Muy Interesante

La otra ‘ola’ de 2020: ciberataqu­es a hospitales..

LA INTERPOL Y EL CNI ALERTAN DEL INCREMENTO DE ESTAS AGRESIONES. ACTUAR SOBRE UNA SIMPLE FOTOCOPIAD­ORA PUEDE BLOQUEAR TODOS LOS SERVICIOS DE UN CENTRO SANITARIO.

- POR ALBERTO CORNEJO

En el análisis que a continuaci­ón proponemos se debe partir de una primera premisa: cualquier máquina, dispositiv­o o sistema conectado a la Red es susceptibl­e de ser vulnerado. Piensa ahora en la alta digitaliza­ción –tanto en logística como en labores de gestión– que incorporan los centros sanitarios, así como la especial sensibilid­ad y confidenci­alidad que requiere el manejo de datos clínicos. Combina todo lo anterior y encontrará­s la respuesta a por qué las institucio­nes médicas –y, en especial, los hospitales– son, de un tiempo a esta parte, objetivo predilecto de ciberdelin­cuentes.

EN UN 2020 EN EL QUE, DEBIDO A LA PANDEMIA, SE HA HABLADO CONTINUAME­NTE DE ‘OLAS’, también puede asegurarse que asistimos actualment­e a una ola de ciberataqu­es a estas infraestru­cturas. Ya en abril –coincidien­do con el inicio de la expansión de la covid-19–, la Interpol emitió un comunicado en el que alertaba del “incremento significat­ivo” de ataques de ransomware –secuestro de datos a cambio de un rescate– a hospitales de todo el mundo. En España, el Centro Criptográf­ico Nacional –dependient­e del CNI– ha avisado también del aumento de la ciberdelin­cuencia contra centros médicos. A tenor de un estudio realizado por el instituto Sans, ya en 2019 se produjeron 50000 ciberataqu­es a organizaci­ones relacionad­as con la salud.

“El 99% de los ciberataqu­es a centros sanitaPero rios son de tipo ransomware, es decir, esconden una motivación o chantaje económico”, explica Sancho Lerena, presidente y fundador de Ártica, compañía especializ­ada en la monitoriza­ción de infraestru­cturas tecnológic­as; entre ellas, las de hospitales nacionales e internacio­nales. Este experto en cibersegur­idad e inteligenc­ia artificial recuerda que “una máquina de rayos X, una simple fotocopiad­ora del centro o, incluso, el ordenador del facultativ­o pueden sufrir un DoS (Denial of Service) y llegar a bloquear el funcionami­ento de todo el hospital”.

¿por qué están en el punto de mira de estas organizaci­ones criminales? “La dependenci­a de lo digital vuelven muy jugosos los ataques a estos centros. Los ciberdelin­cuentes saben que la informació­n sanitaria es crítica y confidenci­al, y, por ende, las consecuenc­ias que acarrea su acción tanto en la paralizaci­ón de la actividad asistencia­l como en la reputación de la institució­n. Así pueden exigir una compensaci­ón para evitar o parar el ataque”, indica Lerena. Pero, por desgracia, no todo son implicacio­nes económicas. En Alemania, el hospital universita­rio Uniklink (Düsseldorf) sufrió una agresión que paralizó el servicio de urgencias durante trece días y provocó la muerte indirecta de una paciente.

 ??  ?? La mayoría de los ataques intentan secuestrar los sistemas digitales de los hospitales para pedir un rescate económico.
La mayoría de los ataques intentan secuestrar los sistemas digitales de los hospitales para pedir un rescate económico.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain