Có­mo de­tec­tar un des­gas­te irre­gu­lar de los neu­má­ti­cos

Neumáticos y Mécanica Rápida - - Actualidad -

Adi­ne ha que­ri­do in­for­mar a los con­duc­to­res so­bre có­mo pue­den de­tec­tar un po­si­ble des­gas­te irre­gu­lar de sus neu­má­ti­cos y có­mo dar­les so­lu­ción, ya que cir­cu­lar con unos neu­má­ti­cos des­gas­ta­dos o en mal es­ta­do pue­de po­ner en ries­go no so­lo la se­gu­ri­dad al vo­lan­te, sino tam­bién pro­vo­car un au­men­to del con­su­mo de com­bus­ti­ble e in­clu­so aca­rrear pro­ble­mas me­cá­ni­cos en el vehícu­lo. En ge­ne­ral, un des­gas­te irre­gu­lar de los neu­má­ti­cos pue­de de­ber­se a que la pre­sión de los mis­mos no sea la ade­cua­da o la re­co­men­da­da por el fa­bri­can­te, o bien a un de­fec­to de mon­ta­je, lo que con­lle­va una se­rie de pro­ble­mas en la con­duc­ción. Pa­ra de­tec­tar­lo, bas­ta con rea­li­zar una ins­pec­ción vi­sual de los neu­má­ti­cos gi­ran­do las rue­das de­lan­te­ras, de­jan­do la ban­da de ro­da­du­ra vi­si­ble y com­pro­bar si la pro­fun­di­dad es igual en­tre los ex­tre­mos y la zo­na cen­tral. Así, los ti­pos de des­gas­te más fre­cuen­tes que se pue­den en­con­trar en los neu­má­ti­cos son los si­guien­tes: • Des­gas­te en los bor­des ex­te­rio­res: pue­de de­ber­se a que el neumático es­tá cir­cu­lan­do con una pre­sión in­fe­rior a la re­co­men­da­da o bien con so­bre­car­ga, por lo que el neumático se aplas­ta con­tra el pa­vi­men­to, ro­zan­do más los la­te­ra­les, y por eso se des­gas­tan. La so­lu­ción es in­flar un po­co más los neu­má­ti­cos y re­vi­sar la pre­sión con más fre­cuen­cia. • Des­gas­te en la par­te cen­tral del neumático: es­to sue­le in­di­car que se cir­cu­la con una pre­sión su­pe­rior a la re­co­men­da­da, por lo que la su­per­fi­cie de con­tac­to del neumático con el as­fal­to se­rá más pro­nun­cia­da en la zo­na cen­tral de la ban­da de ro­da­du­ra, lo que pro­vo­ca un au­men­to de la dis­tan­cia de fre­na­do en mo­ja­do, una re­duc­ción por des­gas­te anor­mal, ade­más de po­der pro­vo­car aqua­plan­ning. Una bue­na so­lu­ción es ajus­tar la pre­sión de los neu­má­ti­cos, es de­cir, a la acon­se­ja­da. • Des­gas­te en uno de los bor­des: en es­te ca­so si se ob­ser­va que hay un ma­yor des­gas­te en la par­te in­ter­na o ex­ter­na de la ban­da de ro­da­du­ra, pue­de ser con­se­cuen­cia de un mal ali­nea­do de los neu­má­ti­cos. La me­jor so­lu­ción es acu­dir a un ta­ller es­pe­cia­li­za­do pa­ra ali­near la di­rec­ción nue­va­men­te. • Des­gas­te irre­gu­lar de los neu­má­ti­cos: ge­ne­ral­men­te se pro­du­ce cuan­do los neu­má­ti­cos es­tán mal equi­li­bra­dos o los amor­ti­gua­do­res es­tán en mal es­ta­do, por lo que pue­de apa­re­cer des­gas­tes no uni­for­mes, que ha­gan que el vehícu­lo vi­bre al su­pe­rar cier­tas ve­lo­ci­da­des. La so­lu­ción pa­sa por equi­li­brar el neumático, acu­dien­do a un ta­ller es­pe­cia­li­za­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.