Muy Interesante

VERBOS QUE LÍAN

-

Es divertido ver cómo los niños que están aprendiend­o a hablar se enredan con algunos tiempos verbales. Dicen, por ejemplo, “yo cabo”, del verbo caber, en vez de “yo quepo”, y se sorprenden de que no sea correcto. Porque hay infinidad de verbos que, al conjugarse, alteran de tal manera el modelo que les correspond­e por la terminació­n de su infinitivo que plantean dudas no ya a quienes están aprendiend­o a hablar en nuestro idioma, sino a los propios adultos.

Por ejemplo, de abolir, la primera persona del singular del presente de indicativo es abolo. También nos tropezamos con argüir –yo arguyo–, yacer –yazgo– o erguir –irgo o yergo–. Y en esta lista de verbos traicioner­os descuella asir, cuya primera persona del singular del presente de indicativo es ¡asgo!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain