. Otro cam­po re­le­van­te es el de la ener­gía, don­de es­pe­ran apor­tar su gra­ni­to de are­na al desa­rro­llo de fuen­tes de elec­tri­ci­dad lim­pias y de sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to. “Al ob­te­ner imá­ge­nes de al­ta re­so­lu­ción de la cé­lu­la ener­gé­ti­ca en con­di­cio­nes di­ná­mi­cas, es po­si­ble op­ti­mi­zar pro­ce­di­mien­tos”, co­men­ta Set­te.

Con el EBS, los cien­tí­fi­cos es­pe­ran con­tri­buir a ge­ne­rar un cam­bio po­si­ti­vo. “Que­re­mos dar res­pues­ta a los gran­des y nue­vos desafíos tec­no­ló­gi­cos, eco­nó­mi­cos, so­cia­les y am­bien­ta­les a los que se en­fren­ta nues­tro mun­do”, con­clu­ye el di­rec­tor del ESRF.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.