¿POR QUÉ RE­SUL­TA TAN DI­FÍ­CIL FO­TO­GRA­FIAR BIEN UN CUA­DRO?

Muy Interesante - - CURIOSITY -

La pri­me­ra di­fi­cul­tad se en­cuen­tra en las pro­pias cá­ma­ras, a pe­sar de la enor­me ca­li­dad que es­tán al­can­zan­do. Ca­da fa­bri­can­te em­plea sen­so­res que, apar­te de ser dis­tin­tos, se ca­li­bran de ma­ne­ra di­ver­sa; unos acen­túan los ver­des, otros re­fuer­zan los ro­jos... Las di­fe­ren­cias re­sul­tan mi­nús­cu­las, pe­ro bas­tan pa­ra mo­di­fi­car los co­lo­res y com­pli­car la reproducción fiel de las to­na­li­da­des de un lien­zo, ri­quí­si­mas en ma­ti­ces. Ade­más, el es­pe­sor he­te­ro­gé­neo de las pin­ce­la­das –so­bre to­do en el ca­so de los óleos– ab­sor­be y re­fle­ja la luz am­bien­tal de una ma­ne­ra que un so­por­te li­so co­mo la fo­to­gra­fía no pue­de re­pro­du­cir con exac­ti­tud.

Con­tra lo que pue­da pen­sar­se, la ilu­mi­na­ción no es la ma­yor di­fi­cul­tad a la ho­ra de re­tra­tar un cua­dro, por­que los mu­seos cuen­tan con ex­per­tos que sa­ben qué luz se ne­ce­si­ta en una sa­la de ex­po­si­ción pa­ra que la obra se apre­cie en to­do su es­plen­dor y ma­ti­ces. Lo ideal se­ría que el cua­dro es­tu­vie­ra co­lo­ca­do en un lu­gar con un fon­do neu­tro (gris, ne­gro o blan­co). Y un con­se­jo: la len­te de la cá­ma­ra ha de es­tar siem­pre a la al­tu­ra del cen­tro del lien­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.