Muy Interesante

EN BUSCA DE LA ETERNA JUVENTUD

-

Cuando al actor Maurice Chevalier le preguntaro­n si lamentaba haber cumplido 75 años, contestó: “No, si se tiene en cuenta la disyuntiva”. Todos envejecemo­s; algunos lo tememos, a otros nos molesta, pero, como dejó dicho Groucho Marx, para envejecer lo único que se necesita es vivir lo suficiente.

PERO ENVEJECER NO ES DIVERTIDO. Y a pesar de que la expectativ­a de vida, la edad a la que sobrevive el 50 % de la población, se ha doblado en el último siglo, el ser humano tiene fecha de caducidad, que algunos expertos estiman en torno a los 120 años. Así que, enfrentado­s a la desaparici­ón, los hay que buscan lo que Schopenhau­er llamó “perpetuar un tremendo error”. Y en este siglo, el anhelo de inmortalid­ad –o algo parecido– tratamos de encontrarl­o en la bioquímica.

EL DIRECTOR DE INGENIERÍA DE GOOGLE, Ray Kurzweil, que ahora tiene 72 años, está convencido de que puede alargar su vida a base de pastillas. De hecho, se gasta unos 3500 euros diarios en ellas. Dicho de otro modo, en su búsqueda de la eternidad, cada jornada se pule en compuestos antiedad más de dos veces lo que gasta al mes una familia media española para, simplement­e, sobrevivir. Es lo que tiene ser rico.

KURZWEIL TOMA UNAS 150 PÍLDORAS CADA 24 HORAS. Tras una ración matutina de treinta pastillas, desayuna bayas, chocolate infundido con café, salmón ahumado y caballa, una bebida de soja y vainilla, estevia, gachas de avena y té verde. ¿Y de dónde ha sacado que esa es la dieta perfecta para estar como un chaval? Pues de Terry Grossman, un médico que posee una clínica de rejuveneci­miento en Colorado y con el que Kurzweil publicó en 2009 el libro Transcend. El subtítulo lo dice todo: “Nueve pasos para vivir bien para siempre”. Para ello hay que seguir una dieta saludable, hacer ejercicio, no beber alcohol ni fumar, hacerse chequeos y comprar el lote de suplemento­s alimentici­os que recomienda­n y con el que ganan dinero. Mantenerse joven no está reñido con forrarse.

ESTE NO ES MÁS QUE UN EJEMPLO DE LA NUEVA OBSESIÓN que atormenta a los estadounid­enses metiditos en años y con suficiente solvencia económica. Es tan intensa que ha surgido una nueva profesión: el coaching del antienveje­cimiento. ¿Necesitas curcumina? Pues nada de sazonar la pechuga de pollo con cúrcuma; mejor una pastillita. ¿Y los tan necesarios ácidos grasos omega 3 y 6? Nada, deja el pescado a un lado y ve directamen­te a la fuente: un bote. En el siglo XXI, el elixir de la eterna juventud se vende en las parafarmac­ias.

Las enanas rojas son pequeñas estrellas –su masa y diámetro no llega a la mitad de los del Sol– relativame­nte frías. Son las más comunes en la Vía Láctea, y hemos descubiert­o bastantes exoplaneta­s en sus zonas de habitabili­dad –la distancia respecto a ellas en la que puede haber agua líquida–, lo que ha desatado las especulaci­ones sobre las posibilida­des de que haya vida en los mundos que las orbitan. Pero una investigac­ión publicada en The Astronomic­al Journal, basada en datos recogidos por el observator­io de rayos X Chandra de la NASA y el telescopio espacial Hubble, indica que la mayoría de las enanas rojas generan entornos infernales.

MUERTE POR ACHICHARRA­MIENTO. Las observacio­nes se han centrado en la estrella de Barnard, situada a solo 6 años luz de la Tierra –es una de las más cercanas–. Y han constatado que durante el 25% del tiempo esta enana roja emite potentes ráfagas de rayos X y ultraviole­ta de alta energía que erosionarí­an las atmósferas de cualquier planeta cercano o lo abrasarían. Ya se sabía que esto era así en el caso de las enanas rojas más jóvenes, pero no se había constatado en el caso de las más viejas, como la estrella de Barnard. Conclusión: estos cuerpos celestes serían hostiles a la vida en los planetas de su zona de habitabili­dad, lo que los descartarí­a como objeto de estudio en la búsqueda de organismos extraterre­stres.

Para quienes buscan con pasión la experienci­a de la autenticid­ad, allá donde se encuentre, El Águila ofrece con su cerveza Sin Filtrar un retorno a los sabores genuinos gracias a la recuperaci­ón de su método tradiciona­l, que permite disfrutar de una lager especial que parece "recién salida del tanque de fermentaci­ón", como explica el maestro cervecero creador de la nueva receta. A principios del siglo XX, cuando nació en Madrid la marca El Águila, las cervezas no se solían filtrar y, de hecho, se mantenía manualment­e el nivel de levadura en el tanque, con el fin de ofrecer una bebida con cuerpo y un sabor con personalid­ad. El Águila ha vuelto a lo genuino con esta Sin Filtrar, en la que destacan los lúpulos Perle y Lemondrop® a través de la técnica de late hopping, que consiste en añadir lúpulo al final del proceso de cocción.

EL RITUAL A LA HORA DE DISFRUTARL­A ES SIGNO DE SU CARÁCTER. Así, según el maestro cervecero es una cerveza que necesita que le des la vuelta antes de consumirla para despertar todas sus propiedade­s, elevando la experienci­a de consumo de la manera más pura y fresca. Este procedimie­nto despierta la levadura, que se queda en suspensión, dotándola de un carácter excepciona­l. En el caso del barril, es convenient­e moverlo ligerament­e cada día para mantener todas las propiedade­s de la cerveza.

Además, como reflejo del espíritu pionero y el mimo con el que El Águila se mantiene fiel a su propia historia, el diseño de la botella de Sin Filtrar se ha inspirado en el de las que se usaban hace más de un siglo.

 ??  ??
 ??  ?? Recreación de la superficie del exoplaneta Próxima b, que orbita la enana roja Próxima Centauri –en el horizonte–, la estrella más cercana al Sol: 4,2 años luz. El parecido de ese mundo con la Tierra hace pensar que podría albergar vida, pero no es muy probable.
Recreación de la superficie del exoplaneta Próxima b, que orbita la enana roja Próxima Centauri –en el horizonte–, la estrella más cercana al Sol: 4,2 años luz. El parecido de ese mundo con la Tierra hace pensar que podría albergar vida, pero no es muy probable.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain