Al­qui­ler op­ción a com­pra

Nou Horta - - Publireportatge -

¿Se po­dría plan­tear un al­qui­ler con op­ción a com­pra? Es­ta es una de las pre­gun­tas más fre­cuen­tes que al agen­te in­mo­bi­lia­rio le plan­tean los com­pra­do­res in­tere­sa­dos en una pro­pie­dad en ven­ta. Co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, es un con­tra­to de al­qui­ler en pri­mer lu­gar y es­ta­ble­ce una ren­ta. En el con­tra­to se in­clu­ye una cláu­su­la que de­fi­ne las con­di­cio­nes de la op­ción a com­pra, pla­zo e im­por­tes a abo­nar pa­ra eje­cu­tar la ven­ta del in­mue­ble. Por lo ge­ne­ral sue­len es­ta­ble­cer­se unos im­por­tes o an­ti­ci­pos a cuen­ta del pre­cio to­tal pac­ta­do.

A los com­pra­do­res les per­mi­te vi­vir y ex­pe­ri­men­tar si es esa vi­vien­da la que les gus­ta y con la que se que­da­rían. A la vez les fa­ci­li­ta un mar­gen de tiem­po pa­ra aho­rrar, o es­pe­rar a al­gu­na cir­cuns­tan­cia eco­nó­mi­ca que les fa­vo- rez­ca y po­der re­du­cir la cuan­tía de la hi­po­te­ca a so­li­ci­tar. Sin em­bar­go, al pro­pie­ta­rio que ha de­ci­di­do to­mar la de­ci­sión de ven­der, en un mer­ca­do en el que el al­qui­ler muy po­si­ble­men­te le sa­lie­ra más ren­ta­ble, la op­ción a com­pra le su­po­ne una ven­ta apla­za­da sin nin­gún be­ne­fi­cio apa­ren­te. A no ser que se eje­cu­te a cor­to pla­zo, no sue­le en­ca­jar en sus pla­nes, ni con­ve­nir­le des­de el pun­to de vis­ta fis­cal. Co­men­tar que en el al­qui­ler de una vi­vien­da el arren­da­ta­rio es­tá su­je­to al pa­go del Im­pues­to de Tras­mi­sio­nes Pa­tri­mo­nia­les, ITP, una cir­cuns­tan­cia des­co­no­ci­da pa­ra mu­chos y de la que el pro­pie­ta­rio es res­pon­sa­ble so­li­da­rio.

Por otra par­te, el con­tra­to de op­ción de com­pra tie­ne su pro­pia tri­bu­ta­ción en ITP. El in­qui­lino es el obli­ga­do al pa­go del im­pues­to, sien­do la ba­se imponible el pre­cio pa­ga­do por la op­ción, es de­cir, las can­ti­da­des en­tre­ga­das a cuen­ta con un mí­ni­mo del 5% del pre­cio de ven­ta co­mo ba­se imponible.

Aho­ra bien, las ma­yo­res con­se­cuen­cias en tri­bu­ta­ción pue­de afec­tar al pro­pie­ta­rio, pues las can­ti­da­des per­ci­bi­das en con­cep­to de pri­ma por la op­ción se in­te­gran en la ba­se imponible ge­ne­ral del IRPF y pue­de su­po­ner, se­gún sus cir­cuns­tan­cias, tri­bu­tar al ti­po má­xi­mo vi­gen­te. Si con la ven­ta no hu­bie­ra una ga­nan­cia pa­tri­mo­nial, la ope­ra­ción es­ta­ría exen­ta de im­pues­to de IRPF. Es­ta­ble­cer pla­zos de op­ción a com­pra den­tro del año fis­cal de fir­ma del con­tra­to pue­de ser una so­lu­ción pa­ra el pro­pie­ta­rio pe­ro, por lo ge­ne­ral, su­po­ne un pla­zo de­ma­sia­do cor­to res­pec­to a lo desea­do por los com­pra­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.