El re­gre­so del bisonte

Muy Interesante - - SUMARIO - Luis Ote­ro

El bisonte eu­ro­peo se ex­tin­guió en li­ber­tad ha­ce un si­glo, pe­ro fue re­cu­pe­ra­do a par­tir de al­gu­nos ejem­pla­res que vi­vían en zoos. Hoy, el pro­yec­to de res­ti­tu­ción de es­te bó­vi­do, el ma­mí­fe­ro te­rres­tre más gran­de del con­ti­nen­te, es­tá tras­la­dan­do par­te de los cin­co mil bi­son­tes exis­ten­tes, la ma­yo­ría en Po­lo­nia, Ucra­nia y Ru­sia, a otros paí­ses, co­mo Es­pa­ña, pa­ra su con­ser­va­ción sos­te­ni­ble en se­mi­li­ber­tad.

Ha­ce unos mi­les de años, las praderas de to­da Eu­ro­pa es­ta­ban po­bla­das de bi­son­tes. Las pin­tu­ras de Al­ta­mi­ra y otras cue­vas ru­pes­tres dan fe de ello. Eran tiem­pos de abun­dan­cia pa­ra el Bi­son bo­na­sus, co­mo se co­no­ce cien­tí­fi­ca­men­te la es­pe­cie del bisonte eu­ro­peo, al­go más pe­que­ño que su pa­rien­te ame­ri­cano, aun­que no me­nos im­po­nen­te. Pe­ro el cre­ci­mien­to hu­mano, uni­do a la ta­la de bos­ques y la ocu­pa­ción de es­pa­cios pa­ra cul­ti­vos, fue re­du­cien­do su há­bi­tat. Jun­to con su ca­za ma­si­va, hi­zo que al fi­nal de la Edad Me­dia el bisonte des­apa­re­cie­ra en ca­si to­do el con­ti­nen­te. Ape­nas so­bre­vi­vió en Po­lo­nia, Ucra­nia, Ru­ma­nía y Ru­sia, pe­ro el ham­bre en tiem­pos de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial lo con­vir­tió en un pre­cia­do ali­men­to, por lo que ha­cia 1920 es­te ani­mal se ex­tin­guió en li­ber­tad.

Sin em­bar­go, aun­que no que­da­ban bi­son­tes eu­ro­peos en es­ta­do sal­va­je, ha­bía ejem­pla­res en al­gu­nos zoos, lo que im­pul­só a los con­ser­va­cio­nis­tas a lu­char pa­ra res­ca­tar la es­pe­cie de la extinción. En 1952, la Com­pa­ñía In­ter­na­cio­nal de De­fen­sa del Bisonte in­tro­du­jo do­ce es­pe­cí­me­nes en el bos­que de Biało­wieża, en Po­lo­nia, y así em­pe­zó un exi­to­so pro­gra­ma de con­ser­va­ción y cría. En 1966, la ONU in­clu­yó al Bi­son bo­na­sus en su lis­ta de ani­ma­les pro­te­gi­dos, y hoy se es­ti­ma que hay en­tre cin­co mil y seis mil ejem­pla­res. La con­tra­par­ti­da es que las po­bla­cio­nes de es­te bó­vi­do no des­ta­can por su di­ver­si­dad ge­né­ti­ca, de­bi­do a la con­san­gui­ni­dad.

EN­TON­CES SE FUN­DÓ EL PRO­YEC­TO DE RES­TI­TU­CIÓN

DEL BISONTE EU­RO­PEO, que pre­ten­de crear nue­vos co­rre­do­res de cría en otras zo­nas del con­ti­nen­te pa­ra su con­ser­va­ción sos­te­ni­ble en se­mi­li­ber­tad y así me­jo­rar el ran­go de la es­pe­cie. Es­pa­ña se ad­hi­rió al pro­gra­ma en 2009, y ac­tual­men­te hay al­re­de­dor de un cen­te­nar de bi­son­tes en la pe­nín­su­la ibé­ri­ca, re­par­ti­dos en va­rias re­ser­vas de Cá­ce­res, Se­go­via, Pa­len­cia, As­tu­rias, León o Burgos. La ini­cia­ti­va no es­tá exen­ta de po­lé­mi­ca, pues el Bi­son bo­na­sus no pue­de ser cria­do y tra­ta­do co­mo ga­na­do va­cuno al uso, de­bi­do a su am­plio li­na­je sal­va­je. Al­gu­nos sos­tie­nen que los ani­ma­les re­in­tro­du­ci­dos aho­ra no per­te­ne­cen a la mis­ma es­pe­cie que ha­bi­tó en Es­pa­ña ha­ce diez mil años, sin em­bar­go, es un ani­mal que pue­de cum­plir la mis­ma fun­ción eco­ló­gi­ca que su an­te­pa­sa­do ibé­ri­co, se­gún otros ex­per­tos. Se adap­ta bien a eco­sis­te­mas muy va­ria­dos, su for­ma de ali­men­tar­se a ba­se de lig­ni­na o fi­bra de ma­de­ra le ha­ce ge­ne­rar zo­nas abier­tas pa­ra pas­tos y ade­más pue­de re­sul­tar un atrac­ti­vo aña­di­do en par­ques y re­ser­vas de eco­tu­ris­mo.

La ma­yo­ría de los ejem­pla­res lle­ga­dos a Es­pa­ña pro­ce­den del Par­que Na­cio­nal de Biało­wie­za, en el es­te de Po­lo­nia.

Los en­car­ga­dos de El Cam­pi­lli­to pre­pa­ran a un ani­mal con el fin de va­cu­nar­lo y co­lo­car­le un lo­ca­li­za­dor con GPS pa­ra po­der lle­var a ca­bo su se­gui­mien­to.

Bár­ba­ra Rodríguez, co­pro­pie­ta­ria de El Cam­pi­lli­to, ha apos­ta­do por criar bi­son­tes en la fin­ca jun­to al res­to de las re­ses que tie­nen en la ex­plo­ta­ción ga­na­de­ra.

El ve­te­ri­na­rio Fernando Morán, res­pon­sa­ble del Pro­yec­to de Res­ti­tu­ción del Bisonte Eu­ro­peo, dis­pa­ra un som­ní­fe­ro a uno de los ejem­pla­res lle­ga­dos a la re­ser­va ca­ce­re­ña de El Cam­pi­lli­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.