De pa­la­bras

Muy Interesante - - SUMARIO -

La con­quis­ta del Po­lo Sur fue una de las más for­mi­da­bles ha­za­ñas del si­glo XX: el ex­plo­ra­dor no­rue­go Roald Amund­sen (1872-1928) y otros cua­tro hom­bres re­co­rrie­ron du­ran­te me­ses el cas­que­te polar, a pie, con pe­rros y tri­neos, has­ta al­can­zar el des­tino de su mi­sión el 14 de di­ciem­bre de 1911.

En­tre otras in­no­va­cio­nes téc­ni­cas, aque­llos aven­tu­re­ros lle­va­ban un re­ci­pien­te ce­rra­do her­mé­ti­ca­men­te que con­se­guía man­te­ner los lí­qui­dos ca­lien­tes du­ran­te ho­ras gra­cias a las fa­cul­ta­des ais­lan­tes del vi­drio cuan­do se apli­ca el va­cío. Amund­sen y sus com­pa­ñe­ros es­tu­vie­ron en­tre los pri­me­ros en uti­li­zar ese ti­po de bo­te­llas pro­te­gi­das por cor­cho y fo­rra­das de me­tal, co­mer­cia­li­za­das por sus in­ven­to­res –unos so­pla­do­res de vi­drio ale­ma­nes– con la mar­ca Ther­mos. Lue­go se hi­cie­ron tan po­pu­la­res que la gen­te rá­pi­da­men­te em­pe­zó a lla­mar­los ter­mos.

Exis­ten mu­chos más ca­sos de de­no­mi­na­cio­nes de pro­duc­tos re­gis­tra­das le­gal­men­te por sus fa­bri­can­tes que aca­ba­ron con­ver­ti­das en sus­tan­ti­vos de uso co­mún. Se lla­ma me­to­ni­mia a la fa­cul­tad de crear un tér­mino a par­tir del sig­ni­fi­ca­do de otro, y hay de­ce­nas de ellas: clí­nex, rí­mel, nai­lon, fotomatón y plas­ti­li­na ori­gi­na­ria­men­te fue­ron Klee­nex, Rim­mel, Nay­lon, Pho­to­ma­ton y Plas­ti­li­na.

En nues­tro país, tam­bién ocu­rrió con las bam­bas, un ti­po de za­pa­ti­lla de­por­ti­va que se ven­día con la mar­ca Wam­ba, co­mo el rey go­do. Tam­bién du­ran­te años ha si­do co­rrien­te lla­mar pan bim­bo al pan de mol­de, o pa­pel

al­bal al pa­pel de alu­mi­nio. Lo mis­mo ocu­rrió con el tá

per, una pa­la­bra que vie­ne de Tup­per­wa­re; o el pa­pel

ce­lo, que tie­ne que ver con su pri­me­ra de­no­mi­na­ción co­mer­cial, Se­llo­ta­pe, a su vez pro­ce­den­te de ce­lo­fán, fu­sión de celulosa y diá­fa

no. En An­da­lu­cía y Ca­na­rias, a es­ta cin­ta ad­he­si­va trans- pa­ren­te se la lla­ma de otra ma­ne­ra, pa­pel fi­so, por­que en las tien­das se ven­día co­mo Fi­xo.

Uno de los ca­sos más lla­ma­ti­vos es el de Ping-Pong, una mar­ca re­gis­tra­da por la fir­ma John Ja­ques Ltd., y que se ins­pi­ró en el rui­do que ha­cían las pe­lo­tas de ce­lu­loi­de al gol­pear con las ra­que­tas y la me­sa. Quién iba a pen­sar que da­ría nom­bre a un de­por­te que en Es­pa­ña se cas­te­lla­ni­zó co­mo

pim­pón, pro­fe­sio­nal­men­te lla­ma­do tenis de me­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.